TENDENCIAS DEL RELACIONAMIENTO EN EL MERCOSUR (1)

©  Luis DALLANEGRA PEDRAZA *

TEMAS/ VARIABLES

FINANZAS

COMERCIO

INDUSTRIA

CIENCIA & TECNOLOGIA

CONFLICTOS

SEGURIDAD

SISTEMAS POLITICOS

SITUACIONES BASICAS

Conflictos macroeconómicos por problemas monetarios.

Búsqueda poco exitosa de una moneda del MERCOSUR, más allá de propuestas del presidente de Brasil “Lula” Da Silva.

Competencia en áreas controladas por transnacionales alimentarias y automotrices. No hay complementación.

No existe cooperación ni complementación en el sector industrial. América Latina quedó fuera del esquema de producción dominante a nivel mundial 2.

No hay cooperación en las áreas científica ni tecnológica. Argentina produce software y Brasil Hardware, pero no actúan conjuntamente. Se abandonó el avión CBA-123 que iba a producir Fabricaciones de Aviones de Córdoba con Embraer; Argentina produce satélites y Brasil tiene capacidad de lanzadera de cohetes; pero no lo hacen en conjunto.

La mayoría de las relaciones en el MERCOSUR giran alrededor de los conflictos entre Argentina y Brasil. En la actualidad, especialmente por la competencia generada por las empresas transnacionales.

No existe un sistema de seguridad del MERCOSUR. La seguridad está manejada por EUA según sus propios intereses y agenda.

La UNASUR sólo ha tenido un desempeño más formal que real.

Los sistemas políticos están actualmente cooptados por las directivas sobre democracia -controlada y delegativa- de EUA y por las calificaciones que los actores transnacionales hacen acerca de las ventajas que traen a las inversiones e instalación de empresas.

PRINCIPALES ACTORES

Banca; calificadoras de riesgo país; FMI; otros organismos multilaterales de pago; EUA.

Debería buscarse la creación de un Fondo Monetario Latinoamericano utilizando la existencia de FONPLATA, la CAF y el Fondo Latinoamericano de Reservas.

Ha habido conversaciones, pero el grado de implementación es bajo.

Brasil, Argentina, Subsidiarias de transnacionales automotrices y alimentarias.

Brasil, subsidiarias de empresas transnacionales especialmente las localizadas en Brasil.

Subsidiarias de transnacionales, Brasil.

Argentina en un muy bajo nivel y sin coordinación.

Gobiernos, empresas.

Otros conflictos: los sin tierra en Brasil, piqueteros, desempleados, diferentes sectores de sociedad civil en Argentina y manifestaciones similares en Paraguay y Uruguay; problemas gobierno-empresas privadas; conflictos con Colombia y EUA en Venezuela.

EUA y oficinas de EUA, como DEA en narcotráfico; o a través de Embajadas por el tema de terrorismo -bases militares facilitadas a EUA en Colombia con incidencia en Sudamérica-, o bases de datos para controlar movimientos y/o actividades de ciudadanos en el planeta.

Sistemas de defensa de Brasil y Argentina cumplen más bien un rol secundario.

Democracias delegativas, cooptadas, con bajo índice de participación y gran injerencia de actores transnacionales, como calificadoras de riesgo país y supraestatales, como FMI o presiones de Estados como EUA.

VENTAJAS COMPARATIVAS Y COMPETITIVAS

Control sobre la toma de decisiones, el flujo financiero, sea en el circuito productivo o especulativo y las inversiones.

Manejo de los mercados, costos, calidad y precios

Control del aparato productivo.

Manejo del desarrollo creativo. América Latina importa la tecnología de punta. Podría generarla si actuara mancomunada y complementariamente

Cada actor se maneja en función de sus propios intereses, haciendo compleja la “integración”, que se maneja sólo en el terreno comercial y en beneficio principal de las subsidiarias de transnacionales.

EUA y sus oficinas controlan la “agenda” y establecen pautas de seguridad, acorde con sus propios intereses.

El Estado deja de ser actor y pasa a ser gestor de los actores privados que son los que conducen y direccionan a los sistemas políticos a través de sus mecanismos de “premios y castigos”.

Estado-Corporación”

PRINCIPALES INTERESES

Control sobre las inversiones y búsqueda de seguridad jurídica. Tratan de controlar variables que garanticen pago de deudas.

Control sobre mercados.

Control sobre factorías, sin problemas de medio ambiente, mano de obra barata y manejo de procesos industriales.

Controlar los procesos creativos.

Los “conflictores” pretenden generar situaciones de crisis para obtener sus demandas.

Garantizar la propia seguridad.

Manejo de los sistemas políticos acorde con modelos basados en la ideología vigente y dominante.

PRINCIPALES AREAS DE COOPERACION

No existe cooperación financiera.

Hay más competencia que cooperación o complementación. Se siguen los intereses de las subsidiarias de las transnacionales localizadas en la región.

No existen áreas de cooperación industrial.

Se abandonaron las áreas de cooperación científica y tecnológica, quedando a merced de transnacionales y Estados más poderosos.

No existen vínculos entre conflictores en el MERCOSUR.

Es muy baja la cooperación en materia de seguridad.

UNASUR pasó a ser una “burocracia” más de los problemas sudamericanos.

No existe cooperación en materia de reformulación y mejoramiento de los sistemas políticos, para tratar de adaptarlos a las nuevas tendencias y necesidades.

PRINCIPALES CONFLICTOS

Especialmente problemas de tipo de cambio.

Competencia en vez de complementación en materia de comercio. Area automotriz y alimentos.

Desplazamiento de fábricas buscando mejores condiciones y mano de obra más barata, en vez de haber complementación o división de tareas por áreas industriales.

Así como históricamente hubo conflictos en materia de desarrollo en el área nuclear; en la etapa Menem se generó conflicto en el área informática, por impedir, junto a EUA que Brasil pudiera proteger su industria informática y se desarticuló el proyecto del avión CBA123.

Carecen de percepción sobre los desafíos que unan a la región en un proyecto estratégico. Son más los vínculos “verticales” con actores extra MERCOSUR que los “horizontales” que permitan maximizar la capacidad de desempeño y de negociación.

La convergencia en matera de seguridad es a través de directivas de EUA, más que de la generación de un sistema de defensa propio de América Latina, pese a la existencia de UNASUR.

Las aspiraciones de las élites dirigentes y su percepción de la inserción internacional y la forma de operar la región, son diversas.

LIDERAZGOS

EUA, FMI, calificadoras de riesgo país y banca privada.

Subsidiarias de transnacionales; Brasil.

Subsidiarias de transnacionales; Brasil.

Subsidiarias de transnacionales, EUA y su transferencia de tecnología y control de patentes.

Predomina el descontento social y los desentendimientos entre Estados, impidiendo una integración estratégica. Sólo se da un modelo de desgravación arancelario imperfecto, que favorece al comercio de subsidiarias de transnacionales.

EUA y sus oficinas controlan la “agenda” y establecen pautas de seguridad, acorde con sus propios intereses.

Grupos privados transnacionales y calificadores de riesgo país, son los que imponen pautas a los sistemas políticos, conjuntamente con modelos establecidos por EUA en lo político-económico y por FMI en lo económico-financiero.

ESTRUCTURA RESULTANTE

La correlación de poder en materia monetaria se encuentra fuera del MERCOSUR.

Brasil y las subsidiarias de transnacionales localizadas en ese país direccionan este segmento.

Brasil tiene las mayores ventajas comparativas y competitivas en el contexto regional con subsidiarias de transnacionales.

Subsidiarias de transnacionales.

La región nunca pudo avanzar, por no ocuparse de las demandas internas a partir de proyectos conjuntos ni insertarse de mejor manera en el contexto mundial, por debilitarse y fragmentarse con sus pugnas entre actores estatales.

EUA, con sus oficinas y agencias.

El sector privado transnacional, EUA y el FMI establecen pautas por sobre los Estados en la región.

NUEVOS PARADIGMAS

No se puede crear un nuevo paradigma monetario regional. Sigue predominando el dólar. Podría cambiar si prospera propuesta de moneda del MERCOSUR de “Lula” Da Silva de Brasil.

No se puede crear un nuevo paradigma regional. La OMC controla las características del funcionamiento del comercio intra e inter-regional.

No hay acuerdo para generar un paradigma de industrialización regional a partir de la gran ventaja comparativa y competitiva que son los recursos naturales estratégicos y no estratégicos, minerales, alimentarios y energéticos que hay en la región.

No se puede crear un paradigma regional en el área, ya que no se invierte y se permite que terceros Estados y subsidiarias de transnacionales controlen los procesos creativos.

Crecen los conflictos generados por disconformismo social. La sociedad civil comienza a tomar en sus manos el control de las situaciones al considerar que los Estados y los gobiernos no se dirigen a resolver sus problemas.

No se puede crear un paradigma regional, ya que EUA y sus oficinas y agencias controlan la agenda de seguridad.

El Estado entra en descomposición y el sector privado, especialmente el transnacional es el que establece las reglas. “Estado-Corporación”.

Modelo: Luis DALLANEGRA PEDRAZA








Foto AutorEsta página fue hecha por  Luis DALLANEGRA PEDRAZA

*   Doctor en Ciencia Política y Relaciones Internacionales (Universidad Nacional de Rosario, Argentina). Profesor y Evaluador en Cursos de Grado, Postgrado y Doctorado en el país y en el exterior.  Director del Centro de Estudios Internacionales Argentinos (CEINAR) y de la Revista Argentina de Relaciones Internacionales, 1977-1981. Miembro Observador Internacional del Comité Internacional de Apoyo y Verificación CIAV-OEA en la "desmovilización" de la guerrilla "contra" en Nicaragua, 1990. Director de Doctorado en Relaciones Internacionales, Universidad Nacional de Rosario, Rosario, Argentina, 2002-2005. Investigador Científico del "Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas" (CONICET).


e-Mail: luisdallanegra@gmail.com
Home Arriba   A Integración   Al Indice General 


(1) Por tratarse de tendencias, este es un cuadro dinámico; por lo que puede sufrir cambios, sea porque se profundizan las tendencias, porque aparecen nuevas o porque finalizan determinadas supuestas tendencias hasta ese momento.
(2) En los ’40, ’50, ’60 y parte de los ’70 el sector metalmecánica y la siderúrgica eran los sectores considerados importantes para lograr el “despegue” hacia el desarrollo, a la vez que el mundo giraba alrededor de estos sectores. América Latina estaba “integrada” a la economía mundial. Luego de los ‘80 y especialmente en los ’90, el mundo comenzó a girar principalmente alrededor del sector de la microelectrónica, la informática, la telemática, la robótica, la telefonía, áreas dominadas tecnológicamente por Asia. América Latina quedó “desintegrada” de la economía mundial, ya que importa todo y ni siquiera arma estos productos.