CAPITULO XII

EL CONCEPTO DE "CORPUS SEPARATUM"
INTERNACIONALIZACION

Debemos considerar como antecedentes del concepto de corpus separatum el Tratado de Paris de 1856 en el que se reconocían los derechos de ciertas naciones (Francia, Reino Unido, España, Rusia, Prusia, Austria, Cerdeña y Estados Unidos) sobre los Santos Lugares. El Congreso de Berlín de 1878 confirmaba el Tratado de Paris. Durante el Mandato Británico, dado por la Sociedad de Naciones en el Tratado de San Remo de 1920, se extendió la consideración de Santos Lugares al Muro de las Lamentaciones, en Jerusalén y a la Tumba de Raquel, en Belén.

La parte III de la Resolución 181(II) establecía, para Jerusalén, un corpus separatum, "entidad separada", que estaría bajo un régimen internacional especial administrado por las Naciones Unidas a través de un Consejo de Fideicomiso y un Gobernador, igualmente se establecía la desmilitarización de la ciudad y su neutralidad, así como la unión económica árabe-israelí.

Lauterpacht examinó cuidadosamente la propuesta de corpus separatum:

-Durante el periodo crítico del relevo del poder en Palestina de los británicos a manos israelíes y árabes, las Naciones Unidas no aplicaron de forma efectiva la idea de internacionalización de Jerusalén.

- Desde el año 1948 hasta 1952 inclusive, las Naciones Unidas buscaron el desarrollo del concepto teórico de la internacionalización de una forma gradual que no satisfizo ni a Israel ni a Jordania, estados más interesados, por lo que nunca pudo ser aplicado. Por ello, se permitió que la idea de internacionalización de Jerusalén se fuera desvaneciendo.

- Mientras tanto, Israel y Jordania demostraron que podían dar seguridad a los Santos Lugares y mantener el acceso libre a su adoración, con la excepción en la parte de Jordania, donde los judíos no estaba autorizados a acceder a los Santos Lugares judíos que estuvieran bajo control jordano.

- La despreocupación de las Naciones Unidas por la idea de la internacionalización desde 1952 hizo que ésta se olvidara. Los acontecimientos de la guerra de 1967 terminaron por enviar al olvido la idea de internacionalización de Jerusalén.

- Sin embargo, comenzó a emerger la idea de la internacionalización de los Santos Lugares en oposición a la idea de la internacionalización de todo Jerusalén. Lo que significa la existencia de un interés internacional por los Santos lugares. Esta idea fue propuesta por Israel mientras que Jordania no la suscribió.

A la vista de lo anterior, nos encontramos que en realidad no ha habido una noción internacional de corpus separatum para Jerusalén, lo que nos deja todavía en la duda de cuál es la situación legal de Jerusalén después de la guerra de 1967. La pregunta, ahora es si Jerusalén tenía o no el status de territorio de ocupación por casus belli con motivo de actividades hostiles, para lo cual el Derecho Internacional prescribe un régimen detallado de poderes garantizados por la potencia ocupante, o si por el contrario se pretendía consentir ese status en favor de los intereses de la potencia desalojada (presuntamente Jordania); o bien, podemos también preguntarnos si el citado status se hizo en favor de Israel porque la potencia desalojada ocupó la ciudad en el curso de una agresión contraria al Derecho Internacional, por lo que si tenemos en cuenta el principio ex injuria non oritur ius Jordania no podía ser considerada la potencia soberana desalojada de Jerusalén.

Otra pregunta que nos cabe hacer es si Jerusalén se encontraba en el status de res nullius. A su vez cabe preguntarnos si esto junto con el vicio en el título de Jordania son la laguna que permite a Israel un status de soberanía sobre Jerusalén, si bien de manera temporal mientras no medien tratados de paz que aseguren su existencia en paz.

ADQUISICION DE SOBERANIA

El análisis anterior ha sido hecho basándose en el vacío de soberanía legal, lo que nos permite un marco común de las posiciones legales de Jerusalén Este y Oeste después de las guerras de 1948 y 1967. Admitiendo que en 1967, Israel entró en Jerusalén de forma legal aplicando el principio de legítima defensa, hecho confirmado por el Consejo de Seguridad y la Asamblea General cuando las propuestas soviético-árabes de retirada israelí de Jerusalén Este fueron revocadas

Lauterpacht ha ofrecido un análisis en el que llega a la conclusión de que la soberanía sobre Jerusalén es del estado de Israel y para ello basa su postura en que las propuestas de partición de la Resolución 181(II) fueron rechazadas por la parte árabe, hecho manifestado en la agresión armada de 1948, contraria al artículo 2(4) de la Carta de las Naciones Unidas. Estos hechos y la naturaleza con la que se concibió el Plan de Partición de la Resolución 181(II) no permiten el ejercicio de la efectividad legal del título de soberanía sobre Jerusalén a ninguna nación árabe que rechazó la citada resolución. La única solución cabría en acuerdos de tipo bilateral basándose en el consenso sobre el título de Jerusalén; cosa que hasta ahora no ha ocurrido.

No debe caber la opción de ningún título por parte de las Naciones Unidas puesto que esta organización guardó silencio sobre el concepto de internacionalización (corpus separatum) desde 1952.

Para Stone queda claro que se produjo un vacío de soberanía después de la retirada británica y por la no aplicación de Plan de Partición. Haciendo un ejercicio de analogía y para matizar la condición previa de la ocupación, en esta situación podríamos hablar de terra nullius, puesto que hablamos de un territorio con ausencia de soberanía, por lo que si admitiéramos esta afirmación la soberanía podría ser adquirida por cualquier estado que no actúe contrariando el Derecho Internacional.
 


Foto AutorEsta página fue hecha por: Luis DALLANEGRA PEDRAZA

Doctor en Ciencia Política y Relaciones Internacionales (Universidad Nacional de Rosario, Argentina). Profesor y Evaluador en Cursos de Grado, Postgrado y Doctorado en el país y en el exterior.  Director del Centro de Estudios Internacionales Argentinos (CEINAR) y de la Revista Argentina de Relaciones Internacionales, 1977-1981. Miembro Observador Internacional del Comité Internacional de Apoyo y Verificación CIAV-OEA en la "desmovilización" de la guerrilla "contra" en Nicaragua, 1990. Director de Doctorado en Relaciones Internacionales, Universidad Nacional de Rosario, Rosario, Argentina, 2002-2005. Investigador Científico del "Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas" (CONICET).


©  Muñoz Mosquera, Andrés, B., El Derecho Internacional y el Conflicto Arabe-Israelí, (Madrid, España, Edición del Autor, 1999)

e-Mail: luisdallanegra@gmail.com
 o al Especialista en Medio Oriente: boazmosquera@hotmail.com

Home   A Indice del Libro 
Arriba