Tapa Orden Mundial Imperial

 

Home






Capítulo XVI

REPRESION Y ANTI-GLOBALIZACION

Hasta mediados de los años ‘90, en muy pocas oportunidades las manifestaciones contra la globalización liberal se transformaron en conflictos violentos entre la policía y los manifestantes. Pero desde hace unos años los enfrentamientos han pasado a ser una suerte de ritual, aparentemente inevitable. En cada ocasión, las fuerzas policiales de las ciudades donde se realizan las reuniones transforman los lugares de paso y de trabajo de los participantes oficiales en una zona de alta seguridad, como ocurrió en Québec y, en agosto del 2002 en Génova.

Es así que en cada ocasión crece la represión, particularmente en Praga, Niza, Québec, Gotemburgo, Barcelona, etc. contra los manifestantes que recurren a formas pacíficas de desobediencia civil; hasta el punto de que numerosos representantes de ONG’s admitieron que en estas ciudades, perdieron su creencia en la posibilidad de luchar democráticamente por sus ideas en países democráticos.

Al parecer, hay dos motivos principales:

1) El éxito obtenido por los movimientos de oposición a la globalización, que lograron hacer fracasar el proyecto de Acuerdo Multilateral de Inversiones (AMI) en octubre de 1997 y la Ronda del Milenio de la OMC en Seattle, en diciembre de 1999. Para los dirigentes de los países desarrollados esas dos derrotas son altamente simbólicas, pues afectan a dos pilares del proyecto de globalización: la “libertad” de las finanzas y del comercio. La derrota del AMI fue aun más dolorosa, como resultado de la decisión oficial de Francia de retirarse, uno de los países líderes, bajo la presión, precisamente, de manifestaciones populares. El fracaso de Seattle también resultó un acontecimiento intolerable, dado que puso en evidencia que la mayoría de los gobiernos de los llamados “países en vías de desarrollo” comparten muchas de las críticas que los opositores del Norte hacen a la globalización.

2) La afirmación de EUA como potencia hegemónica en el plano militar, tecnológico, económico, financiero, político y cultural. Símbolo del capitalismo global contemporáneo, EUA encarna una lógica imperial y un orden planetario que coloca bajo su batuta las situaciones, los problemas y las perspectivas de las distintas sociedades del mundo 262.

Las desigualdades y el vaciamiento de las democracias, el desmantelamiento de los Estados y de los servicios sociales, la destrucción ecológica, están provocando un creciente y heterogéneo movimiento mundial de resistencia. Desde el primer Foro Social Mundial de Porto Alegre (2001), trabajadores, desocupados, campesinos con y sin tierra, ecologistas, estudiantes, indígenas, mujeres, pequeños y medianos industriales y comerciantes, que conforman una multitud de movimientos de distinto signo y orientación política, confluyen en busca de propuestas alternativas. Consideran que el mundo debe cambiar o se precipitará hacia la catástrofe. El único hilo conductor, que une a esos grupos, es la participación en busca de justicia.

En América Latina, la crisis económica y social ha agrandado y multiplicado estos movimientos y ambas crisis han conducido al debilitamiento e inestabilidad de la mayoría de los gobiernos, sin que aparezcan alternativas ni se genere una convergencia entre los distintos países en busca de respuestas 263.

Entre los historiadores, la globalización provoca la sensación de cosa ya vista. A principios del siglo XX había progreso material, deslumbrantes tecnologías nuevas (el automóvil, el teléfono, la máquina de escribir) y otros grandes logros, pero también expresiones de protesta contra un mundo que parecía escapar al control de las instituciones políticas tradicionales.

En ese momento, la respuesta provino principalmente de los países industrializados, más que de los pobres y periféricos. Fueron los Estados avanzados los que impusieron aranceles contra la “injusta” competencia extranjera. Se crearon bancos centrales para que administraran los desordenados flujos de capitales. La política inmigratoria se hizo más restrictiva a medida que los grandes receptores de inmigrantes empezaron a discutir su selectividad.

Después de la primera guerra mundial, una serie de impactos fueron revirtiendo el proceso de integración, hasta destruirlo definitivamente con la Gran Depresión: protección aduanera, pánicos financieros contagiosos que se extendieron desde la periferia hasta el corazón del sistema financiero mundial, y un retorno al nacionalismo económico y la autarquía. Las redes de seguridad contra una globalización excesiva anteriores a 1914, después de 1918 se transformaron en lazos gigantescos que estrangulaban la economía mundial.

A fines del siglo XIX, la aristocracia terrateniente europea se vio debilitada por la competencia de los cereales y otros alimentos baratos importados de ultramar. La caída de los precios agrarios y los arriendos le hizo vislumbrar su propia decadencia. Ante esta perspectiva, movilizó a los pequeños agricultores, artesanos y productores, que compartían su convicción de que la libre competencia era nociva. Para estos grupos, globalización era sinónimo de redistribución.

La clase trabajadora, en crecimiento, procuró utilizar el poder político para cambiar las relaciones económicas: por ejemplo, promover políticas impositivas más progresistas o poner fin al uso de los derechos arancelarios como instrumento protector del antiguo orden.

Acusada por las reacciones “antiglobalistas” de la izquierda y de la derecha, la elite comercial liberal juzgó absolutamente beneficiosos los frutos de la apertura económica o la globalización 264.

Hoy la globalización favorece a la tentativa imperial de EUA por dominar al mundo a fin de poder explotar libremente sus riquezas naturales, su fuerza de trabajo y sus mercados y encontrar un campo rentable y seguro para sus capitales especulativos. La globalización conforma una realidad ambivalente. Favorece el crecimiento global, pero está acompañada de desigualdades cada vez mayores. Impulsa el descubrimiento de la diversidad humana, pero conlleva el riesgo de la uniformación 265.

La globalización no puede ser mundialmente considerada, tal cual la plantean los países ricos, en especial EUA. Frente al planteo de globalización hecha por ellos, la gran periferia tiene otras urgencias, que pasan por satisfacer las necesidades básicas de los pueblos más pobres. No obstante, en la mayoría de los casos, los mismos gobiernos de la periferia, obedecen más a la ideología planteada desde el “Norte” que a las necesidades de sus propios países y regiones, en la esperanza de obtener beneficio, o debido a la corrupción generalizada.

La ideología del “talle universal”, propuesta por el Consenso de Washington de 1989, ha demostrado que la globalización es desigual y desigualitaria. La globalización requiere normas y el ejercicio del poder de la comunidad internacional en su conjunto. No puede ser un juego de ricos contra pobres. No puede funcionar sin leyes o instituciones internacionales 266.

Mientras en el orden mundial predomina la globalización, en el interior de los países se profundiza la fragmentación del Estado.

Si se habla de los beneficios de la globalización, ¿cómo se explica que en los últimos veinte años, la diferencia entre los más ricos y los más pobres haya crecido? La globalización, más que un fenómeno de integración global, se parece más a un diseño de políticas impuestas del centro a la periferia. El mal no es la globalización en sí misma, sino la unilateralidad.

Los acuerdos de Bretton Woods de 1944, que hablaban de los controles del capital y la regulación de divisas, que dieron origen al FMI y a préstamos para reconstrucción y fomento por el BIRF, hoy BM, quedaron en el arcón de los recuerdos, particularmente después de la declaración de inconvertibilidad del dólar en oro por parte de Richard Nixon e 1971. Los mercados financieros se liberalizaron, se eliminaron las restricciones al movimiento de capital y se desregularon las divisas.

Noam Chomsky dice que ahora nos enfrentamos a un doble electorado: el de los votantes y el de los especuladores. Los dueños del capital hacen referendos continuos de las decisiones gubernamentales y si éstas no son de su agrado ejercen veto atacando la moneda del país o retirando el capital 267. El mismo referendo lo hacen las calificadoras de riesgo país, que son actores transnacionales que operan en beneficio del inversor.

Las diferencias sociales son crecientes: el 88 % de todos los usuarios de Internet vive en países industrializados que sólo representan el 15 por ciento de la población mundial. El sur de Asia, con el 20 por ciento de la población mundial, tiene menos del uno por ciento de la población global de Internet. Africa, por su parte, donde viven 740 millones de personas, cuenta solamente con 14 millones de líneas telefónicas y sólo un millón de usuarios de Internet.

        ¿SOCIEDAD CIVIL VS IMPERIO?

La sociedad civil trata de re-celebrar el pacto social a nivel estatal y de celebrar uno a nivel mundial que contemple los derechos humanos y sociales. En general, no existe la más mínima reacción de los gobiernos de los países de la periferia, salvo muy escasas excepciones. No existen vínculos “horizontales”, o como se decía en los ‘70 “Sur-Sur”, que favorezcan reacciones o resistencia, orientadas al fortalecimiento de la soberanía en la periferia, tal como se planteaba en las pautas para un Nuevo Orden Económico Internacional más justo (NOEI). Sin embargo, la “sociedad civil”, al interior de los Estados y en el marco mundial sí está reaccionando, aunque de manera aún desarticulada, como para ir construyendo poder alternativo.

Las propuestas que se han hecho y las actividades que se han emprendido se orientarían hacia la conformación de un nuevo “pacto social” tanto en el nivel nacional, como en el mundial.

Diferentes propuestas de la sociedad civil comprenden:

        TASA TOBIN

Se aplicaría al capital financiero especulativo. Tomando sólo los mercados cambiarios de Nueva York y Londres que mueven un billón -millón de millones- de dólares diarios, y aplicando a esta suma la tasa propuesta por James Tobin del 0,5 % se generarían recursos genuinos por el monto de 5.000 millones de dólares por día, o una cifra superior a los 200.000 millones de dólares por año. Esta cifra representaría el equivalente de casi dos Planes Marshall por año que serían dedicados a combatir la pobreza y preservar el medio ambiente. Se trata de un monto que el BM considera suficiente para abatir las formas extremas de la pobreza en el mundo y financiar los programas de defensa del medio ambiente a nivel global. La recaudación de esta tasa, resultaría factible, por la concentración de las operaciones, debido a que casi el 85 % de las transacciones en los mercados cambiarios y especulativos son efectuadas en siete grandes centros: Nueva York, Tokio, Londres, Singapur, Hong Kong, Frankfurt y Viena y los operadores involucrados en las mismas son menos de un centenar de grandes bancos y fondos de inversión 268. Si la tasa se aplicara también a las transacciones especulativas que tienen lugar en otras plazas, podría llegarse a recaudar en un año una suma levemente superior a tres Planes Marshall por año. Se trata de cifras muy superiores al PBI de la mayoría de los países de la periferia. Esta tasa, es vista por el capital financiero como profundamente ilegítima e irracional, y como un atentado a sus buenos negocios. La tasa Tobin, no es la solución, pero es un comienzo de solución y, además, tiene la virtud de abrir una discusión donde antes estaba cerrada 269.

        MARCO REGULATORIO PARA LAS FINANZAS INTERNACIONALES

Una segunda iniciativa que podría tomarse, consiste en introducir un amplio esquema regulatorio en el funcionamiento del sistema financiero internacional, tal como se hacía con anterioridad a la hegemonía del capital financiero. Las modificaciones en la dirección de la “desregulación”, apertura de cuenta de capitales y liberalización financiera no fueron un resultado de la globalización sino la consecuencia de una opción política impulsada fundamentalmente por EUA y el Reino Unido. Un buen punto de partida, podría ser la supresión de los llamados “paraísos fiscales”, que facilitan las operaciones, muchas veces ilegales, que realizan los operadores. Estos “paraísos fiscales”, además, desempeñan un papel altamente pernicioso al posibilitar la evasión de las responsabilidades tributarias, y conspiran contra el bienestar general a causa de los privilegios y prerrogativas que les son otorgados al capital financiero 270. Otra iniciativa podría consistir en coordinar las políticas tributarias a los efectos de evitar competencias que lleven a los Estados a reducir sus impuestos para atraer capitales, que sólo favorece la obtención de superganancias por parte de los capitalistas y la destrucción de los Estados y las sociedades anfitrionas. Otra política es la eliminación del secreto bancario, fundamentalmente, para evitar el lavado de dinero.

Información del 2009 revela que los paraísos fiscales dan cobijo a cerca de u$s11,5 billones y que los gobiernos de todo el mundo dejan de recaudar alrededor de u$s250 mil millones de impuestos a causa de esta situación. Tras la cumbre del G20 en Londres los líderes mundiales anunciaron el “fin de la era del secreto bancario”. La OCDE publicó su “lista negra” de paraísos fiscales y anunció un endurecimiento de las medidas contra los países que la integran.

El primer puesto de los paraísos fiscales lo ocupa el pequeño estado de Delaware en EUA, en la costa este, donde tienen su sede la mitad de las compañías que cotizan en Wall Street; le siguen Luxemburgo, Suiza y la City de Londres. En América Latina están Panamá, que ocupa el puesto 19, Uruguay, el 30, y Costa Rica, el 34.

Los principales generadores de falta de claridad financiera no son las pequeñas islas soleadas, sino naciones ricas.

Uruguay, Costa Rica, Filipinas y Malasia se comprometieron a intercambiar información fiscal para contribuir a resolver el tema de la falta de transparencia financiera 271. El Ministro de Economía del Uruguay, Fernando Lorenzo, envió el 7-6-2010 al Parlamento un proyecto de ley que busca facilitar el levantamiento del secreto bancario y a la vez gravar los depósitos de residentes en instituciones financieras del exterior. La transparencia en las operaciones financieras es uno de los aspectos que el país quiere aclarar. Los Estados con los que Uruguay tiene acuerdos de intercambio de información financiera pueden solicitar a la Justicia uruguaya el levantamiento del secreto bancario cuando hay presunción de delitos de un contribuyente de su país 272.

        LA SOCIEDAD CIVIL NO SOLO RESISTE TAMBIEN HACE

Según un estudio comparativo realizado sobre 22 países (entre ellos, la Argentina), elaborado en 1999 por la Universidad John Hopkins, si el sector de las actividades no lucrativas fuese una economía nacional independiente, sería la octava del mundo, con un volumen similar al del Reino Unido e Italia y superior al de Brasil, España y Canadá. El tercer sector mueve anualmente 1,1 billón -millón de millones- de dólares. Las ONG’s generan seis veces más empleo que las mayores empresas privadas de los países estudiados. Existen 19 millones de empleados del sector no lucrativo frente a 3,3 millones de empleados en esas empresas de gran envergadura. Los especialistas de la Universidad John Hopkins, Lester Salamon y Helmut Anheier hablan de una “revolución asociativa mundial, un surgimiento masivo de actividades de voluntariado privadas y organizadas prácticamente en todo el mundo, provocado, en parte, por las crecientes dudas acerca de la capacidad del Estado -sus gobiernos- de hacer frente a los problemas relacionados con el bienestar social, el desarrollo y el medio ambiente a los que se enfrentan las naciones” 273. No obstante, esta capacidad de buscar respuestas y de actuar, no sólo corresponde a organizaciones que alcanzaron una forma de institucionalización, sino también a grupos no institucionalizados 274.

        MADRES DE PLAZA DE MAYO: ARGENTINA

Objetivo: Luchar contra la impunidad de los represores durante el gobierno de la dictadura militar. Que se haga justicia. Que se sepa dónde están los desaparecidos. La recuperación de los hijos de los desaparecidos que han sido secuestrados por miembros de la dictadura. Frente a los planteos de olvido y reconciliación que los miembros de las fuerzas armadas y los políticos han hecho, el planteo de esta organización, es que lo importante no es la reconciliación, sino la justicia.

En Chile existe un movimiento similar que busca el enjuiciamiento de Pinochet y quienes lo acompañaron 275.

Hay diversos grupos que operan bajo características similares en diferentes países de América Latina.

        ONG´s DEFENSORAS DE LOS DERECHOS HUMANOS

Pese a la Declaración Universal sobre los Derechos Humanos de la ONU en 1948, adoptada por la gran mayoría de los países del mundo -pero no implementada-; y a la existencia en regiones, como el Hemisferio Americano, de la Comisión y la Corte Interamericana de Derechos Humanos, firmada y ratificada por la mayoría de los gobiernos, al igual que su émulo en Europa; aún en la década de los ´80, los derechos humanos no eran respetados en la gran mayoría -y por la gran mayoría- de los países y esto continúa a principios del siglo XXI. Es más, los grupos defensores de derechos humanos, en muchos países, eran considerados grupos subversivos y/o izquierdistas. Fueron organizaciones no gubernamentales, como Amnesty International o Human Right Watch, entre otras, las que comenzaron a presionar sobre los gobiernos y a apoyar a grupos de derechos humanos locales, de manera tal que se fue fortaleciendo la defensa y el respeto de los derechos humanos, hasta el punto de modificarse procedimientos, legislaciones, e incluso el derecho internacional, surgiendo el “derecho internacional humanitario” como rama especial. En países como Argentina surgió Serpaj (Servicio de Paz y Justicia) a partir de la lucha del premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel o en Guatemala, con la lucha de la premio Nobel de la Paz, Rigoberta Menchú Tum.

        PERSONAS DE LA SOCIEDAD CIVIL:

Muhammad Yunus, un economista de Bangladesh que ofrece microcréditos para indigentes. Yunus, desde hace más de 20 años comenzó a trabajar con los pobres más pobres de su país ofreciendo microcréditos (15 dólares, 20 dólares, 50 dólares) para que pudieran iniciar una actividad productiva propia. El sistema se transformó en un éxito y Yunus creó un banco totalmente destinado a minicréditos para indigentes -el Grameen Bank-, que hoy tiene sucursales en todo el mundo y ha sacado de la miseria y permitido tener trabajo autónomo a millones de personas. El ex presidente de EUA, Bill Clinton mencionó explícitamente, en la Cumbre de Davos (Suiza), en enero del 2000, donde se reúnen gobernantes, financistas y empresarios, a trazar los destinos económicos del planeta, la experiencia del Grameen Bank, como la mejor muestra de que se puede hacer algo para solucionar la miseria en el mundo 276.

        MUJERES QUE DAN DE COMER A NIÑOS Y A GENTE POBRE

Comedores que han surgido, en países como Argentina, para satisfacer las necesidades básicas de gente pobre, aún sin tener los elementos indispensables para hacerlo, pero utilizando como instrumento central, la solidaridad. Sólo compartir lo que se tiene, con los demás. Esto ocurre, mientras el gobierno, pese a tener un presupuesto en el marco del Ministerio de Desarrollo Social es incapaz de resolver los problemas de la sociedad. Comedores, como “Los Piletones”, atendido por Margarita Barrientos -declarada “mujer del año” en Argentina en 1999-, que atiende a 490 niños; Mónica Carranza del “Hogar Caras Sucias” o el comedor “Por los Pibes” entre muchos otros, dan de comer a centenares de personas pobres y son atendidos por gente pobre y solidaria 277. También existen grupos de autoayuda que construyen sus propias viviendas obteniendo materiales por donaciones.

        CLUB” DEL TRUEQUE

Se han generado “clubes del trueque” desde 1995. A través del trueque se pueden intercambiar objetos o servicios en forma directa, pero también es posible obtener un determinado número de “créditos” por lo ofrecido, sin que medie el papel moneda, que luego se canjean por lo que se necesite. Los créditos constituyen una “moneda social” y se usan para intercambiar en los clubes, que tienen reglas básicas que cumplir: solidaridad, ética y confianza en la palabra de los demás. De esta forma puede comer, vestir, educarse e incluso hacer turismo, aún estando desempleados, ya que pueden hacer uso de sus propias capacidades para obtener los créditos necesarios. En estos clubes hay más de 300 mil personas. Se trata de una economía alternativa que no reemplaza a la formal, sino que es un complemento para aquellos que, por distintas circunstancias, están total o parcialmente fuera del sistema económico. El fenómeno alcanzó tal dimensión, representando operaciones por valor, aproximadamente, de 30 millones de dólares mensuales y cifras de entre 400 y 600 millones anuales 278.

RECUPERACION DE EMPRESAS POR LOS TRABAJADORES

En la Argentina hay más de 200 empresas que quebraron, en forma real o fraudulenta y los trabajadores recurrieron a la justicia para no perder sus puestos de trabajo, poniéndolas en funcionamiento en forma de cooperativas o emprendimientos de autogestión. Estas empresas, “recuperadas” por sus trabajadores, permiten dar trabajo a más de 15 mil personas que, de otra forma, estarían en la calle con sus familias respectivas. En este caso, es la sociedad civil, en forma de los trabajadores, la que da respuesta a los problemas sociales, laborales e incluso empresariales, cuando el Estado está ausente o, incluso es el causante de estas situaciones por las políticas emprendidas de flexibilización laboral, apertura a las importaciones en forma indiscriminada, etc. Los trabajadores de estas empresas, presentaron en noviembre del 2002, un proyecto de reforma a la Ley de Quiebras al Congreso de la Nación Argentina, para evitar que se den situaciones de vaciamiento y desempleo masivos, sin una solución concreta. Los trabajadores han recuperado y puesto en funcionamiento, empresas textiles, lavaderos de lana, metalúrgicas, de cerámicas, de autopartes, gráficas, de panadería, frigoríficas, de salud, avícolas, etc. 279.



© DALLANEGRA PEDRAZA, Luis, La Construcción de un Orden Mundial Imperial, (Buenos Aires, Edic. del Autor, 2003), ISBN: 987-43-6267-7


Foto AutorEsta página fue hecha por: Luis DALLANEGRA PEDRAZA

Doctor en Ciencia Política y Relaciones Internacionales (Universidad Nacional de Rosario, Argentina). Profesor y Evaluador en Cursos de Grado, Postgrado y Doctorado en el país y en el exterior.  Director del Centro de Estudios Internacionales Argentinos (CEINAR) y de la Revista Argentina de Relaciones Internacionales, 1977-1981. Miembro Observador Internacional del Comité Internacional de Apoyo y Verificación CIAV-OEA en la "desmovilización" de la guerrilla "contra" en Nicaragua, 1990. Director de Doctorado en Relaciones Internacionales, Universidad Nacional de Rosario, Rosario, Argentina, 2002-2005. Investigador Científico del "Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas" (CONICET).

e-Mail: luisdallanegra@gmail.com

262 Riccardo Petrella, (Profesor de la Universidad Católica de Lovaina, Bélgica) Criminalizar la Anti-Mundializacion, en Le Monde Diplomatique, Le Dipló, Buenos Aires, Vol. III, N° 26, Agosto del 2001. Traducción: Carlos Alberto Zito.

263 Gabeta, Carlos, Crisis Mundial y Movimientos Sociales, en Le Monde diplomatique, El Dipló, Vol. IV, N° 38, Agosto del 2002.

264 James, Harold, Profesor de Historia en la Universidad de Princeton, EUA y autor de “The End of Globalization: Lessons from the Great Depresión” (Cambridge, Mass., Harvard University Press, 2001).

265 Jospin, Lionel, ex Primer Ministro francés, La jungla del mundo globalizado, en Diario Clarín, Buenos Aires, 20 de Junio del 2001.

266 Ver Sachs, Jeffrey D., (Profesor Titular de Economía y Director del Earth Institute, en la Universidad de Columbia, EUA).” Una nueva era de cooperación”, en Diario La Nación, Buenos Aires, 10 de Diciembre del 2001. Traducción: Zoraida J. Valcárcel.

267 Ver Arcuri, Antonio, Aldea Global, pero sin Desigualdades, en Diario La Nación, Buenos Aires, 3 de Marzo del 2003.

268 Vilas, Carlos M., “¿Gobernar la globalización? Política y Economía en la Regulación de los Movimientos Internacionales de Capital”, en Revista Venezolana de Economía y Ciencias Sociales (Caracas) Vol. 5, No 2-3, Abril-Septiembre de 1999, pág. 21.

269 Boron, Atilio A., El Nuevo Orden Imperial y Como Desmontarlo, en Seoane, José y Taddei, Emilio (Compiladores), Resistencias Mundiales: De Seattle a Porto Alegre, (Buenos Aires, CLACSO, 2001).

270 Strange, Susan, Mad Money. When Markets Outgrow Governments (Ann Arbor, The University of Michigan Press, 1998), pág. 188.

271 Denuncian los “otros” paraísos fiscales, en BBC Mundo en español, 3-11-2009, http://www.bbc.co.uk/mundo/economia/2009/11/091103_paraiso_fiscal_pae.shtml. También, Lissardy, Gerardo, Paraísos fiscales: ¿progresos o sólo promesas?, en BBC Mundo en español, 9-11-2010, http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2010/11/101108_paraiso_fiscal_ao.

272 Psetizki, Verónica, Uruguay no quiere ser más un “paraíso”, en BBC Mundo en español, 7-6-2010, http://www.bbc.co.uk/mundo/economia/2010/06/100602_1630_uruguay_medidas_paraisos_fiscales_alf.shtml.

273 Ver “Civilizar el Poder”, en Diario Clarín, Buenos Aires, 30 de Enero del 2000.

274 He trabajado en profundidad una variedad de ejemplos en DALLANEGRA PEDRAZA, Luis, Reformulación del Orden Mundial: el Fin de una “Macro-Etapa”, (Buenos Aires, Edición del Autor, 2003), Cap. XX. Ver también Miná, Gianni (Coord. y Comp.), Un Mundo Mejor es Posible, (Buenos Aires, Ediciones Le Monde Diplomatique, 2002).

275 Ver un análisis sobre el caso Pinochet en DALLANEGRA PEDRAZA, Luis, “Tendencias del Orden Mundial: Régimen Internacional”, (Buenos Aires, Edición del Autor, 2001), Cap. XV.

276 Ver La Cumbre de Davos: Elogio Norteamericano para el Economista Muhammad Yunus, en Diario La Nación, Buenos Aires, 30 de Enero del 2000.

277 Ver, por ejemplo, “Historias Solidarias, en Villa de Mayo: Manos Abiertas para Suplir las Carencias”, Diario La Nación, Buenos Aires, 7 de Febrero del 2000.

278 Ver “La Alternativa del Trueque”, Diario Clarín, Buenos Aires, 2 de Febrero del 2001. También, “Diez Mil Personas Inauguraron un Mercado del Trueque en Quilmes”, Diario Clarín, Buenos Aires, 2 de Mayo del 2001.

279 Petras, James, Castel, Robert, y otros, “Produciendo Realidad: Las Empresas Comunitarias”, (Buenos Aires, Editorial Topia, 2002). También, Ocupar, Resistir, Producir, en Revista “Abrecaminos”, Vol. I, N°, 1, Diciembre del 2002.