Tapa Régimen Internacional

 

Home






PARTE II
 

NUEVAS CARACTERISTICAS
EN LA CONFIGURACION DEL REGIMEN
 

Capítulo V

NUEVO RELACIONAMIENTO MUNDIAL

NUEVOS PARADIGMAS EN LA GENERACIÓN DEL REGIMEN

De la misma manera en que debe considerarse el relacionamiento en la estructura mundial a nivel "horizontal" y "vertical"; también deben tenerse en cuenta estos dos parámetros, en la conformación del régimen.

El parámetro "horizontal" considera qué tipo de relacionamiento tendrán los actores polares entre sí, mientras que el "vertical" se plantea cuáles serán los nuevos procesos de dominación y resistencia -o subordinación-.

El régimen es generado por los más poderosos, pero siguiendo los "criterios" de la estructura emergente o vigente. Por "abajo", los menos poderosos o los subordinados, generan conductas de acomodación, subordinación o resistencia e incluso, hasta oposición.

Los "criterios" de la estructura vigente, son aquéllos que emergen de las características de funcionamiento del sistema en su configuración de poder y que tienen que ver con las reglas tácitas de relacionamiento a nivel horizontal entre los actores polares y las líneas de control intrahegemónico características de ese sistema-estructura a nivel vertical.

La generación y tipo de régimen constituyen una variable dependiente del tipo y características de la estructura.

Si bien en todo sistema hay líneas de control intrahegemónico(58), cada sistema tiene las propias, características de la configuración sistémico-estructural emergente o vigente.

Un sistema bipolar basado en la relación -horizontal en el tope del sistema- amigo-enemigo, tiene a la "seguridad" como el valor más preciado, girando alrededor del "casamiento" entre el eje político y el estratégico-militar, teniendo al eje económico como subsidiario, y tendrá elementos que componen las líneas de control intrahegemónico diferentes a las de un sistema multipolar que se basa en la relación -horizontal en el tope del sistema- amigo-adversario, por lo que la "rentabilidad" es el valor más preciado ya que gira alrededor del "casamiento" del eje político con el económico y tiene al eje estratégico-militar como subsidiario (59).

La "funcionalidad" o "disfuncionalidad" de los gobiernos de los países hegemonizados, tendrá características diferentes, dependiendo del predominio, en el "tope del sistema", de las relaciones amigo-enemigo o amigo-adversario que particularice la configuración sistémica y el orden y, por ende, del "valor más preciado" por los actores polares.

La configuración del régimen, se da en cada uno de los "segmentos" -algunos autores los denominan "áreas temáticas"- correspondientes a los "ejes" de relacionamiento mundial. En la etapa de reconfiguración del sistema y el orden mundial, el proceso de "polarización" entre los actores centrales, "siguiendo los criterios de la estructura", se da al interior de cada uno de esos segmentos, con el objeto de establecer -por imposición o de manera negociada- las reglas -régimen-.

El eje económico y el estratégico-militar tienen poder material propio y en su interior, se da el proceso de polarización. El eje político no tiene poder material propio, por lo que requiere del poder material de uno u otro de los dos ejes antes mencionados, para que sus objetivos sean efectivos. No obstante, es desde el eje político que se "comanda" al sistema mundial.

En el eje político se encuentra el orden, la justicia, los valores, el tipo de alianzas, las características del equilibrio del sistema y la forma de su mantenimiento.

Habría que observar cada uno de los tres componentes del concepto genérico de régimen (60) en el interior de los ejes y segmentos de relacionamiento, para tener una visión clara de las tendencias mundiales hacia la reconfiguracion del sistema y el orden.

De esta manera, en cada uno de los ejes, y en los segmentos a su interior, nos plantearíamos:

1) ¿Cuáles son las reglas, pautas o principios que rigen las relaciones entre las unidades del "segmento"?

2) ¿Cuáles son los métodos para resolver los problemas que se presentan?

3) ¿La forma en que se dirimen los conflictos entre las unidades?

LOS VALORES

El eje político es el que debe establecer los valores, ya que son de carácter universal, a diferencia de los valores en el eje económico, que privilegian la rentabilidad y, según la ideología ambiental imperante, el individualismo; mientras que el eje estratégico-militar, privilegia la seguridad y la pugna entre ideologías. No son universalistas.

La economía da por hechos los valores y las preferencias de los actores de los mercados.

Para la teoría económica sólo los valores del mercado deben tenerse en cuenta, pasando por alto una amplia gama de valores individuales y sociales que no se expresan a través del mercado. Pareciera, de acuerdo con estas consideraciones, que la economía no es una ciencia social, sino matemática.

¿Cómo debe organizarse una sociedad?

¿Cómo debe vivir la gente su vida?

Estas son cuestiones que no deberían responderse sobre la base de los valores del mercado (61).

Los valores económicos, per se, no pueden ser suficientes para sostener a la sociedad.

UNA SOCIEDAD ABIERTA COMO NUEVA TENDENCIA MUNDIAL

El desplome de una sociedad cerrada -¿la URSS?, ¿los "bloques" en el sistema bipolar?- no conduce automáticamente a una sociedad abierta, por el contrario, puede conducir a la crisis de autoridad y a la desintegración de la sociedad. Un Estado débil puede constituir una amenaza tan grande para la sociedad abierta como un Estado autoritario (62) o un bloque cerrado y ensimismado por una concepción ideológica o contra-ideológica, como en el caso el bipolarismo.

La desintegración de la URSS ha creado un vacío de poder del Estado y una crisis de ley y orden que puede ser una amenaza para la libertad en la misma medida en que lo era la sociedad cerrada.

Rupturas y crisis semejantes del poder del Estado luego de la finalización del sistema bipolar se han dado en Yugoslavia, Albania; diferentes partes de Africa como Somalía, Ruanda, Burundi, Congo; en Asia, en Afganistán, Tajikistán, Camboya.

Pero también hay un vacío de poder y de "direccionalidad" en las esferas que antes conformaban los bloques, toda vez que éstos ya no existen, así como las características de funcionamiento del sistema bipolar, que generaban -bien o mal- reglas claras. Hasta que no emerjan nuevas características sistémicas y reglas -régimen-, la incertidumbre será el factor central en el relacionamiento.

En el contexto mundial, hay un sistema económico globalizado pero no hay un sistema político conteniéndolo. No hay organización, salvo la conveniencia de cada uno y la prevalencia del más fuerte o del más hábil para obtener ventajas, lo que no significa que se trate del mejor ni del más inteligente (63).

La ejemplaridad, hoy, muestra que es más conveniente actuar según los intereses personales que seguir principios fundamentales. Se busca el éxito no lo mejor. Esto está dado por el hecho de un exitismo que desnaturaliza el conocimiento, por lo que para qué estudiar si cualquiera, aún sin estudios tiene éxito y aquellos que lo tienen, pueden perder el empleo.

En la medida en que no hay un concepto universal de sociedad abierta, la caída de la URSS y el fin del bipolarismo provocó que no se pasara de un estado de tensión permanente -guerra fría- a un estado de estabilidad y de bienestar, sino a la visión de sociedad que los más poderosos de la "otra alternativa ideológica" tienen de cómo debe ser la sociedad abierta. Esto lleva a la confusión actual de la globalización en la que algunos se benefician y muchos se perjudican (64).

La dicotomía puede ser considerada para la guerra fría, cuando dos ideologías y principios de organización estaban en pugna; pero no encaja en las condiciones posteriores.

------------------------------------------------Gráfico 11

En una sociedad, es difícil vincular las expectativas con la realidad, ya que quienes se desvían de la ideología imperante no pueden expresarse sin quedar marginados. Existe una gran distancia entre la realidad según la ideología imperante y la realidad según los hechos.

En situaciones de gran dinámica (como las transiciones intersistémicas (65)), la interpretación de los acontecimientos no puede seguir el ritmo de los mismos, se genera desorientación y los acontecimientos quedan fuera de control, como la crisis del "tequila" en México y sus repercusiones, o la crisis asiática y sus repercusiones globales, o la situación social en América Latina.

El verdadero factor vinculante no debe ser la ideología, sino los valores éticos y sociales, pero esto requiere de la ejemplaridad y direccionalidad que den las élites a la vez que de la capacidad de la sociedad de recuperarse y reorganizarse a sí misma.

CRITERIOS DE EVALUACION

En el nivel teórico, el conocimiento tiene un criterio objetivo, por el que puede ser juzgado: la realidad. Los valores no pueden ser juzgados de acuerdo con ningún criterio objetivo porque se supone que no se corresponden con la realidad. Los criterios con los que se juzgan están en los propios valores.

Hoy los valores del mercado han inundado y sumergido a los valores de la sociedad, generando una carencia de valores sociales (66). Educación, justicia, medicina, previsión social, empleo, son áreas donde se puede ejemplificar con las privatizaciones y el descontrol o falta de control del Estado. Las relaciones interpersonales están siendo substituidas por transacciones. Ejemplos son: del almacén donde todos se conocen se pasa al supermercado donde nadie se conoce; internet y el comercio multimillonario anónimo en la red; la TV y la venta telefónica de productos; los cajeros automáticos donde las transacciones se hacen sin intermediación de personas; etc..

Se supone que el individuo pertenece a una sociedad, sea ésta una familia, una tribu, una Nación o la humanidad, cuyos intereses deben tener prioridad sobre los intereses personales del individuo. Pero una economía de mercado "transaccional", es cualquier cosa menos una comunidad (67).

---------------------------------------------Gráfico 12

PRECARIO TERMINO MEDIO ENTRE PRINCIPIOS: EL INDIVIDUO AISLADO

¿Dónde se encuentra el punto de equilibrio entre la "sociedad comunitaria" con sus valores sociales y la "sociedad transaccional" y sus valores de mercado?

¿Qué hacer con la gran cantidad de individuos que quedan, por diferentes motivos, desplazados o fuera de foco, en el contexto de la globalización y de los grandes cambios mundiales?

Estos individuos, obreros, empleados, técnicos, científicos, académicos, profesionales, campesinos, son mayoría. No obstante, no encuentran un lugar en una sociedad que se basa en leyes de mercado y sin reglas de convivencia.

¿Qué venden estos individuos? ¿Para qué se los utiliza? ¿No constituye una inversión desperdiciada por los Estados que ahora se retrotraen? (68).

La no-resolución de esto, puede derivar en conflictos inmanejables, aparte de la degradación que está sufriendo la sociedad.

En caso de conflictos, cualesquiera que fueren, deben prevalecer los intereses de la comunidad por sobre los del individuo; pero frente a una ideología dominante, es difícil saber cuáles son los intereses comunes. Deben ser los valores los que prevalezcan por sobre la ideología y este es un camino difícil de desandar, toda vez que la ideología imperante se auto atribuye los valores centrales con carácter de universales y no admite pluralidad.

Luchar desde "abajo" para encontrar un espacio en el sistema, a las aspiraciones de una mejor inserción, para lograr derechos sociales, humanos, económicos, libertad, trabajo, resulta difícil en un contexto estratificado y dominado por una ideología ambiental. Toda actividad que sea extra o anti-sistémica será considerada como subversiva, por lo que, el sistema -quiene/s lo conduce/n- inmediatamente generará "anticuerpos".



© DALLANEGRA PEDRAZA, Luis, Tendencias del Orden Mundial: Régimen Internacional, (Buenos Aires, Edición del Autor, 2001), ISBN: 987-43-2776-6.


Foto AutorEsta página fue hecha por: Luis DALLANEGRA PEDRAZA

Doctor en Ciencia Política y Relaciones Internacionales (Universidad Nacional de Rosario, Argentina). Profesor y Evaluador en Cursos de Grado, Postgrado y Doctorado en el país y en el exterior.  Director del Centro de Estudios Internacionales Argentinos (CEINAR) y de la Revista Argentina de Relaciones Internacionales, 1977-1981. Miembro Observador Internacional del Comité Internacional de Apoyo y Verificación CIAV-OEA en la "desmovilización" de la guerrilla "contra" en Nicaragua, 1990. Director de Doctorado en Relaciones Internacionales, Universidad Nacional de Rosario, Rosario, Argentina, 2002-2005. Investigador Científico del "Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas" (CONICET).

e-Mail: luisdallanegra@gmail.com   


(58) La "línea de control intra-hegemónico" es una línea imaginaria que divide, "por arriba", el grado de "permisividad" a las conductas independientes de los miembros hegemonizados/hegemonizables, y "por abajo", la capacidad para tener conductas independientes. El punto de "conexión" entre las dos variables, es el punto de "crucialidad". Sobrepasado este punto, el sistema reacciona poniendo en funcionamiento los mecanismos homeostáticos. Este tema ha sido estudiado con profundidad en, DALLANEGRA PEDRAZA, Luis, El Orden Mundial del Siglo XXI, (Bs. As., Edic. de la Universidad, 1998), págs. 131-135.
(59) Ver DALLANEGRA PEDRAZA, Luis, El Orden Mundial del Siglo XXI, (Bs. As., Edic. de la Universidad, 1998), pág. 114 y ss.. Sobre las "Líneas de Control Intra-hegemónico", ver pág. 131 y ss.. El concepto de relacionamiento "amigo-enemigo" y "amigo-adversario", fue desarrollado por Aron, Raymond, Paz y Guerra entre las Naciones, (Madrid, Alianza, 1985), atendiendo a los "factores políticos" y a los factores ideológicos" que intervienen en las relaciones internacionales.
(60) Ver, más arriba la definición genérica de régimen.
(61) Ver Soros, George, La Crisis del Capitalismo Global: La Sociedad Abierta en Peligro, (Bs. As., Sudamericana, 1999), págs. 75-76.
(62) Ibidem, pág. 103.
(63) El concepto "darwiniano" del más apto se refiere a esto. Ver Goleman, Daniel, La Inteligencia Emocional, (Bs. As., Vergara, 1996), sobre la diferencia entre la inteligencia intelectual y la inteligencia en términos de capacidad de establecer y manejar las relaciones interpersonales.
(64) Soros, George, trabaja estos temas desde un punto de vista filosófico, en La Crisis del Capitalismo Global: La Sociedad Abierta en Peligro, (Bs. As., Sudamericana, 1999), pág. 119-120.
(65) Ver DALLANEGRA PEDRAZA, Luis, El Orden Mundial del Siglo XXI, (Bs. As., Edic. de la Universidad, 1998), "La Transición Intersistémica", Cap. XVI.
(66) Ver Soros, George, La Crisis del Capitalismo Global: La Sociedad Abierta en Peligro, (Bs. As., Sudamericana, 1999), pág. 106.
(67) Ibidem, pág. 108.
(68) Delfico, Alberto, en su Globalización, Flexibilización, Corrupción... Y ¿Con la Gente qué Hacemos?, (Bs. As., Edic. del Autor, 1995), trató esta temática. También Forrester, Viviane, en su El Horror Económico, (Bs. As., FCE, 1997). También Soros, George, en La Crisis del Capitalismo Global: La Sociedad Abierta en Peligro, (Bs. As., Sudamericana, 1999), pág. 125-129.