Anexo II

PROGRAMA DE ACCIÓN DE LA CUMBRE MUNDIAL SOBRE DESARROLLO SOCIAL


Capítulo I

UN ENTORNO PROPICIO PARA EL DESARROLLO SOCIAL

Bases para la acción y objetivos

4. El desarrollo social es inseparable del entorno cultural, ecológico, económico, político y espiritual en que tiene lugar. No puede perseguirse como una iniciativa sectorial. El desarrollo social está también claramente vinculado con el logro de la paz, la libertad, la estabilidad y la seguridad a nivel nacional e internacional. Para promover el desarrollo social es preciso orientar los valores, los objetivos y las prioridades hacia el bienestar de todas las personas y el fortalecimiento y la promoción de las instituciones y las políticas que persiguen ese objetivo. La dignidad humana, todos los derechos humanos y libertades fundamentales, la igualdad, la equidad y la justicia social son los valores fundamentales de todas las sociedades. La adhesión, la promoción y la protección de esos valores, entre otros, son la base de la legitimidad de todas las instituciones y del ejercicio de la autoridad y promueve un entorno en el que los seres humanos son el núcleo del desarrollo sostenible y tienen derecho a disfrutar de una vida sana y productiva en armonía con la naturaleza.

5. Las economías y sociedades del mundo son cada vez más interdependientes. Las corrientes comerciales y de capital, las migraciones, las innovaciones científicas y tecnológicas, las comunicaciones y los intercambios culturales están configurando la comunidad mundial. Esa misma comunidad se ve amenazada por la degradación del medio ambiente, situaciones graves de escasez de alimentos, epidemias, discriminaciones raciales de todo tipo, xenofobia, diversas formas de intolerancia, violencia y delincuencia y el riesgo de perder la riqueza de la diversidad cultural. Los gobiernos reconocen cada vez más que para responder a las nuevas circunstancias y alcanzar el desarrollo sostenible y el progreso social a que aspiran se requerirá mayor solidaridad, expresada mediante programas multilaterales apropiados, y habrá que fortalecer la cooperación internacional. Dicha cooperación es particularmente decisiva para que los países que necesitan asistencia, como los países de África y los menos adelantados, puedan disfrutar de los beneficios del proceso de mundialización.

6. Las actividades económicas, que aumentan la riqueza de las comunidades y en las cuales se expresa la iniciativa y la creatividad individual, son una base fundamental del desarrollo social. Sin embargo, el desarrollo social no se logrará simplemente mediante la libre interacción de las fuerzas del mercado. Es necesario que existan políticas oficiales que corrijan las fallas de los mercados, complementen los mecanismos comerciales, mantengan la estabilidad social y creen un entorno económico nacional e internacional que favorezca el crecimiento sostenible a escala mundial. Ese crecimiento debería promover la equidad y la justicia social, la tolerancia, la responsabilidad y la participación.

7. El objetivo primordial del desarrollo social es mejorar la calidad de la vida de todas las personas, por lo que éste exige la creación de instituciones democráticas, el respeto de todos los derechos humanos y libertades fundamentales, el aumento de oportunidades económicas equitativas, el imperio de la ley, la promoción del respeto de la diversidad cultural, el derecho de las personas a pertenecer a minorías y la participación activa de la sociedad civil. El acceso a los recursos y la participación son fundamentales para la democracia, la convivencia pacífica y el desarrollo social. Todos los miembros de una sociedad deberían tener la oportunidad de ejercer el derecho y la responsabilidad de participar activamente en los asuntos de la comunidad en que viven. La equidad entre los sexos y la igualdad y plena participación de la mujer en todas las actividades económicas, sociales y políticas son también fundamentales. Es preciso eliminar los obstáculos que han restringido el acceso de la mujer a la adopción de decisiones, la enseñanza, los servicios de atención de salud y el empleo productivo y establecer una relación equitativa entre el hombre y la mujer, de manera que los hombres participen plenamente y con responsabilidad en la vida familiar. Es necesario cambiar el actual paradigma social de los sexos y dar paso a una nueva generación de hombres y mujeres que luchen juntos para crear un orden mundial más humano.

8. En este contexto, nos esforzaremos por promover un entorno propicio, basado en un desarrollo sostenible, cuyo núcleo sean las personas y que reúna las siguientes características:

~ Amplia participación e intervención de la sociedad civil en la formulación y aplicación de las decisiones que determinan el funcionamiento y el bienestar de nuestras sociedades;

~ Pautas de crecimiento económico sostenido y desarrollo sostenible de base amplia e integración de las cuestiones de población en estrategias económicas y de desarrollo lo que permitirá conseguir con mayor rapidez el desarrollo sostenible y la erradicación de la pobreza y contribuirá a alcanzar los objetivos en materia de población y una mayor calidad de vida para ésta;

~ Una distribución equitativa y no discriminatoria de los beneficios del crecimiento entre los distintos grupos sociales y los países y un mayor acceso a los recursos productivos para las personas que viven en condiciones de pobreza;

~ Interacción de las fuerzas del mercado que favorezca la eficiencia y el desarrollo social;

~ Políticas oficiales encaminadas a superar las disparidades que crean desavenencia social y a respetar el pluralismo y la diversidad;

~ Un marco político y jurídico estable y positivo que fomente la relación mutuamente constructiva entre la democracia, el desarrollo y todos los derechos humanos y las libertades fundamentales;

~ Procesos políticos y sociales que eviten la exclusión y respeten el pluralismo y la diversidad, incluida la diversidad cultural y religiosa;

~ Una función más importante para la familia de acuerdo con los principios, objetivos y compromisos de la Declaración de Copenhague sobre Desarrollo Social y los de la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo, así como para la comunidad y la sociedad civil;

~ Acceso generalizado a los conocimientos, la tecnología, la enseñanza, los servicios de atención de salud y la información;

~ Mayor solidaridad, asociación y cooperación a todos los niveles;

~ Políticas oficiales que permitan a las personas gozar de una vida sana y productiva durante toda su vida;

~ Protección y conservación del medio natural en el contexto de un desarrollo sostenible centrado en el ser humano.

Acciones

A. Un entorno económico nacional e internacional favorable

9. Para promover un crecimiento económico sostenido y un desarrollo sostenible de base amplia y mutuamente provechoso a nivel mundial, así como el crecimiento de la producción, el establecimiento de un sistema comercial internacional no discriminatorio y basado en acuerdos multilaterales y el crecimiento del empleo y de los ingresos, como base para el desarrollo social, se requiere: a) Promover la creación de un entorno económico internacional abierto, equitativo y de cooperación mutuamente beneficioso;

b) Aplicar políticas macroeconómicas y sectoriales sólidas y estables que propicien un crecimiento económico sostenido de base amplia y un desarrollo sostenible y equitativo, que generen empleos y que tengan como objetivo erradicar la pobreza, y reducir las desigualdades sociales y económicas y la marginalización;

c) Promover la empresa, la inversión productiva y el acceso generalizado a mercados abiertos y dinámicos en el marco de un sistema comercial internacional abierto, equitativo, seguro, no discriminatorio, previsible, transparente y basado en acuerdos multilaterales, y a tecnologías para todas las personas, en particular los que viven en la pobreza y los desfavorecidos, así como para los países menos adelantados;

d) Aplicar plenamente y según el calendario previsto el Acta Final de la Ronda Uruguay de negociaciones comerciales multilaterales 1/;

e) Evitar que se adopten medidas unilaterales que no respeten el derecho internacional o la Carta de las Naciones Unidas y obstaculicen las relaciones comerciales entre los Estados, impidan que se alcance plenamente el desarrollo social y económico o vayan en detrimento del bienestar de la población de los países afectados;

f) Aumentar la producción alimentaria, mediante el desarrollo sostenible del sector agrícola y la mejora de las oportunidades de mercado, y lograr un mejor acceso a los alimentos por parte de las personas de bajos ingresos en los países en desarrollo, como medio de aliviar la pobreza, eliminar la malnutrición y elevar el nivel de vida de esas personas;

g) Fomentar la coordinación de las políticas macroeconómicas a nivel nacional, subregional, regional e internacional para propiciar el establecimiento de un sistema financiero internacional que favorezca un crecimiento económico sostenido y estable y un desarrollo sostenible, entre otras cosas, gracias a una mayor estabilidad de los mercados financieros; reducir el riesgo de crisis financieras; conseguir una mayor estabilidad de los tipos de cambio; adoptar medidas para lograr que se estabilicen y disminuyan los tipos de interés reales a largo plazo; y reducir la incertidumbre de las corrientes financieras;

h) Establecer, fortalecer o rehabilitar las estructuras, los procesos y los recursos disponibles, entre otras cosas, mediante el aumento de la capacidad, cuando sea necesario, con el fin de que se examinen y se coordinen las políticas económicas de forma adecuada, teniendo especialmente en cuenta el desarrollo social;

i) Fomentar o reforzar el aumento de la capacidad en los países en desarrollo, sobre todo en África y en los países menos adelantados, con el fin de reforzar las actividades sociales;

j) Velar por que, de conformidad con el Programa 21 2/ y los distintos acuerdos consensuales, convenciones y programas de acción adoptados en el marco de las actividades complementarias de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo, el desarrollo sostenible y el crecimiento económico sostenido de base amplia respeten la necesidad de proteger el medio ambiente y los intereses de las generaciones futuras;

k) Asegurarse de que se abordan de forma adecuada las necesidades especiales y las vulnerabilidades de los pequeños Estados insulares en desarrollo, para que puedan alcanzar un crecimiento económico sostenido y un desarrollo sostenible en condiciones equitativas, gracias a la aplicación del Programa de Acción para el Desarrollo Sostenible de los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo 3/.

10. Para que los beneficios del crecimiento mundial se distribuyan en forma equitativa entre los países es esencial adoptar las siguientes medidas: a) Seguir esforzándose por aliviar las pesadas cargas de la deuda y del servicio de la deuda relacionadas con los distintos tipos de deuda de muchos países en desarrollo, sobre la base de un enfoque equitativo y duradero y, cuando proceda, abordar toda la masa de la deuda de los países en desarrollo más pobres y más endeudados con carácter prioritario, reducir las barreras comerciales y promover el acceso de todos los países a los mercados, en el contexto de un sistema de comercio internacional basado en una reglamentación abierta, equitativa, segura, no discriminatoria, predecible, transparente y multilateral, así como también a las inversiones productivas, las tecnologías y los conocimientos prácticos;

b) Intensificar y mejorar la asistencia técnica y financiera a los países en desarrollo para promover el desarrollo sostenible y superar los obstáculos que impiden su participación plena y efectiva en la economía mundial;

c) Cambiar las modalidades insostenibles de consumo y producción, teniendo en cuenta que esas modalidades, particularmente en los países industrializados, son la principal causa del deterioro persistente del medio ambiente y son motivo de honda preocupación, en razón de que agravan la pobreza y los desequilibrios;

d) Elaborar políticas para que los países en desarrollo puedan aprovechar las oportunidades ampliadas que ofrece el comercio internacional en el contexto de la aplicación plena del Acta Final de las negociaciones comerciales multilaterales de la Ronda Uruguay; y prestar asistencia a los países que no están actualmente en condiciones de beneficiarse plenamente de la liberalización de la economía mundial, en particular a los de África;

e) Apoyar a los países en desarrollo, en particular a los que dependen considerablemente de la exportación de productos básicos, en sus esfuerzos por diversificar sus economías.

11. En el contexto del apoyo a los países en desarrollo, y dando prioridad a las necesidades de África y los países menos adelantados, se requieren las siguientes medidas en los planos nacional e internacional, según proceda:

a) Aplicar políticas y estrategias de desarrollo eficaces que creen condiciones más propicias para el desarrollo social, el comercio y las inversiones, dando prioridad al desarrollo de los recursos humanos y fomentando la consolidación de las instituciones democráticas;

b) Apoyar a los países africanos y los países menos adelantados en sus esfuerzos por crear condiciones favorables que atraigan inversiones directas del extranjero y del interior, alienten el ahorro, induzcan el regreso de los capitales evadidos y promuevan la plena participación del sector privado, incluidas las organizaciones no gubernamentales, en el proceso de crecimiento y desarrollo;

c) Apoyar las reformas económicas para mejorar el funcionamiento de los mercados de productos básicos y la diversificación de esos productos mediante mecanismos apropiados, financiación bilateral y multilateral y cooperación técnica, incluida la cooperación Sur-Sur, así como mediante el comercio y la colaboración;

d) Seguir apoyando los esfuerzos de África y los países menos adelantados por diversificar sus productos básicos mediante, entre otras cosas, el suministro de asistencia técnica y financiera para la fase preparatoria de sus proyectos y programas de diversificación de productos básicos;

e) Encontrar soluciones eficaces, orientadas al desarrollo y duraderas a los problemas de la deuda externa mediante la aplicación inmediata de los términos de la condonación de la deuda acordados en el Club de París en diciembre de 1994, que engloban la reducción de la deuda, incluida su cancelación u otras medidas de alivio de la deuda; invitar a las instituciones financieras internacionales a que examinen formas innovadoras de ayudar a los países de bajos ingresos que tienen una elevada proporción de deuda multilateral con miras a aliviarles la carga de la deuda; elaborar técnicas de conversión de la deuda que puedan aplicarse a programas y proyectos de desarrollo social de conformidad con las prioridades de la Cumbre. Estas medidas tendrán en cuenta el examen de mitad de período del Nuevo Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo de África en el Decenio de 19904/ y el Programa de Acción en Favor de los Países Menos Adelantados para el Decenio de 1990 5/ y se ejecutarán lo más pronto posible;

f) Apoyar las estrategias de desarrollo adoptadas por esos países y colaborar en la tarea de asegurar la ejecución de medidas encaminadas a lograr su desarrollo;

g) Adoptar medidas apropiadas, compatibles con el Acta Final de las negociaciones comerciales multilaterales de la Ronda Uruguay1, en particular la decisión sobre medidas en favor de los países menos adelantados y la decisión sobre medidas relativas a los posibles efectos negativos del programa de reformas en los países menos adelantados y los países en desarrollo que son importadores netos de alimentos, a fin de prestar a esos países atención especial con miras a mejorar su participación en el sistema multilateral de comercio y paliar todo efecto negativo de la aplicación de la Ronda Uruguay, destacando al mismo tiempo la necesidad de apoyar a los países africanos para que se puedan beneficiar plenamente de los resultados de la Ronda Uruguay;

h) Aumentar la asistencia oficial para el desarrollo, tanto en cifras totales como para los programas sociales, y mejorar sus repercusiones, de conformidad con las circunstancias económicas y la capacidad de asistir de los países y con arreglo a los compromisos contraídos en los acuerdos internacionales, y luchar por alcanzar lo más pronto posible la meta acordada de destinar el 0,7% del producto nacional bruto a la asistencia oficial para el desarrollo y el 0,15% a los países menos adelantados.

12. Para que el crecimiento económico y la interacción de las fuerzas del mercado sean más conducentes al desarrollo social se requiere:

a) Adoptar medidas para abrir a todos, incluidos los pobres y los desfavorecidos, oportunidades de acceso a los mercados y alentar a las personas y a las comunidades a que adopten iniciativas económicas, innoven e inviertan en actividades que contribuyan al desarrollo social y fomenten al mismo tiempo un desarrollo económico sostenido y un desarrollo sostenible de base amplia;

b) Mejorar, ampliar y regular, en la medida necesaria, el funcionamiento de los mercados con el fin de promover el crecimiento económico sostenido y el desarrollo sostenible, la estabilidad y la inversión a largo plazo, la competencia leal y una conducta ética; adoptar y aplicar políticas tendientes a fomentar la distribución equitativa de los beneficios del crecimiento y proteger los servicios sociales más importantes, entre otras cosas, complementando los mecanismos del mercado y mitigando todo efecto negativo de las fuerzas del mercado; y aplicar políticas complementarias para promover el desarrollo social, eliminando, de modo compatible con las disposiciones del Acta Final de las negociaciones comerciales multilaterales de la Ronda Uruguay, las medidas proteccionistas, y para integrar el desarrollo social y económico;

c) Establecer una política de mercado abierto que reduzca las barreras que impiden la entrada, fomentar la transparencia de los mercados mediante, entre otras cosas, un mejor acceso a la información, y ampliar las opciones de los consumidores;

d) Promover un mayor acceso a la tecnología y la asistencia técnica, así como a los correspondientes conocimientos prácticos, especialmente para las empresas pequeñas y medianas y las microempresas de todos los países, particularmente de los países en desarrollo;

e) Alentar a las empresas transnacionales y nacionales a que operen en condiciones de respeto del medio ambiente, cumpliendo al mismo tiempo las leyes y las reglamentaciones nacionales y de conformidad con los acuerdos y convenios internacionales, y teniendo debidamente en cuenta los efectos sociales y culturales de sus actividades;

f) Adoptar y aplicar estrategias a largo plazo para que se hagan inversiones públicas y privadas sustanciales y bien dirigidas en la construcción y la renovación de la infraestructura básica, lo que beneficiará a las personas que viven en condiciones de pobreza y generará empleo;

g) Asegurar una inversión pública y privada sustancial en el perfeccionamiento de los recursos humanos y en el aumento de la capacidad en los sectores de la salud y la educación, así como en la atribución de responsabilidades y la participación, especialmente para los sectores pobres o socialmente excluidos;

h) Apoyar y prestar especial atención a la creación de empresas en pequeña escala y microempresas, particularmente en las zonas rurales y en las economías de subsistencia, y velar por que se relacionen sin riesgos con economías de mayor envergadura;

i) Apoyar las actividades económicas de las poblaciones indígenas, mejorar sus condiciones y su desarrollo, y velar por que se relacionen sin riesgos con economías de mayor envergadura;

j) Apoyar a las instituciones, programas y sistemas que difundan información práctica para promover el progreso social.

13. Para que los sistemas fiscales y otras políticas oficiales se orienten hacia la erradicación de la pobreza y no generen disparidades que atenten contra la armonía social es necesario:

a) Establecer normas y reglamentaciones y crear un clima moral y ético que impida toda forma de corrupción y explotación de personas, familias y grupos;

b) Fomentar la competencia leal y la responsabilidad ética en las actividades comerciales, y mejorar la cooperación y la interacción entre los gobiernos, el sector privado y la sociedad civil;

c) Velar por que las políticas fiscales y monetarias promuevan el ahorro y las inversiones a largo plazo en actividades productivas, de conformidad con las prioridades y políticas nacionales;

d) Examinar medidas para solucionar las desigualdades derivadas de la acumulación de riqueza mediante, entre otras cosas, la aplicación de medidas fiscales adecuadas a nivel nacional, y reducir la ineficacia y mejorar la estabilidad de los mercados financieros de conformidad con las prioridades y políticas nacionales;

e) Reexaminar la distribución de subsidios entre la industria y la agricultura, las zonas urbanas y las zonas rurales y el consumo público y el consumo privado, entre otras cosas, y procurar que los sistemas de subsidios beneficien a las personas que viven en condiciones de pobreza, especialmente las más vulnerables, y reduzcan las disparidades;

f) Fomentar los acuerdos internacionales encaminados a hacer frente con eficacia a las cuestiones relacionadas con la doble tributación, así como la evasión transfronteriza de impuestos, de acuerdo con las prioridades y las políticas de los Estados interesados, mejorando al mismo tiempo la eficiencia y la equidad de la recaudación de impuestos;

g) Ayudar a los países en desarrollo que lo soliciten a establecer sistemas de recaudación de impuestos eficientes y equitativos fortaleciendo la capacidad administrativa de gravación y de recaudación de impuestos y el procesamiento de los evasores de impuestos, y ayudar así a lograr un sistema tributario más progresivo;

h) Ayudar a los países con economías de transición a establecer sistemas tributarios eficientes y equitativos basados en fundamentos jurídicos sólidos y que contribuyan a la reforma socioeconómica en marcha en esos países.

B. Un entorno político y jurídico favorable en los planos nacional e internacional

14. Para que el entorno político contribuya al logro de los objetivos del desarrollo social es esencial adoptar las siguientes medidas:

a) Velar por que las instituciones y los organismos gubernamentales responsables de la planificación y la aplicación de las políticas sociales tengan la jerarquía, los recursos y la información necesarios para dar alta prioridad al desarrollo social en la formulación de políticas;

b) Velar por que mediante el imperio de la ley y de la democracia y la existencia de normas y procedimientos de transparencia y la responsabilidad en todas las instituciones públicas y privadas sea posible prevenir y combatir todas las formas de corrupción; esto deberá promoverse a través de la educación y el desarrollo de actitudes y de valores que fomentan la responsabilidad, la solidaridad y el fortalecimiento de la sociedad civil;

c) Eliminar todas las formas de discriminación, desarrollando y fomentando al mismo tiempo los programas educacionales y las campañas de información pública con ese fin;

d) Promover la descentralización de las instituciones y los servicios públicos a un nivel que sea compatible con las responsabilidades, las prioridades y los objetivos globales de los gobiernos y que responda al mismo tiempo de manera adecuada a las necesidades locales y facilite la participación local;

e) Establecer condiciones para que los participantes en la acción social se organicen y actúen en un marco que les garantice la libertad de expresión y de asociación y el derecho a la negociación colectiva y a la promoción de sus intereses comunes, teniendo debidamente en cuenta las leyes y reglamentaciones nacionales;

f) Establecer condiciones similares para las organizaciones de profesionales y de trabajadores independientes;

g) Promover la inclusión de todos los miembros de la sociedad en los procesos políticos y sociales y el respeto del pluralismo político y la diversidad cultural;

h) Fortalecer la capacidad y las oportunidades de todas las personas, especialmente de las desfavorecidas o vulnerables de lograr su propio desarrollo económico y social, establecer y mantener organizaciones que representen sus intereses y participar en la planificación y la aplicación de las políticas y programas gubernamentales que vayan a afectarles directamente;

i) Asegurar la plena participación de las mujeres en todos los niveles de adopción y aplicación de decisiones, y en los mecanismos económicos y políticos mediante los cuales se formulan y se aplican las políticas;

j) Eliminar todos los obstáculos jurídicos que impiden que hombres y mujeres puedan ser dueños de cualquier medio de producción y cualquier bien;

k) Adoptar medidas, en cooperación con la comunidad internacional, según proceda, de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas, la Declaración Universal de Derechos Humanos 6/ y otros instrumentos internacionales y resoluciones de las Naciones Unidas, con el fin de crear el marco político y jurídico adecuado para solucionar las causas básicas de las corrientes de refugiados y permitir su retorno voluntario en condiciones seguras y dignas. También deberían adoptarse medidas en el plano nacional, en cooperación con la comunidad internacional, según proceda, de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas, con miras a crear las condiciones necesarias para que los desplazados internos regresen voluntariamente a sus lugares de origen.

15. Para alcanzar el desarrollo social es esencial que se promuevan y protejan todos los derechos humanos y libertades fundamentales, incluido el derecho al desarrollo como parte integrante de los derechos humanos, a través de las medidas siguientes:

a) Fomentar la ratificación de las convenciones internacionales sobre derechos humanos que aún no han sido ratificadas y aplicar las disposiciones de las convenciones y los pactos que ya han sido ratificados;

b) Reafirmar y proteger todos los derechos humanos y las libertades fundamentales, que son universales, indivisibles, interdependientes e interrelacionados, incluido el derecho al desarrollo, y esforzarse por lograr que se respeten, se protejan y se observen mediante la aprobación de leyes apropiadas, la difusión de información, la educación y la capacitación y el establecimiento de mecanismos y recursos eficaces para asegurar su cumplimiento entre otras cosas, mediante la creación o el fortalecimiento de instituciones nacionales responsables de la vigilancia y la aplicación; c) Adoptar medidas para que todas las personas y todos los pueblos tengan derecho a participar en el desarrollo económico, social, cultural y político, contribuir a él y disfrutar de él; alentar a todas las personas a que asuman la responsabilidad del desarrollo, individual y colectivamente; y reconocer que los Estados tienen la responsabilidad fundamental de crear condiciones nacionales e internacionales favorables para la realización del derecho al desarrollo, teniendo en cuenta las disposiciones pertinentes de la Declaración y Programa de Acción de Viena;

d) Promover la realización del derecho al desarrollo mediante el fortalecimiento de la democracia y el desarrollo y respeto de los derechos humanos y las libertades fundamentales y políticas de desarrollo eficaces a nivel nacional, así como el establecimiento de relaciones económicas equitativas y de un medio económico favorable al nivel internacional, dado que la acción sostenida es indispensable para asegurar un desarrollo más rápido de los países en desarrollo;

e) Eliminar los obstáculos a la realización del derecho de los pueblos a la libre determinación, en particular de los pueblos que viven bajo dominio colonial u otras formas de dominio u ocupación extranjeros, que tienen un efecto negativo sobre su desarrollo social y económico;

f) Promover y proteger los derechos humanos de las mujeres y eliminar todos los obstáculos que se oponen a la plena igualdad y a la equidad entre hombres y mujeres en la vida política, civil, económica, social y cultural;

g) Prestar especial atención a la promoción y la protección de los derechos del niño, y en particular de los derechos de las niñas, entre otras cosas, fomentando la ratificación y la aplicación de la Convención sobre los Derechos del Niño y del Plan de Acción para la aplicación de la Declaración Universal sobre la Supervivencia, la Protección y el Desarrollo del Niño en el decenio de 1990 aprobada en la Cumbre Mundial en favor de la Infancia 7/;

h) Brindar a todas las personas, y en particular a los miembros vulnerables y desfavorecidos de la sociedad, los beneficios de un sistema de justicia independiente, equitativo y eficaz, y asegurar que todos tengan pleno acceso a fuentes competentes de asesoramiento en materia de derechos y obligaciones jurídicas;

i) Tomar medidas eficaces para poner fin a todas las formas de discriminación de jure y de facto contra las personas con discapacidades;

j) Fortalecer la capacidad de la sociedad civil y de la comunidad de participar activamente en la planificación, la adopción de decisiones y la aplicación de los programas de desarrollo social, mediante la educación y el acceso a los recursos;

k) Promover y proteger los derechos de las personas a fin de prevenir y eliminar las situaciones de discriminación y violencia en el hogar.

16. Un sistema político y económico abierto exige el acceso de todos a los conocimientos, la educación y la información, para lo cual es necesario:

a) Fortalecer el sistema de educación a todos los niveles, al igual que otros medios de adquirir destrezas y conocimientos, y asegurar el acceso universal a la educación básica y a las oportunidades de educación durante toda la vida, eliminando al mismo tiempo las barreras económicas y socioculturales que impiden el ejercicio del derecho a la educación;

b) Aumentar la conciencia del público sobre los problemas relacionados con las diferencias entre los sexos y promover la educación encaminada a eliminar todos los obstáculos que se oponen a la plena igualdad y la equidad entre hombres y mujeres;

c) Permitir y fomentar el acceso de todos a una amplia gama de informaciones y de opiniones sobre cuestiones de interés general a través de los medios de información y de otros medios;

d) Alentar a los sistemas de educación y, en la medida en que sea compatible con la libertad de expresión, a los medios de comunicación a mejorar la comprensión y la conciencia pública de todos los aspectos de la integración social, incluidas la sensibilidad con respecto a los problemas de la mujer, la eliminación de la violencia, la tolerancia y la solidaridad y el respeto de la diversidad de culturas y de intereses y desalentar la exhibición de pornografía y la presentación innecesaria de escenas explícitas de violencia y crueldad en los medios de información;

e) Mejorar la confiabilidad, la validez, la utilidad y la disponibilidad de información estadística y de otra índole sobre el desarrollo social y sobre los problemas relacionados con el género, incluido el uso eficaz de estadísticas desglosadas por sexo recogidas a los niveles nacional, regional e internacional, entre otras cosas mediante el apoyo a las instituciones académicas y de investigación.

17. El apoyo internacional a los esfuerzos nacionales para promover un entorno político y jurídico favorable se prestará con arreglo a las disposiciones de la Carta de las Naciones Unidas, y los principios del derecho internacional, y en concordancia con la Declaración sobre los Principios de Derecho Internacional Referentes a las Relaciones de Amistad y a la Cooperación entre los Estados de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas 8/. El apoyo hace necesarias las siguientes medidas:

a) Utilizar, según resulte apropiado, la capacidad de las Naciones Unidas y de otras organizaciones internacionales, regionales y subregionales apropiadas para prevenir y resolver los conflictos armados y para promover el progreso social y elevar el nivel de vida dentro de un concepto más amplio de la libertad;

b) Coordinar las políticas, las actividades y los instrumentos y/o las medidas jurídicas para combatir el terrorismo, todas las formas de violencia extremista, el tráfico ilícito de armamentos, la delincuencia organizada y los problemas relacionados con las drogas ilícitas, el blanqueo de capitales y los delitos conexos, el tráfico de mujeres, de adolescentes, de niños, de migrantes, y de órganos humanos y otras actividades contrarias a los derechos humanos y a la dignidad humana;

c) Instar a los Estados a que cooperen entre sí para promover el desarrollo y eliminar los obstáculos que se oponen a él. La comunidad internacional debería promover una cooperación internacional eficaz, apoyando los esfuerzos de los países en desarrollo, para la plena realización del derecho al desarrollo y la eliminación de los obstáculos que lo impiden, mediante, entre otras cosas, la aplicación de las disposiciones de la Declaración sobre el Derecho al Desarrollo 9/ reafirmadas en la Declaración y Programa de Acción de Viena10/. Para alcanzar un avance sostenido hacia la aplicación del derecho al desarrollo se requieren políticas de desarrollo eficaces a nivel nacional, así como relaciones económicas equitativas y un medio económico favorable a nivel internacional. El derecho al desarrollo debe realizarse plenamente a fin de atender de manera equitativa las necesidades sociales, de desarrollo y ambientales de las generaciones presente y futuras;

d) Velar por que los seres humanos sean el elemento central del desarrollo social y que ello se refleje plenamente en los programas y actividades de las organizaciones subregionales, regionales e internacionales; e) Reforzar la capacidad de las organizaciones nacionales, regionales e internacionales de promover, dentro de sus mandatos, el respeto de todos los derechos humanos y libertades fundamentales y la eliminación de todas las formas de discriminación;

f) Elaborar, dentro de los mandatos y las funciones de las distintas instituciones internacionales, políticas que apoyen los objetivos del desarrollo social y que contribuyan al desarrollo de las instituciones mediante la formación de capacidad y otras formas de cooperación;

g) Fortalecer la capacidad de los gobiernos, del sector privado y de la sociedad civil, especialmente en África y en los países menos adelantados, a fin de permitirles hacer frente a sus responsabilidades concretas y globales;

h) Reforzar la capacidad de los gobiernos, el sector privado y la sociedad civil en los países con economías en transición con miras a ayudarles en el proceso de transformar sus economías de economías de planificación centralizada en economías de mercado.


Foto AutorEsta página fue hecha por: Luis DALLANEGRA PEDRAZA

Doctor en Ciencia Política y Relaciones Internacionales (Universidad Nacional de Rosario, Argentina). Profesor y Evaluador en Cursos de Grado, Postgrado y Doctorado en el país y en el exterior.  Director del Centro de Estudios Internacionales Argentinos (CEINAR) y de la Revista Argentina de Relaciones Internacionales, 1977-1981. Miembro Observador Internacional del Comité Internacional de Apoyo y Verificación CIAV-OEA en la "desmovilización" de la guerrilla "contra" en Nicaragua, 1990. Director de Doctorado en Relaciones Internacionales, Universidad Nacional de Rosario, Rosario, Argentina, 2002-2005. Investigador Científico del "Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas" (CONICET).


e-Mail: luisdallanegra@gmail.com
Home  Arriba  Al Indice General     A Documentos 
A Desarrollo Sostenible    A Cumbre Capítulo I Anexo II 

Notas

1/ Véase Resultados de la Ronda Uruguay de Negociaciones Comerciales Multilaterales: textos jurídicos (Ginebra, secretaría del GATT, 1994).

2/ Informe de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo, Río de Janeiro, 3 a 14 de junio de 1992, vol. I, Resoluciones adoptadas por la Conferencia (publicación de las Naciones Unidas, número de venta: S.93.I.8), resolución 1, anexo II.

3/ Informe de la Conferencia Mundial sobre el Desarrollo Sostenible de los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo, Bridgetown, Barbados, 25 de abril a 6 de mayo de 1994 (publicación de las Naciones Unidas, número de venta: 94.I.18), resolución 1, anexo II.

4/ Resolución 46/151 de la Asamblea General, anexo, secc. III.

5/ Informe de la Segunda Conferencia de las Naciones Unidas sobre los Países Menos Adelantados, París, 3 a 14 de septiembre de 1990 (A/CONF.147/18), primera parte. 

6/ Resolución 217 A (III) de la Asamblea General.

7/ Véase Los niños ante todo (Nueva York, Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, 1990).

8/ Resolución 2625 (XXV) de la Asamblea General, anexo.

9/ Resolución 41/128 de la Asamblea General, anexo.

10/ Informe de la Conferencia Mundial de Derechos Humanos, Viena, 14 a 25 de junio de 1993 (A/CONF.157/24 (primera parte)), cap. III.