Anexo II

PROGRAMA DE ACCIÓN DE LA CUMBRE MUNDIAL SOBRE DESARROLLO SOCIAL


Capítulo III

CREACIÓN DE EMPLEO PRODUCTIVO Y REDUCCIÓN DEL DESEMPLEO

Bases para la acción y objetivos

42. El trabajo productivo y el empleo son elementos fundamentales tanto del desarrollo como de la identidad humana. El crecimiento económico sostenido, el desarrollo sostenible y la creación de empleo productivo deberían producirse al unísono. El empleo pleno y remunerado debida y suficientemente es un medio eficaz de luchar contra la pobreza y de promover la integración social. La consecución del pleno empleo exige que el Estado, los interlocutores sociales y todos los demás componentes de la sociedad civil, a todos los niveles, cooperen para crear condiciones que permitan a todos participar en el trabajo productivo y beneficiarse de él. En un mundo en que la mundialización y la interdependencia de los países aumentan día a día, los esfuerzos nacionales necesitan el sostén de la cooperación internacional.

43. La globalización y el rápido desarrollo tecnológico incrementan la movilidad laboral, lo que, si bien ofrece nuevas oportunidades de trabajo, también provoca nuevas incertidumbres. Se ha producido un aumento del empleo a jornada parcial, del empleo eventual y de otras modalidades atípicas de empleo. Además de exigir la creación de nuevas oportunidades de trabajo a una escala sin precedentes, la nueva coyuntura requiere mayores esfuerzos por promover el desarrollo de los recursos humanos con miras a conseguir el desarrollo sostenible, esfuerzos que consistirán, entre otras cosas, en mejorar los conocimientos y las capacidades necesarios para que las personas, especialmente las mujeres y los jóvenes, trabajen productivamente y se adapten a las nuevas condiciones.

44. En muchos países en desarrollo, el crecimiento del empleo es actualmente mayor en las empresas pequeñas y medianas y en el empleo independiente. En muchos de estos países, las actividades del sector no estructurado suelen ser la fuente principal de oportunidades de trabajo para las personas que tienen un acceso limitado al empleo remunerado en el sector estructurado, y en particular para las mujeres. La eliminación de los obstáculos al funcionamiento de esas empresas y la prestación de apoyo para su creación y ampliación deben verse acompañadas no sólo de la protección de los derechos básicos, la salud y la seguridad de los trabajadores y la mejora gradual de las condiciones de trabajo en general, sino también de la intensificación de los esfuerzos por integrar algunas empresas en el sector estructurado.

45. Aunque todos los grupos se beneficiarían con la existencia de mayores oportunidades de empleo, hay que adoptar medidas especiales para satisfacer ciertas necesidades concretas y hacer frente a las nuevas tendencias demográficas. En particular, los sectores público y privado deben esforzarse por que la igualdad entre los sexos, la igualdad de oportunidades y la no discriminación por razón de raza o grupo étnico, religión, edad, estado de salud o discapacidad, se respeten en todas las esferas de la política de empleo y por que se acaten en su integridad los instrumentos internacionales pertinentes. También debe prestarse especial atención a las necesidades de los grupos que están en situación de particular desventaja en cuanto a su acceso al mercado laboral para velar por su incorporación a las actividades productivas, promoviendo, sobre todo, la creación de mecanismos de apoyo efectivo.

46. Gran parte del trabajo productivo no remunerado, como el cuidado de los niños y las personas mayores, la producción y preparación de alimentos para la familia, la protección del medio ambiente y la asistencia voluntaria a personas y grupos vulnerables y desfavorecidos, es de gran importancia social. En todo el mundo, la mayor parte de esta labor la realizan mujeres que suelen verse obligadas a soportar la doble carga de un trabajo remunerado y otro no remunerado. Es necesario emprender iniciativas para lograr que se admitan el valor y la importancia sociales y económicos que tiene el trabajo no remunerado, para facilitar la combinación de esas tareas con la participación en el mercado laboral mediante arreglos de trabajo flexibles, el fomento de actividades voluntarias de servicio social y la ampliación del propio concepto de trabajo productivo y para otorgar reconocimiento social a esas tareas, incluso desarrollando métodos para reflejar su valor en términos cuantitativos a fin de que pueda quedar recogido en cuentas que se preparen separadamente de las cuentas nacionales básicas, pero que sean compatibles con éstas.

47. Así pues, dentro de la esfera general de la promoción del crecimiento económico sostenido y el desarrollo sostenible, existe la necesidad imperiosa de:

~ Situar la creación de empleo en el centro de las estrategias y políticas nacionales, con la plena participación de los empleadores y los sindicatos, así como de otras partes de la sociedad civil;

~ Aplicar políticas para ampliar las oportunidades de trabajo y la productividad en el sector rural y en el sector urbano;

~ Brindar educación y capacitación que permitan a los trabajadores y los empresarios adaptarse a la evolución de las tecnologías y las condiciones económicas;

~ Ofrecer empleos de calidad, en los que se respeten plenamente los derechos básicos de los trabajadores, consagrados en los convenios pertinentes de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y en otros instrumentos internacionales;

~ Dar prioridad especial, en el diseño de políticas, a los problemas del desempleo estructural y a largo plazo y del subempleo de los jóvenes, las mujeres, las personas discapacitadas y todos los demás grupos y personas desfavorecidos;

~ Facilitar el acceso de la mujer al trabajo y el equilibrio entre los sexos en todos los procesos de toma de decisiones en todos los niveles y analizar la situación de desigualdad entre los sexos al elaborar políticas a fin de garantizar a las mujeres oportunidades de trabajo y salarios iguales y promover la cooperación armoniosa y mutuamente beneficiosa entre mujeres y hombres en la distribución de las responsabilidades familiares y laborales;

~ Facilitar el acceso al trabajo de las personas pertenecientes a los grupos vulnerables y desfavorecidos, procurándoles especialmente educación y capacitación;

~ Promover un reconocimiento y una concepción más amplios del trabajo y el empleo y dar más flexibilidad a los horarios de trabajo, tanto de los hombres como de las mujeres.

Acciones

A. Importancia central del empleo en la formulación de políticas

48. Para situar la creación de empleo productivo en el centro de las estrategias de desarrollo sostenible y de las políticas económicas y sociales se requiere:

a) Fomentar y aplicar políticas activas con miras a lograr un empleo pleno, productivo, debidamente remunerado y libremente escogido;

b) Dar prioridad, en los planos nacional e internacional, a las políticas dirigidas a subsanar los problemas del desempleo y el subempleo.

49. Para reducir al máximo el efecto negativo en el empleo de las medidas de estabilidad macroeconómica se requiere:

a) Procurar coordinar las políticas macroeconómicas de modo que se refuercen mutuamente y conduzcan a un crecimiento económico sostenido y general y a un desarrollo sostenible, así como a un aumento considerable de la creación de empleo productivo y a la disminución del desempleo en todo el mundo;

b) Dar prioridad a los programas que promuevan del modo más directo posible un crecimiento viable y a largo plazo del empleo cuando sea necesario efectuar ajustes presupuestarios;

c) Eliminar las limitaciones estructurales que se oponen al crecimiento económico y la creación de empleo como parte de las políticas de estabilización;

d) Permitir que los conflictos en materia de demanda de recursos se resuelvan de modo no inflacionario mediante la elaboración y el uso de sistemas de relaciones industriales bien concebidos;

e) Vigilar y analizar el efecto que tiene en la economía, y especialmente en el empleo, la liberalización del comercio y de las inversiones y difundir información al respecto;

f) Intercambiar información sobre las distintas medidas de promoción del empleo y sus consecuencias y vigilar cómo evolucionan las tendencias del empleo a escala mundial;

g) Instaurar mecanismos de seguridad social adecuados a fin de reducir al máximo los perjuicios que puedan sufrir los trabajadores, sobre todo los más vulnerables de ellos, como consecuencia de los programas de ajuste estructural, estabilización o reforma y crear condiciones para que quienes han perdido su puesto de trabajo puedan reincorporarse al mercado laboral, ofreciéndoles, entre otras cosas, una educación y una reorientación profesional continuas.

50. Para estimular modalidades de crecimiento económico que permitan crear el máximo de empleo se requiere:

a) Fomentar, según proceda, las inversiones que entrañen gran densidad de mano de obra en infraestructura económica y social, que utilicen recursos locales y creen, mantengan y rehabiliten bienes de la comunidad en las zonas rurales y las zonas urbanas;

b) Promover las innovaciones tecnológicas y las políticas industriales capaces de estimular la creación de empleo a corto y a largo plazo, y tener en cuenta sus repercusiones en los grupos vulnerables y desfavorecidos;

c) Dar a los países en desarrollo la capacidad de elegir las tecnologías precisas que les resulten más convenientes;

d) Prestar asistencia técnica y transferir más tecnología a los países en desarrollo para que integren las políticas de tecnología y de empleo con otros objetivos sociales, y para que establezcan y fortalezcan las instituciones nacionales y locales de tecnología;

e) Promover, en los países con economías en transición, la ejecución de programas de formación del personal en el trabajo para facilitar su adaptación a las reformas encaminadas a instaurar una economía de mercado y para disminuir el desempleo generalizado;

f) Fomentar mejoras que se apoyen mutuamente en la producción rural, tanto agropecuaria como de otro tipo, incluidas la ganadería, la silvicultura, la pesca y las industrias de elaboración de productos agropecuarios, con el fin de ampliar y diversificar la actividad económica sostenida y ecológicamente racional y el empleo productivo en el sector rural;

g) Promover estrategias de desarrollo económico de la comunidad basadas en la colaboración entre los gobiernos y la sociedad civil para crear empleo y responder a las circunstancias sociales de las personas, las familias y las colectividades;

h) Adoptar políticas racionales para movilizar los ahorros y estimular la inversión en esferas donde escasea el capital;

i) Incrementar al máximo las posibilidades de creación de empleo derivadas de lo dispuesto en el Programa 21 mediante la conservación y el aprovechamiento de los recursos naturales, el fomento de nuevos medios de sustento en los ecosistemas frágiles y la rehabilitación y regeneración de tierras y recursos naturales gravemente afectados y vulnerables;

j) Promover la utilización de fuentes de energía renovables, basada en el aprovechamiento de recursos locales con gran intensidad de creación de empleo, sobre todo en las zonas rurales.

51. Para mejorar las oportunidades de creación y crecimiento de empresas del sector privado que generen más empleo se requiere:

a) Eliminar los obstáculos que afectan a las empresas pequeñas y medianas y liberalizar las reglamentaciones que inhiben la iniciativa particular;

b) Facilitar el acceso de las empresas pequeñas y medianas al crédito, a los mercados nacionales e internacionales, a la capacitación en materia de gestión y a la información tecnológica;

c) Facilitar arreglos entre empresas grandes y pequeñas, como los programas de subcontratos, con pleno respeto de los derechos de los trabajadores; d) Mejorar las oportunidades y las condiciones de trabajo de las mujeres empresarias y los jóvenes empresarios, eliminando la discriminación en el acceso al crédito, los recursos productivos y la protección de la seguridad social, ofreciendo prestaciones familiares y apoyo social para la atención de la salud y el cuidado de los hijos y aumentando estas prestaciones y este apoyo;

e) Fomentar y apoyar la creación de empresas cooperativas, así como instituir las bases jurídicas necesarias al efecto, y alentarlas a movilizar capital, elaborar programas innovadores de préstamo y fomentar la iniciativa empresarial;

f) Ayudar a los sectores no estructurados y a las empresas locales a aumentar su productividad e integrarse progresivamente en la economía estructurada brindándoles acceso a crédito a bajo costo, información, mercados más amplios, tecnología nueva y capacidad técnica y de gestión apropiada, oportunidades para mejorar la capacidad técnica y de gestión y mejores locales y otra infraestructura material, y aplicando normas laborales y proporcionando protección social sin destruir la capacidad de los sectores no estructurados para generar empleo;

g) Promover la creación y la consolidación de organizaciones independientes, como cámaras de comercio y otras asociaciones o instituciones autónomas que aglutinen pequeñas empresas pertenecientes tanto al sector estructurado como al no estructurado;

h) Favorecer el aumento de las oportunidades de formación profesional y de creación de empleo en el sector industrial.

B. Políticas de educación, capacitación y trabajo

52. Para facilitar el acceso de las personas al empleo productivo en el medio mundial en rápida evolución y para crear trabajos de mejor calidad se requiere:

a) Establecer prioridades de educación bien definidas e invertir con eficacia en sistemas de enseñanza y capacitación;

b) Introducir asociaciones nuevas y revitalizadas entre los departamentos de educación y otros departamentos públicos, incluido el de trabajo, y comunicaciones, y asociaciones entre organizaciones públicas y organizaciones no gubernamentales, el sector privado, comunidades locales, grupos religiosos y familias;

c) Ofrecer una educación básica amplia, sobre todo en lo que respecta a la alfabetización y promover la educación general, incluidos los conocimientos analíticos y críticos fundamentales para mejorar las aptitudes de aprendizaje. Todo ello constituye la base para adquirir conocimientos especializados y para actualizarlos, adaptarlos y mejorarlos con rapidez para facilitar la movilidad laboral horizontal y vertical;

d) Fomentar la participación activa de los estudiantes jóvenes y adultos en el diseño de campañas de alfabetización y programas de educación y capacitación, a fin de velar por que se tengan en consideración las realidades laborales y sociales de grupos diversos;

e) Fomentar el aprendizaje permanente para velar por que los programas de educación y capacitación respondan a los cambios de la economía, permitan el acceso pleno y equitativo a las oportunidades de capacitación, garanticen el acceso de la mujer a programas de capacitación, ofrezcan incentivos a los sectores público y privado para que faciliten capacitación continua y los trabajadores la reciban, y estimulen la capacidad empresarial;

f) Fomentar y apoyar, por conducto de programas de asistencia técnica, incluidos los del sistema de las Naciones Unidas, programas de capacitación profesional y de aprendizaje bien diseñados y adaptables a las circunstancias, con el objeto de mejorar la productividad y el empleo productivo;

g) Fomentar y consolidar programas de capacitación para el empleo de personas que se incorporan por primera vez en el mercado de trabajo y programas de reorientación profesional para trabajadores desplazados o que han quedado sin puesto por reducción de plantilla;

h) Desarrollar una mayor capacidad de investigación y difusión de conocimientos fomentando el intercambio de información a nivel nacional e internacional sobre los modelos innovativos y las mejores prácticas;

i) Desarrollar, en la esfera de la educación profesional y permanente, métodos innovadores de enseñanza y aprendizaje, incluidos tecnologías interactivas y métodos inductivos en que se requiera una estrecha coordinación entre la experiencia de trabajo y la capacitación.

53. Para ayudar a los trabajadores a adaptar y mejorar sus posibilidades de empleo en condiciones económicamente cambiantes se requiere:

a) Diseñar, elaborar, aplicar, analizar y vigilar políticas laborales dinámicas a fin de estimular la demanda de mano de obra y evitar así que la carga que suponen para los empleadores los costos indirectos de la mano de obra los disuadan de contratar trabajadores; determinar las especialidades que escasean o sobran; ofrecer servicios de orientación profesional y asesoramiento y ayuda activa en la búsqueda de trabajo; fomentar la libre elección de ocupación y la movilidad; ofrecer servicios de asesoramiento y apoyo a las empresas, en particular a las pequeñas, para que utilicen y desarrollen su mano de obra del modo más eficaz; y crear instituciones y procesos que eviten todas las formas de discriminación y mejoren las posibilidades de empleo de los grupos vulnerables y desfavorecidos;

b) Mejorar las oportunidades de empleo y aumentar los medios para ayudar a los jóvenes y a las personas discapacitadas a aprender oficios que les permitan encontrar empleo;

c) Fomentar el acceso de mujeres y niñas a trabajos realizados tradicionalmente por hombres;

d) Elaborar estrategias para atender las necesidades de las personas que ocupan diversas formas de empleos atípicos;

e) Fomentar la movilidad de la mano de obra, la reorientación profesional y el mantenimiento de niveles adecuados de protección social para facilitar la redistribución de trabajadores en caso de reducción de la producción o de cierre de una empresa, prestando especial atención a los grupos vulnerables y desfavorecidos;

f) Facilitar la integración o reintegración de la mujer en la fuerza de trabajo mediante la creación de servicios e instalaciones adecuados de guarderías, cuidado de personas mayores y otros servicios de apoyo;

g) Promover la cooperación entre empleadores y trabajadores para prepararse para la introducción de nuevas tecnologías y para prever sus efectos en el empleo con la mayor antelación posible, velando al mismo tiempo por la protección y el ajuste adecuados;

h) Fortalecer los servicios de empleo públicos y privados para ayudar a los trabajadores a adaptarse a la evolución del mercado de trabajo y ofrecer mecanismos de seguridad social, orientación profesional, asesoramiento sobre empleo y búsqueda de trabajo, capacitación, colocación, aprendizaje e intercambio de información;

i) Fortalecer los sistemas de información sobre el mercado de trabajo, en particular mediante la elaboración de datos e indicadores apropiados sobre empleo, subempleo, desempleo e ingresos, así como la difusión de información relativa a los mercados de trabajo, incluidas, en la medida de lo posible, las oportunidades de trabajo fuera de los mercados estructurados. Todos esos datos deberán desglosarse por sexo a fin de vigilar la situación de la mujer respecto de la del hombre.

C. Mejoramiento de la calidad del trabajo y el empleo

54. Los gobiernos deberían mejorar la calidad del trabajo y del empleo, y para ello deberían:

a) Observar y cumplir plenamente las obligaciones en materia de derechos humanos que hayan contraído;

b) Proteger y fomentar el respeto de los derechos básicos de los trabajadores, incluidos la prohibición del trabajo forzado y el trabajo de los niños; la libertad de asociación y el derecho de organización y negociación colectiva, y la no discriminación en el empleo, aplicando plenamente los convenios de la OIT en el caso de los Estados partes en esos convenios, y habida cuenta de los principios consagrados en ellos, en el caso de los Estados que no sean partes en esos convenios para lograr verdaderamente un crecimiento económico sostenido y un desarrollo sostenible;

c) Considerar firmemente la ratificación y la plena aplicación de los convenios de la OIT relativos a esas esferas, así como los relativos al empleo, los derechos de los menores, las mujeres, los jóvenes, las personas discapacitadas y los pueblos indígenas;

d) Utilizar las normas laborales internacionales en vigor para orientar la formulación de la legislación y las políticas nacionales en materia de empleo;

e) Fomentar el papel de la OIT, en particular en lo relativo a la elevación del nivel de empleo y la calidad del trabajo;

f) Alentar, cuando proceda, a empleadores y trabajadores a que examinen los medios y arbitrios para mejorar la participación de los trabajadores en las utilidades de las empresas y fomentar la cooperación entre trabajadores y empleadores en las decisiones de las empresas.

55. Para lograr un medio de trabajo saludable y seguro, eliminar la explotación, abolir el trabajo de los niños, aumentar la productividad y mejorar la calidad de vida se requiere:

a) Elaborar y aplicar políticas concebidas para fomentar mejores condiciones de trabajo, incluidas las relativas a la salud y la seguridad;

b) Mejorar las políticas sanitarias que reduzcan, y lleguen a eliminar, los peligros ambientales para la salud y protejan la salud y la seguridad en el trabajo, de conformidad con los convenios pertinentes y proporcionar a las empresas y a todos los trabajadores del sector no estructurado información y orientación asequibles sobre la forma de mejorar la seguridad en el trabajo y reducir los peligros para la salud;

c) Promover, de conformidad con las leyes y los reglamentos nacionales, relaciones laborales sólidas basadas en la cooperación tripartita, así como el respeto pleno de la libertad de asociación y del derecho de organización y de negociación colectiva;

d) Establecer plazos concretos para la eliminación de todas las formas de trabajo de niños que vayan en contra de las normas internacionales aceptadas y velar por la aplicación plena de las leyes pertinentes en vigor y, cuando corresponda, promulgar la legislación necesaria para aplicar la Convención sobre los Derechos del Niño y las normas de la OIT que velan por la protección de los niños trabajadores y, en particular, de los niños de la calle, mediante la prestación de servicios apropiados de salud, educación y otros servicios sociales;

e) Elaborar políticas y programas laborales que contribuyan a erradicar la pobreza de las familias, que es una de las principales causas del trabajo de los niños, eliminar el trabajo de los niños y


Foto AutorEsta página fue hecha por: Luis DALLANEGRA PEDRAZA

Doctor en Ciencia Política y Relaciones Internacionales (Universidad Nacional de Rosario, Argentina). Profesor y Evaluador en Cursos de Grado, Postgrado y Doctorado en el país y en el exterior.  Director del Centro de Estudios Internacionales Argentinos (CEINAR) y de la Revista Argentina de Relaciones Internacionales, 1977-1981. Miembro Observador Internacional del Comité Internacional de Apoyo y Verificación CIAV-OEA en la "desmovilización" de la guerrilla "contra" en Nicaragua, 1990. Director de Doctorado en Relaciones Internacionales, Universidad Nacional de Rosario, Rosario, Argentina, 2002-2005. Investigador Científico del "Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas" (CONICET).


e-Mail: luisdallanegra@gmail.com
Home  Arriba  Al Indice General     A Documentos 
A Desarrollo Sostenible    A Cumbre Capítulo I Anexo II