Tapa Problemática del Orden

 

Home






3. DISTINTOS TIPOS DE SISTEMA

© Luis, DALLANEGRA PEDRAZA

En el análisis de los distintos tipos de sistemas internacionales, dentro del período del Estado-Nación, y hacia el futuro, según la evolución dinámica de las Relaciones Internacionales, sigo el criterio de Morton Kaplan (12).

Los sistemas básicos expuestos por este autor son seis, a los que se les podría agregar cuatro más. La tesis central de Kaplan es que sólo puede desarrollarse una política científica, si sus elementos son tratados como "sistemas de acción", definiendolos, como un "conjunto de variables relacionadas de tal modo frente a su medio que las regularidades de comportamiento descriptibles caracterizan las relaciones internas de las variables entre sí y las relaciones del conjunto de variables individuales con combinaciones de variables externas al sistema" (13).

Cuando Kaplan habla de "variables" está haciendo referencia a las "unidades" que se relacionan.

Al tratarse de sistemas dinámicos, la característica no sólo es que sus variables componentes están constantemente interactuando, sino también, que el sistema sufre como consecuencia de esta constante interacción, modificaciones, observándose distintos "estados" del sistema. Los estados del sistema, son la descripción de las distintas variables intervinientes, en un momento determinado, indicando cuál es la situación del sistema en ese momento.

El primer sistema descripto por Kaplan, es el de "equilibrio de poder". A mi criterio, denominar de esta forma a un sistema, es un error, ya que se lo está definiendo por su estado, que es el de equilibrio entre los actores. El sistema multipolar, en el siglo XIX o el bipolar en los últimos 50 años, mantuvieron algún tipo de equilibrio. En el primer caso, a trabvés del "balance de poderes", en el segundo, a través de la carrera armamentista, generando lo que Raymond Aron denominó el "equilibrio del terror".

Creo correcto denominar al primer sistema, "multipolar", o constituido por varios polos, o subsistemas dominantes, que comparten su dominio con otros subsistemas

La característica del sistema multipolar, es que los actores proceden de manera tal, de aumentar sus recursos, pero negocian antes que enfrentarse, procurando a través de sistemas de alianzas y "contra-alianzas" mantener un equilibrio, antes que dejar que alguno de los actores polares obtenga la primacía. Las alianzas son ad-hoc, al mero efecto de procurar un sistema de equilibrio, contrariamente al sistema de alianzas que surgen con posterioridad a la segunda guerra mundial, en materia de seguridad, que son de carácter permanente, tales como OTAN, o su contrapartida, el Pacto de Varsovia, etcétera.

La seguridad, dentro del sistema multipolar, es individual, y no colectiva, como se observa a través del sistema de alianzas permanentes característico del período bipolar.

El segundo sistema descripto por Kaplan, es el "bipolar rígido". Este sistema surge con la finalización de la segunda guerra mundial, y la característica de "rigidez" se debe al alto grado de "disciplinariedad" impuesta por los actores polares, a los miembros de sus ámbitos hegemónicos, a fin de que no se produzcan actitudes contestatarias, que pongan en peligro el equilibrio del sistema. Este sistema es característico del período denominado de la "guerra fría", ya que la lucha entablada por los dos actores polares, para alcanzar la primacía, los obligaba a "proteger" al máximo sus respectivos ámbitos, a fin de evitar "avances" dentro de sus bloques. Dentro de este sistema, las alianzas son de carácter permanente, estableciéndose una línea o cordón de seguridad por medio de Tratados de Seguridad, tales como los enunciados anteriormente, conformando lo que Puig denomina, una "línea de borde" interhegemónica, o límite de seguridad hasta donde puede ejercer su total influencia cada uno de los actores polares (14). Es una "frontera" formada por un "cordón" de seguridad establecido por los Tratados de Seguridad Colectiva: OTAN, CENTO, SEATO, ANZUS, en América TIAR, y la contrapartida el Pacto de Varsovia; que dividió al mundo en dos bloques: el occidental y el oriental.

Esto muestra el grado de efectividad y confiabilidad, que las grandes potencias tenían por las Naciones Unidas, foro mundial encargado del mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales, desde el punto de vista en que se establecen "Bloques de Seguridad" para la protección de los intereses de las distintas áreas hegemónicas, en vez de "confiar" en la ONU y los organismos regionales vinculados.

No es caprichoso el hecho de que los principales conflictos localizados con repercusión internacional, se han dado sobre esa "línea de borde". La crisis de Corea, la guerra de Vietnam, el conflicto árabe-israeli, la crisis de las dos Alemanias. Todos estos conflictos, siguen a lo largo de su longitud, esta línea de borde imaginaria, conformada por los Tratados de Seguridad.

Durante este mismo período, y siguiendo los conceptos de Puig, se puede hablar también de "líneas de borde" intrahegemónicas. Estas competen al "ámbito interno" de cada bloque, y son un indicador del grado de relación entre las cabezas de bloques y los miembros -hegemonizados- de cada uno de ellos. Esta línea de borde, se mide, por el lado de la potencia rectora, en función del grado de permisibidad dada a los Estados miembros de su ámbito hegemónico; y por el lado de estos últimos, la capacidad de adoptar actitudes contestatarias, o de tender hacia una mayor autonomía en el manejo de sus políticas externas.

Estructura del Sistema Bipolar

Si se analiza el periodo de la "guerra fría" -ver gráfico- se observa, que los "parámetros" permisibidad-actitud contestataria eran muy estrechos, y ante cualquier tendencia autonomizante, la respuesta de la potencia hegemónica fue la de disciplinar. Casos Guatemala en 1954, o República Dominicana en 1965, como ejemplos en el ámbito occidental, son ejemplos de esta actitud disciplinaria implementada a los efectos de evitar un posible rompimiento del equilibrio en el bloque. Por el lado del bloque oriental, son conocidos los casos de Hungría y Checoslovaquia, en los que las fuerzas del Pacto de Varsovia, actuaron como elemento disciplinario.

En el bipolarismo rígido, las alineaciones son de carácter automático. Prácticamente no existen actores que no formen parte de un bloque u otro.

El tercero y último sistema entre los que se han conocido en la realidad, es el "bipolar flexible".

Este sistema debe ser observado desde dos puntos de vista. Uno de ellos, es el que comprende la relación Polo-Polo. En ese sentido, la lucha por la primacía, que caracterizó el periodo de la guerra fría, se transforma en una "distensión", procurando la coexistencia. Esto se explica a partir de una serie de Tratados y Acuerdos entre ambas Grandes Potencias. En primer lugar, el establecimiento de una linea directa entre los ejecutivos de ambas superpotencias (el teléfono rojo), en 1957, a la vez que se reanudan las relaciones consulares, económicas y culturales; implica el comienzo de un entendimiento, respecto de los problemas mundiales. Al menos, en lo que hace a determinadas consultas sobre situaciones criticas, a través de esta línea.

En 1959, firman el Tratado Antártico; en 1963, firman el Tratado de Moscú, prohibiéndose las experiencias nucleares en la atmósfera; en 1967, el Tratado sobre el Espacio Ultraterrestre, mediante el que acuerdan que su exploración y utilización, incluso la de la Luna y otros cuerpos celestes, deberán hacerse en provecho y en interés de todos los países, sea cual fuere su grado de desarrollo económico y cientifico, y pertenecen a toda la Hurnanidad. En 1969 inician en Helsinki, las negociaciones sobre limitación de armamentos estratégicos, que concluiría en 1972 con la firma del SALT 1.

La inclusión del término "coexistencia pacífica" fue dada por la II Conferencia Mundial de Partidos Comunistas y Obreros, celebrada en 1960 en Moscú, con la participación de 81 partidos. En esta Conferencia se aprobó una declaración en la que se confirmaba que la "base de la política exterior de los países socialistas, la constituye el principio leninista de coexistencia pacífica..." (15). Ya en el XX° Congreso del Partido Comunista de la Unión Soviética, se había hablado del término "coexistencia pacífica’’, queriendo significarse, que la inevitabilidad de la guerra total entre "socialistas" y "capitalistas" carecia de sentido en un mundo con armas atómicas, por lo que el triunfo del marxismo no se logrará mediante la exportación de la "revolución", sino como resultado de las propias contradicciones internas del mundo capitalista. En 1963, Kennedy lanza su doctrina de la "retaliación limitada", en la que se entendia que la guerra total ya no tenía sentido, en virtud de que las dos superpotencias desaparecerían por causa de un holocausto nuclear. En este sentido, Kennedy expresó: "No nos ceguemos por nuestras diferencias, pero dirijamos también nuestra atención a nuestros intereses comunes... y si no podemos terminar ahora nuestras diferencias, por lo menos podemos ayudar a hacer un mundo seguro para la diversidad" (16).

El otro punto de vista -poco o nunca frecuentado por la mayoría de los analistas- que se debe tener en cuenta, es el que comprende la relación Potencia Hegemónica-Actores Miembros del ámbito hegemónico.

En este sentido, se dio dentro de la órbita occidental, un mayor índice de "flexibilidad" en las relaciones. Los "parámetros" permisibidad-actitud contestataria fueron más amplios, como resultado de una gran serie de fenómenos. En el ámbito del bloque oriental, se continuó con el grado de jerarquización existente durante el período anterior.

Uno de los fenómenos que se dio "por abajo" en el contexto del sistema internacional, ya mencionado anteriormente, fue el proceso en gran escala de descolonización en Asia y Africa; ingresando los nuevos países en forma masiva a Naciones Unidas, a la vez que la mayoría de ellos conformaron el grupo denominado de los "No-Alineados". En este sentido, se dio un fenómeno contrario al existente durante el periodo del bipolarismo rígido, y es el de las "alineaciones no automáticas". Además, se conformó un gran espacio, especialmente en la región de Africa, vacío de poder, que sería llenado en la medida en que la No-Alineación fuera perdiendo funcionalidad.

En lo que hace a los actores intermedios, se dieron actitudes contestatarias. Tales, los casos de China comunista, que no obedeció al llamado de "coexistencia" de la URSS, continuando con el concepto de la "victoria del marxismo" mediante la revolución mundial. Aquí es donde se inició el total alejamiento de China respecto de la URSS, orientándose hacia la búsqueda del ascenso hacia una Tercera Potencia Mundial. Comenzó a desarrollar la bomba atómica. Junto con Francia, India, Japón y Pakistán, se transformó en Estado contestatario, al negarse a firmar el Tratado que prohibe las experiencias nucleares en la atmósfera de 1963.

Por su parte, Francia adoptó una actitud "heterodoxa" (17)respecto del Bloque, al encontrar que la URSS ya no estaba dispuesta a una guerra mundial para lograr sus objetivos de extensión del comunismo, a la vez que Estados Unidos, a través de la doctrina de la "retaliación limitada" no estaba dispuesto a un "holocausto nuclear" en defensa de sus aliados -como Francia-; por lo que De Gaulle consideró que su ubicación dentro de la OTAN carecía de sentido desde el punto de vista de la seguridad francesa y de sus intereses nacionales. También inició su desarrollo nuclear, detonando su primera bomba en el Atolón de Mururoa (Pacífico), en 1964, y realizando detonaciones sucesivas hasta 1974 en que fueron suspendidas hasta los '90 en que reinició las detonaciones. Su propósito era el de crear la propia "force de frappe" que le permitiera la autodefensa. En 1966, decidió salir de la OTAN (18).

La política adoptada por Francia, no significaba una No-Alineación, sino una actitud revisionista, tendiente al rompimiento del statu-quo del bipolarismo rígido.

Las potencias intermedias, no deseaabn ser "peones" de un bipolarismo conformado por la lucha por la primacía de dos potencias que se enfrentaban a través de un conflicto ideológico, y que es el que dio lugar a la necesidad de un alto índice de disciplinariedad intrabloque, procurando seguir políticas acorde con sus intereses nacionales.

En este sentido, no les convenía a potencias intermedias como China, Francia, Japón, etc., el bipolarismo, sino el multipolarismo, ya que les permite realizar alianzas temporarias, tal como las que se dieron en los siglos XVIII y XIX, a fin de lograr sus objetivos.

Aquí hay que apuntar, que las alianzas permanentes, características del período bipolar rígido, se comenzaron a transformar en temporarias durante el período del bipolarismo flexible, ya que el mundo tiendía hacia el multipolarismo. Digo, tendía hacia el multipolarismo, porque en temas exclusivos, como el nuclear, se continuaba dando un bipolarismo, mientras que en otros planos, como el económico comercial, se fue conformando un multipolarismo, especialmente por la emergencia de Japón y la CEE como "potencias" económicas.

América Latina, analizada en este período, es un caso particular, ya que en virtud de la actitud secesionista de Cuba del Bloque, y su comportamiento externo de "exportar la revolución", provocaron, que la región adoptara comportamientos de "guerra fría" en el período de la coexistencia.

A continuación, consideraré los otros tres sistemas básicos expuestos por Kaplan, cuyas características fueron menos claras desde el punto de vista de los hechos, como el caso del "sistema de veto unitario", o el "sistema jerárquico",o no se han dado aún en los hechos, como el "sistema universal ".

El cuarto sistema, dentro del terreno de lo posible ahora, es el "sistema universal ". Este se parecería a una confederación de Estados, con mecanismos que permitieran cumplir funciones judiciales, económicas, políticas y administrativas.

Para que se dé efectivamente este tipo de sistema, debería existir, o un ente supranacional, capaz de exigir el cumplimiento de las normas y de sancionar por incumplimiento; o la integración de un grupo grande de actores de equivalente capacidad, como para que se de una verdadera "coordinación", de manera tal que los actores mayores, no absorban a los actores menores, dentro de esa "confederación".

En caso contrario, el sistema desembocará en un "sistema jerárquico", que es el quinto tipo propuesto por Kaplan.

Habría que aclarar que, salvo el "universal", todos son "sistemas jerárquicos", en el sentido que hay una "jerarquía" de actores predominantes. No obstante entiendo que Kaplan quiere decir "unipolar",

Los actores componentes del sistema tendrían una autarquía, pero carecerían de autonomía; y estarían alineados, ya no territorialmente, sino funcionalmente, respecto del actor rector.

El sistema jerárquico, puede ser el resultado de la imposición de un polo sobre el otro en un sistema bipolar, o del surgimiento de un actor superpotencia dentro del sistema universal. En este caso, el sistema jerárquico, sería, según Kaplan, un sistema "impositivo". En el caso de que sea la prolongación de un sistema universal, porque tendió hacia el subsistema "polarizador", se tratará de un sistema "no impositivo".

Por último, Kaplan, habla del "sistema de veto unitario". Se parecería al "estado de naturaleza" descripto por Hobbes en el Leviatán, en el que los intereses de todos los actores miembros del sistema son contrapuestos, pero cada actor responde a la norma de "no hacerle a los demás lo que no nos gusta que nos hagan".

El hecho de que varios actores, dispongan de armas nucleares, aunque sea con capacidad "retaliativa" -respuesta, represalia- solamente, permitiéndoles a cada uno de ellos la posibilidad de un ataque, provoca que el resto de los actores miembros del sistema, adopte una actitud preventiva, de constante desconfianza; constituyendo la capacidad de destrucción, por cada uno de ellos, un "veto" para las iniciativas del resto. En este sistema, no habría alianzas, y la política de las grandes potencias, sería aislacionista. Pues, no existiría un actor universal, con capacidad de mediación, al estilo de las Naciones Unidas.

En otro trabajo publicado por Kaplan (19), habla de cuatro sistemas más, que podrían ser derivaciones del sistema bipolar flexible, y del sistema de veto unitario.

El primero seria el "sistema bipolar muy flexible", derivación, por supuesto, de la primera de las alternativas.

Se trataría de un sistema muy inestable, caracterizado por una política de oposición por parte de los actores intermedios, a la política de bloques de las grandes potencias. La búsqueda del control de armamentos, y un mayor acercamiento entre los miembros importantes de ambos bloques.

De este sistema derivado o "subsistema", surgirían otros. Uno sería el "sistema de tregua armada". Se caracteriza por los grandes cambios dentro de los bloques. Se completa el proceso de descolonización, y Estados Unidos deja de apoyar a los regímenes nacionalistas anticomunistas. La Organización Universal (ONU) adopta un papel importante, especialmente en temas como el "gobierno del espacio ultraterrestre", o en los temas relacionados con el Derecho del Mar así como interviene en el proceso de control de armamentos.

Este subsistema se manifestó en los '70, de manera parcial, ya que la política seguida por Carter, en lo que hizo a los regímenes marcadamente anticomunistas, ha sido la de restarles apoyo, fundamentalmente por su "Doctrina de los Derechos Humanos", a través de la cual, prestó apoyo indirecto a procesos como los de Nicaragua y El Salvador en Centroamérica. Digo vigencia parcial, ya que en materia de control de armamentos todo funcionó bien, hasta que, en el momento en que Estados Unidos procedía a ratificar el Tratado sobre Control de Armamentos Estratégicos SALT II, la URSS invadió Afganistán, creándose una situación crítica y de enfriamiento de las relaciones.

El subsistema de tregua armada, a mi criterio, convivió de manera pendular con un segundo subsistema dentro del bipolarismo muy flexible, el "sistema de bloque inestable". Su característica es la de ser opuesto al de tregua armada. Naciones Unidas, pierde capacidad mediadora; se acentúa la tensión entre ambas cabezas del bloque, a la vez que se suspenden las negociaciones sobre control de armamentos. Procede un nuevo intervencionismo por parte de las superpotencias.

Digo que estos dos últimos subsistemas analizados, coexistieron en forma pendular, porque, el de bloque inestable, mostró la situación internacional en los '80, especialmente a partir de la invasión de la URSS a Afganistán, y la suspensión de la ratificación del Acuerdo SALT II por parte del Senado norteamericano. Por otra parte, ha sido evidente, la imposibilidad de la ONU de actuar como mediador.

Por último, y como derivación de la segunda alternativa propuesta por Kaplan: el sistema de veto unitario, se genera un cuarto subsistema, el de "difusión nuclear incompleta ".

Es similar al de veto unitario, con la variante de que serian muchos más actores con capacidad nuclear retaliativa, en el que la tendencia, más que la búsqueda de un "equilibrio" entre los actores nucleares, sería la del "chantaje" nuclear, con el propósito de lograr los objetivos perseguidos.

Por este motivo es que el gobierno norteamericano está, actualmente, tan preocupado por la capacidad nuclear de países como Corea del Norte por ejemplo, entre otros. En este proceso han caido países como Argentina incluso, con su misil Condor II.

La política estadounidense, orientada a que todos los paises con capacidad nuclear, desmantelen sus vectores, e incluso los elementos y lugares donde pueden ser producidos, tiene que ver con este tipo de capacidades de "chantaje". Desde ya, Estados Unidos se atribuye un rol que no permite a nadie, y que todos deberían procurar que sea manejado por un organismos internacional a través de un sistema de controles multilateral, y no dejar en manos de Estados Unidos una capaciedad que le da el poder de control por sobre el resto.



© DALLANEGRA PEDRAZA, Luis, La Problemática del Orden, en DALLANEGRA PEDRAZA, Luis (Coordinador y Compilador), "Geopolítica y Relaciones Internacionales", (Buenos Aires, Pleamar, 1981), págs. 1-39.


Foto AutorEsta página fue hecha por: Luis DALLANEGRA PEDRAZA

Doctor en Ciencia Política y Relaciones Internacionales (Universidad Nacional de Rosario, Argentina). Profesor y Evaluador en Cursos de Grado, Postgrado y Doctorado en el país y en el exterior.  Director del Centro de Estudios Internacionales Argentinos (CEINAR) y de la Revista Argentina de Relaciones Internacionales, 1977-1981. Miembro Observador Internacional del Comité Internacional de Apoyo y Verificación CIAV-OEA en la "desmovilización" de la guerrilla "contra" en Nicaragua, 1990. Director de Doctorado en Relaciones Internacionales, Universidad Nacional de Rosario, Rosario, Argentina, 2002-2005. Investigador Científico del "Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas" (CONICET).

e-Mail: luisdallanegra@gmail.com   


(12) Kaplan Morton, System and Process..., op. cit..

(13) Kaplan Morton, System and Process..., op. cit. pág. XVI.

(14) Puig Juan Carlos, Doctrinas Internacionales y..., op. cit., pág. 148. "Línea de borde", es la "castellanización", del término inglés "border line", cuyo significado es "frontera".

(15) Osmañczyk Edmund Jan, Enciclopedia Mundial de Relaciones Internacionales y Naciones Unidas, Edit. F.C.E., Madrid, 1976, pág. 863.

(16) La referencia al XXmo Congreso del Partido Comunista de la URSS fue tomada de Ferrigni y Gueron, Gobierno y Política, op. cit., pág. 293. La cita referente al Discurso de Kennedy, de los mismo autores, pág. 313.

(17) Continúa respetando los "lineamientos centrales" de la potencia rectora (EUA), pero reserva para su propio manejo, todo tema que considere de interés nacional. 

(18) Ver Ferrigni y Gueron, Gobierno y Política, op. cit., especialmente págs. 293 a 303.

(19) Kaplan Morton, Some Problems of International Systems Research ublicado en "International Political Communities", Nueva York. Anchor [ooks, 1966, citado en Aberastury Marcelo Política Mundial Contemporánea, dit. PAIDOS, Buenos Aires, 1970, págs. 141-142.