El imperativo de la integración latinoamericana

INTEGRACION SOLUCION INTEGRACION PROBLEMA **

©  Luis DALLANEGRA PEDRAZA *


A partir de la década de los '60 especialmente se inicia un período en América Latina cuya orientación está volcada fundamentalmente a la integración económica. La idea madre es que la integración puede ser la solución de todos los problemas que aquejan a América Latina en lo que hace al desarrollo y a la capacidad de negociación frente a los países más desarrollados en el ámbito del comercio internacional.

Hoy, vemos al mismo proceso como un problema, ya que todos los intentos de integración han caído en constantes crisis y situaciones de estancamiento, y comienzan los planteos de cómo solucionar esta problemática a la que aún no se le ha encontrado salida.

Uno de los principales "gestores" de esta situación de crisis y estancamiento de la integración latinoamericana ha sido la constante falta de voluntad política por parte de los gobiernos, respecto de fortalecer los vínculos integrativos, aunado a una total inestabilidad, ya que en cortos períodos se suceden gran cantidad de gobiernos, y cada uno adopta una iniciativa distinta respecto del proceso. Unos con un comportamiento pro-integracionista, otros con criterios nacionalista o de "destino manifiesto" en el que se plantean el propósito de lograr el status de gran potencia, siendo la integración un instrumento de sus propósitos más que una forma de lograr objetivos importantes en forma conjunta a nivel regional.

Todo esto, nos lleva al análisis de las causas de estancamiento y a la elaboración de mecanismos que nos permitan una forma más acertada de encarar el tema de la integración.

Como primera premisa, debemos plantearnos: integración, ¿por qué?, ¿para qué? y ¿para quién?.

Sin ir a razones históricas muy profundas, el planteo del por qué de la integración, esta dado en la necesidad de aunar esfuerzos para sobrellevar tareas que individualmente seria poco posible o imposible de realizar.

La forma y el verdadero contenido, lo plantea el para qué. La falta de una viabilidad por parte de la mayoría de las naciones subdesarrolladas para actuar en el contexto mundial, exige que se unan o agrupen en sistemas integrados que les permita un mayor poder de negociación. Fundamentalmente una participación como actores dentro de la comunidad, aunque con un mínimo papel, que como espectadores y receptores de las políticas de un orden estructurado para, pero no por ellos.

El problema de la integración para quién, está dado por la capacidad que tenga el nuevo actor, fruto de la integración de un conjunto de actores, de llevar a cabo sus decisiones u objetivos, y de no ser "penetrados" por otros actores "extraños" al sistema de integración cuyas decisiones pueden ser implementadas, pero que en ningún caso favorecería a los objetivos originales, llevando al proceso como anticipamos, a una situación de estancamiento o de crisis. Por otra parte, el para quién de la integración, debe estar vinculado a consideraciones filosófico-políticas, en el sentido de que debe contemplar el bien común, el bien del todo, y no de algunos sectores dominantes, como los empresariales, especialmente si son transnacionales.

Si consideramos a las naciones que integran una comunidad regional determinada, como actores de esa comunidad; éstas manifiestan su existencia a través de un elemento esencial, el cual es la soberanía. Estos actores se encuentran ubicados dentro del contexto inmediato, el regional y de un contexto mediato, que es el internacional, el que tiene una estructura y un orden determinado acorde con las circunstancias de tiempo.

Aquí se nos plantean dos elementos, a efectos de ir hacia una aproximación de la idea de integración: por un lado, el conjunto de actores y su voluntad o no, su interés o no, acorde con los beneficios que le reditúe, de permitir la "supranacionalización" de las decisiones que hasta el momento les son soberanas. Por el otro lado una problemática, común "unitiva", que puede ser un interés común, o un problema común, que exige como requisito para sobrellevarlo, la integración.

ASPECTOS DE LA INTEGRACION.

Según Johan Galtung (1), la idea de integración en cuanto a sus aspectos, puede ser de tres formas distintas, las que implican subclases, pero que se encuentran invariablemente relacionadas entre sí:

a) Integración valorativa:

b) Integración como integración de actores: c) Integración como un intercambio entre las partes y el todo: Ninguna de estas situaciones se da en forma pura en la realidad. Todas se corresponden en forma de retroalimentación, positiva o negativa. En una situación de interdependencia generalmente hay un elemento de estratificación o jerarquía. En una situación de similitud prevalecerá la idea de lealtad en base a una ideología; etc.

INTEGRACION COMO PROPOSITO.

Es un paradigma a tener en cuenta, ya que en función de las circunstancias, es necesario para los actores de una región el integrarse. Por lo tanto deben tenerse en cuenta variables tales como capacidad del actor, llevando a cabo un análisis interno del mismo; y la variable reconocimiento, que contempla el punto de vista externo.

De esta manera tendremos: 1) un nuevo actor capaz, no reconocido externamente. Se trata de un sistema de integración con un cierto grado de coordinación, pero los Estados que forman parte del medio ambiente donde se desenvuelve el nuevo actor, se rehusan a tratar con él como un grupo integrado, prefiriendo hacerlo con sus componentes o partes en forma individual. Caso de no reconocimiento de Brasil a los países andinos como conjunto integrado, y vinculación a los miembros componentes en forma bilateral. El mismo caso ocurrió con los países de la órbita oriental y la Comunidad Económica Europea.

2) Nuevo actor capaz, reconocido externamente. Se trata de la integración completa. Cabe aclarar que el reconocimiento del nuevo actor, no es de carácter diplomático, sino en función de su potencial y su participación efectiva en el ámbito internacional.

3) Nuevo actor incapaz, reconocido externamente. Es un sistema de integración que no funciona, pero que tiene pleno reconocimiento de los actores del ambiente internacional. Es el caso del Mercado Común Centroamericano (MCCA)

4) Nuevo actor incapaz, no reconocido externamente. Se trata de una pretensión de integración, sin capacidad y sin posible reconocimiento.

ASPECTOS INTRINSICOS

Respecto del nuevo actor, es necesaria conocer otras variables intervinientes tales como dominio y alcance.

Para el caso de dominio, que implicaría el número de actores que intervienen en el sistema de integración, corresponde el hecho de la capacidad que tuvo el nuevo actor de absorber un número determinado de actores. El dominio externo es el que contempla a la cantidad de actores que han reconocido al nuevo actor.

En cuanto al alcance, que es el número de funciones que están implicadas en la integración, consideraríamos como alcance interno, al que contempla el grado de interacción interna necesaria para mantener la capacidad. Como alcance externo, al alcance de la interacción con actores externos.

Ambas variables tienen plena relación con la viabilidad de la integración. Vale decir, un conjunto de actores se integran, porque individualmente son inviables. Pero también es importante que el nuevo actor creado, sea viable, a los efectos de que tenga capacidad de cumplir con sus objetivos.

TIPOS DE INTEGRACION

No nos referiremos aquí a las distintas formas de integración, acorde con los alcances, según la tipología de Bela Balasa; sino al ámbito que pueden abarcar, para que se logre; las características que reúne cada ámbito y las crisis que se plantean en los mismos.

Nos planteamos tres ámbitos de integración, los que actúan en forma interdependiente, complementándose.

El primero es el territorial (T), cuya característica dentro del esquema de integración, es la proximidad geográfica o contigüidad espacial.

El segundo es el organizacional (O). En este ámbito se dan dos tipos de relaciones; la de interdependencia e interacción.

Dentro del organizacional, la relación es de intercambio entre los actores, ya sea de productos o de producciones. Tiene como característica la división del trabajo, lo que implica también variedad o heterogeneidad en el intercambio y la producción. Ello lleva a una relación vertical entre los actores. Esto es actores más capaces y actores menos capaces. O lo que seria lo mismo, a una relación de jerarquización y no de igualdad.

En el ámbito organizacional se dan actores que producen, y que a su vez pueden ser substituibles o insustituibles; y cargos o funciones que desempeñan (status) que pueden ser indispensables o prescindibles.

Un actor insustituible que cumple una función indispensable, puede ser un país productor de una materia prima estratégica, o de tecnología, o de capital.

Un actor puede ser insustituible, pero sus status ser prescindible, en el caso de un miembro de un Tratado de Seguridad, en el que el actor carece de armamento suficiente para la defensa continental. Es insustituible, ya que pertenece a la zona de seguridad; pero prescindible su función, ya que no tiene armamento suficiente o carece de él.

Un actor puede ser substituible, pero tener un status indispensable. Se trata de un país poseedor de materias primas no estratégicas. Se puede sustituir a este país por otro que tenga las mismas materias primas, pero su status es indispensable, ya que las materias primas son necesarias.

Un actor puede ser substituible y prescindible. Un actor que carece de materias primas, y que puede ser reemplazado por otro en un sistema de integración.

Un tercer caso de integración es el asociacional (A). Este tipo jugará un papel importante en relación con el ámbito organizacional, ya que en la relación jerárquica que plantea este último, los actores menores o más débiles procurarán agruparse para lograr un mayor poder de negociación o de participación.

CRISIS DENTRO DE LOS AMBITOS DE INTEGRACION

La integración territorial (T) no produce productos. Simplemente ofrece el territorio, y pese a tener materias primas, éstas no son producidas en este tipo de integración. Tampoco plantea un esquema de igualdad, ya que los territorios son varios o heterogéneos, tanto en sus dimensiones como en sus recursos. En cuanto a la homogeneidad y seguridad, pese a que los roles de los miembros de un actor son distintos o varios (heterogéneos), los protege, aparte de que aunque con roles distintos, todos son ciudadanos de ese actor.

La integración organizacional (O), por el hecho de basarse en la división del trabajo, produce, pero es heterogénea o variada, ya que produce recursos o productos distintos. Esto hace que no sea homogénea, y además al ser la división del trabajo jerarquizada, no puede ser igualitaria.

La integración asociacional (A), no produce, sino que reúne a actores que son productores de recursos importantes y similares, en defensa de los mismos, lo que la hace igualitaria; proponiendo además una mayor seguridad para los actores que la componen.

La crisis del primer nivel de integración (T), se da en función del avance tecnológico en materia de comunicaciones y transporte. No se trata de una crisis que provoque la "desgracia" de la integración, sino que los países o actores ya se encuentran comunicados y deben ceder en este caso ante la integración organizacional, para producir.

La crisis del segundo nivel (O), será provocada por la diferenciación dentro del sistema de división del trabajo, en el que la situación de los actores más débiles provocará demandas, generando tensiones que sean difíciles de ser controladas, agrupándose en asociaciones (A).

La crisis del tercer nivel (A), se provocará por la falta de fuerza de la asociación creada; por la polarización de fuerzas dentro de la misma; por la creación de contra-asociaciones; por su debilidad estratégica. Los niveles organizacional y asociacional se encontrarán en un constante circuito de retroalimentación, ante el planteo de sucesivas crisis y control de éstas.

Las distintas formas de asociaciones que se pueden crear, las dividiremos en seis tipos:
 

ORGANIZACIONES
0-1  0-2
Nivel superior NS-1 NS-2
Nivel inferior Nl-1 Nl-2

En primer lugar, nos encontramos con un grupo de actores del nivel inferior (Nl) que se encuentran en una situación de atadura respecto de un actor hegemónico, y se unen entre si para fortalecer sus capacidad de demanda, procurando autonomizarse.

En segundo lugar, una alianza formada por países mayores y con gran poder de manejo a nivel mundial o regional (NS-1 - NS-2) (la Comisión Trilateral es un ejemplo)

En tercer lugar, grupos de actores de nivel potencia intermedia y de actores menores, que se unen formando un nuevo grupo, lo que llevará a la generación de un nivel de asociación (A), organización (O) (NS-1 - Nl-1 y Nl-2)

En cuarto lugar, una agrupación de países productores en forma asociativa (A). (Nl-1 - Nl-2-creando una nueva agrupación).

En quinto lugar, una agrupación mundial o regional de naciones poderosas, creando un nuevo grupo (NS-1 unido a NS-2)

Por último y en sexto lugar, la agrupación universal de países, al estilo de Naciones Unidas (0 - 1 - 0 - 2)

La crisis a nivel organizacional, llevará a la formación de asociaciones en los distintos niveles, las que a su vez tendrán una estructura de nivel asociacional-organizacional, generando un nuevo orden de división del trabajo. Siempre los actores mayores procurarán controlar a los menores, lo que llevará al planteo de nuevas crisis. Por ello es que debería comenzarse por el nivel (1), y asociarse para lograr el nivel (4). Por el otro lado, los actores del nivel (2) se asociarán para formar el nivel (5) y los del nivel O1 y O2 generarán el nivel 6, y de esa forma poder contrarrestar las acciones del nuevo grupo (4). En la medida en que se hayan fortalecido los actores del primer nivel (1), a través de la agrupación (4), recién estarán en condiciones para actuar con los actores del nivel (2), y formar el nuevo sistema integrado y de división del trabajo (3), en el que los actores menos capaces o menores, han logrado un nivel y una capacidad adecuada para participar, y no ser meros receptores de las actividades comandadas por los más capaces. Este es el planteo que se ha hecho en los '70 para alcanzar un Nuevo Orden Económico Internacional, tanto por lado de los países del Norte, como por los del Sur.

La configuración de estas interrelaciones se vería gráficamente de la siguiente manera:

Niveles de Integración


Foto AutorEsta página fue hecha por  Luis DALLANEGRA PEDRAZA

*   Doctor en Ciencia Política y Relaciones Internacionales (Universidad Nacional de Rosario, Argentina). Profesor y Evaluador en Cursos de Grado, Postgrado y Doctorado en el país y en el exterior.  Director del Centro de Estudios Internacionales Argentinos (CEINAR) y de la Revista Argentina de Relaciones Internacionales, 1977-1981. Miembro Observador Internacional del Comité Internacional de Apoyo y Verificación CIAV-OEA en la "desmovilización" de la guerrilla "contra" en Nicaragua, 1990. Director de Doctorado en Relaciones Internacionales, Universidad Nacional de Rosario, Rosario, Argentina, 2002-2005. Investigador Científico del "Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas" (CONICET).


e-Mail: luisdallanegra@gmail.com
     Arriba   A Integración y Desarrollo    A Debates 
** 
©
  DALLANEGRA PEDRAZA, Luis, Integración Latinoamericana: Lo que los Latinoamericanos no Hacen,  Revista GEOSUR, Vol. II, No 14, Octubre 1980, Montevideo, Uruguay. Publico este trabajo debido a la necesidad que hay de un debate sobre el significado y alcances de la integración, más allá de la creacion de "areas de negocios" y de "zonas desaranceladas" como las que se están creando, que poco tienen que ver con el verdadero propósito de la integración en el sentido de un "proyecto político" para la región, que lo ha sido para los países europeos.


(1)  Galtung, Johan, Una Teoría Estructural de la Integración, en "Revista de la Integración", N° 5, BID-INTAL, Buenos Aires, Noviembre 1969.