Tapa EUA-America Latina

 

Home






EVOLUCION DEL DEBATE TEORICO-EPISTEMOLOGICO
SOBRE LAS RELACIONES INTERNACIONALES

© Luis DALLANEGRA PEDRAZA *

Capítulo XVI

4. LA PROBLEMATICA DEL CAMBIO

Esta problemática resulta importante, no sólo por los cambios -dados dentro de un marco establecido por las pautas de orden- que se dan dentro del sistema, sino fundamentalmente, porque toda teoría general debe considerar los cambios "de" sistema y no quedar obsoleta.

A nuestro entender hasta ahora, sólo Morton Kaplan 393 ha desarrollado una teoría -de tipo analítico-sistémica- que considera los cambios sistémicos y las nuevas reglas -estructurales y de orden- que rigen.

No obstante, no sólo es importante tener en cuenta el "cambio", sino también la transición y, especialmente: ¿cuáles son las características de los "períodos intersistémicos"; ¿qué reglas del juego imperan?; ¿quienes establecen las reglas del juego?

En primer lugar, observamos que las reglas son impuestas por cada uno de los actores que domina un área, y sólo para esa área que domina; por lo que el orden se caracteriza por un conjunto de "reguladores" que establecen pautas del comportamiento en el área que dominan, pero que no pueden establecer reglas en otras áreas dominadas por otros actores, así como tampoco pueden llegar a ponerse de acuerdo con el resto, como para establecer pautas globales y generales de orden, ya que cada uno está preocupado por su propia problemática, su supervivencia e inserción en el marco global, cuya característica predominante es el "desorden" 394.

5. LA PROBLEMATICA DE LA JUSTICIA

En la "problemática del orden", nos hemos planteado el "teorema del orden y la justicia", como una de las dificultades a resolver.

En el ámbito interno, la justicia es posible en términos equitativos y distributivos, toda vez que existen órganos de aplicación independientes de las personas o entidades a las que se les aplica. En el ámbito mundial, la dificultad primaria está dada por la falta de un "gobierno central" independiente y superior a las unidades.

La justicia en el ámbito mundial está dada por los "más poderosos" acorde con sus principios de justicia.

Este tema lo profundizaremos en la siguiente etapa de nuestro trabajo, ya que en esta nos dedicamos a profundizar otros componentes del sistema mundial, que son previos al análisis de la justicia y sus posibilidades.

6. POBLEMATICA DE LOS PRINCIPIOS Y VALORES

Una problemática importante, desde el punto de vista de las diferencias en las percepciones, es la problemática de los principios y valores, tanto para la comprensión y explicación del orden internacional existente, como para el establecimiento de pautas del comportamiento alternativas, por parte de los paises "Sur".

En esta problemática se encuentra inscripto el análisis del proceso de desnacionalización al que se ven sometidos los paises de América Latina, así como aquellos elementos que permitan alcanzar e implementar valores que favorezcan una identidad propia y el desarrollo de una autonomía.

Como primera apreciación, notamos que las teorías de las relaciones internacionales elaboradas en los paises "Norte", en ningún caso tienen en cuenta principios tales como los sostenidos por los paises "Sur": no intervención, autodeterminación, anticolonialismo, derecho de los pueblos, etc..

En realidad, su preocupación central es la pugna por el poder -teniendo a la variable ideológica como "factor catalizador del sistema de relaciones" (período del bipolarismo) o no (período multipolar)- tratando de lograr un máximum de ventaja por sobre el oponente, o establecer un equilibrio, en el caso de que no sea posible superarlo.

Esto, de por sí, constituye un elemento esencial de diferenciación entre una teoría "Norte" y la necesidad de generar una visión "Sur" -desde América Latina particularmente- de las relaciones internacionales.

Desde el punto de vista de los paises "Sur", entendemos que los principios podrían girar alrededor de dos tipos de problemáticas básicas:

1) Aquellos principios vinculados con las problemáticas provocadas por la acción de las potencias centrales, respecto de lo que ellas consideran su "periferia": no intervención, autodeterminación, anticolonialismo, etc.; derivados de los procesos característicos de la dominación estructural: la explotación; la fragmentación, que impide a su vez la adopción de estrategias conjuntas, o el aumento de la capacidad negociadora; y, por último, la penetración, o en otros términos, el proceso de desnacionalización de su política, su economía, su cultura, su sistema o concepción de la defensa, etc..

2) Aquellos principios que están vinculados a la problemática de su relación con el sistema global vigente: a) negativa a recurrir a arreglos de defensa colectiva destinados a servir a los intereses particulares de las grandes potencias 395. Si observamos la conformación de los organismos de seguridad que se crearon después de la segunda guerra mundial, vemos que, en definitiva, el papel de los paises "Sur" dentro de ellos, se ha reducido al de un "apoyo logístico" a las problemáticas de seguridad de los paises "Norte". b) El rechazo a la política de bloques, en tanto ésta mantiene la división del mundo en esferas de influencia 396.

En este sentido, observamos que las resoluciones emanadas tanto de organismos de carácter regional como la OEA o de alcance mundial como ONU, en los últimos 30 años, contemplan prácticamente la totalidad de los principios reclamados o sostenidos por los paises de América Latina y del Tercer Mundo en general; sin embargo, la capacidad de implementación de los mismos es casi nula, en la medida en que carecen del poder suficiente. A esto, debemos agregarle el hecho de que el típico pendularismo político al que se vieron sometidos los paises latinoamericanos -hecho que no ha escapado a la gran mayoría de los paises del Tercer Mundo-, ha hecho que los gobiernos de turno, ora defendieran, ora abandonaran estos principios, lo que requiere necesariamente de la solución de la problemática interna. Elemento que debe ser considerado en las bases de una teoría de las relaciones internacionales desde el punto de vista "Sur" 397.

Las problemáticas a analizar deberán considerar problemas de carácter internacional, como problemas de carácter interno. La estabilidad de los sistemas políticos, como la continuidad de sus políticas, son un elemento importante a considerar 398.

Dentro de la problemática interna, para EUA el elemento más importante -particularmente desde 1985 en adelante, en que constituye su nuevo paradigma de relacionamiento hemisférico- es la "democracia", cuyo contenido o valoración es diferente al de la mayoría de los paises del Tercer Mundo. Los gobiernos democráticos son "satisfactorios" y deseados para EUA, en la medida en que puede "controlarlos". Para los paises latinoamericanos -o del Tercer Mundo en general- 399, la democracia debe tener un contenido, fundamentalmente orientado al desarrollo, el bienestar y la justicia social, que no sea una democracia dependiente y meramente formal y, por sobre todo, alcanzar a través de la democracia una mayor autonomía de la nación en el contexto internacional. Esto es, además de plantearse la democracia interna del Estado, se plantean la democratización de las relaciones internacionales, como algo coherente y necesario.

Pero, uno de los problemas centrales a resolver, es que los decisores de los paises "Sur", no tienen la misma concepción y percepción en todos los casos, debido al característico proceso pendular de sus sistemas políticos internos, provocados por golpes de Estado restauradores de políticas funcionales a la situación de dependencia; por lo que las percepciones respecto de las causas profundas de los problemas de los paises "Sur", son distintas y, en algunos casos opuestas. Junto a éste, existe otro problema central vinculado a la "definición" de ciertos principios sostenidos por los paises "Sur", tales como "no intervención", que son sostenidos también por los paises "Norte", aunque la "definición" que estos últimos le dan, es distinta 400. Lo mismo podemos decir del principio de "autodeterminación".

El Problema del Transnacionalismo Creciente

Otra cuestión básica dentro de este contexto es: ¿el análisis de las relaciones transnacionales invalida las normas clásicas de soberanía, igualdad, no intervención, o les da a estos términos una dimensión diferente? En principio, consideramos que las relaciones transnacionalizadas de tipo económico y financiero, así como las relaciones que se dan entre los sectores laborales de diferentes paises; las vinculaciones entre organismos no gubernamentales de derechos humanos, de grupos pacifistas o de grupos ecológicos, por dar algunos ejemplos, muestran que se da un sistema de relaciones transnacional paralelo a las relaciones interestatales, y consideramos que deben ser atendidas en función de sus propias prioridades 401.

El "transnacionalismo" es una forma distinta de ejercer el poder por un actor distinto, con intereses distintos. Pero aún así, la variable central sigue siendo el "poder".

Con la Paz de Westfalia (1648) surge el Estado-Nación. A partir de la década de los '60, cobran importancia, desde el punto de vista de las relaciones mundiales, las empresas multinacionales. En los '70 y particularmente en los '80, surge el actor "transnacional" como uno de los nuevos "repartidores" en las relaciones mundiales.

En este caso particular, creemos que habrá necesariamente modificaciones en el Derecho Internacional privado, ya que los actores transnacionales no firmarán tratados al estilo de los Estados, pero regularán sus relaciones en forma jurídica, y el DI privado deberá contemplar esto.

Hacia fines de los '80 y principios de los '90, como resultado de la desintegración del sistema bipolar y de la ruptura del modelo autoritario en el bloque oriental, nos encontramos con que los hombres ("las Naciones"), disconformes con la representación estatal y la forma en que conducían sus asuntos, tomaron la representación en sus manos -paralelamente a la del Estado-, generando un nuevo fenómeno más allá del de la transnacionalización, que es el de la "nacionalización" -actor "nacional"- de las relaciones mundiales, que ahora en esos casos son "inter-Nacionales" a diferencia de las anteriores que eran "inter-Estatales". Esto se observa en casos como Servia, Croacia, Eslovenia, Estonia, Lituania, etc..

7. PROBLEMATICA DE LAS ESTRATEGIAS

Esta implica, por lo menos, dos niveles de análisis: a) la forma en que los Estados "Sur" puedan desligarse de las "estrategias" y puntos de vista sobre el sistema internacional, establecidos por los paises "Norte"; b) la posibilidad de alcanzar estrategias en el propio nivel regional, sin que esto implique diferencias en los puntos de vista y enfoques entre los paises "Sur".

Planteándonos al sistema internacional surgido en 1945 como bipolar -dos alternativas de inserción- en el que el orden se ha caracterizado por una pugna ideológica entre ambas cabezas polares, cabría preguntarse por qué los Estados no polares deberían comprometerse con el problema planteado entre los actores polares o, a la inversa, por qué no comprometerse con uno u otro actor polar. En el primer caso, deberíamos preguntarnos por qué los Estados no polares considerarían que las razones del Este y/o del Oeste no son sus razones, mientras que los actores polares, al dar su disputa un carácter ideológico, afirman su universalidad. En el segundo caso, la pregunta sería, qué beneficios obtendría un Estado no polar al ingresar a la disputa en uno de los bandos.

En el caso de América Latina, el problema ha sido su tradicional relación con EUA durante el panamericanismo desde fines del siglo XIX, que "automatizó" su inserción dependiente después de la segunda guerra mundial 402.

La actitud del neutral es la de que el conflicto en el que se ha negado a intervenir, ante todo, es un mal conflicto que todo el mundo está interesado en superar. La pregunta es, si esta actitud neutral permite la solución del conflicto y, si el neutral tiene posibilidades de solucionarlo con su actitud. Y, además, el problema central es si se puede ser neutral careciendo de poder y siendo dependiente.

En primer lugar, debe definirse el concepto de lo que entendemos por "neutral". Ser neutral, está vinculado más que a una actitud, a un estatuto legal en tiempos de guerra. El "neutralismo" es una actitud en tiempos de paz y no es un estatuto legal. Implica 1) el deseo de permanecer en paz; 2) el sentimiento moral de que el agrupamiento de los Estados en bloques y, en particular, las alianzas militares son malas porque mantienen el clima de la guerra fría; 3) la esperanza positiva que de su posición no comprometida en el centro del conflicto, los Estados neutralistas podrían lograr la posibilidad de ubicarse bien, para ejercer su mediación entre los bloques rivales 403. Este es el sentido que le damos al término "neutral".

Por el otro lado, los Estados no polares que adopten una actitud de compromiso, en tanto miembros de una organización de seguridad, reciben seguridad de las potencias hegemónicas 404, lo que contribuye en cierta medida a reforzar su posición respecto de otros paises. El problema a analizar aquí, es el de los costos respecto de los beneficios. ¿No comprometerse, cambia las posibilidades de estos paises? ¿En qué medida pueden no comprometerse? 405.

Aunque los Estados consideren que la disputa Este-Oeste no es suya, ¿no tendrían buenas razones para aceptar una ayuda ventajosa; no podrían unirse a una alianza, a fin de recibir los beneficios de la seguridad, aunque no fuera como aliados de convicción? ¿Hasta dónde conseguirían ventajas? 406.

¿Una política pendular no sería más ventajosa, al tratar de obtener de uno u otro lado al mismo tiempo la ayuda necesaria, al amenazar a la otra parte -para mayor ganancia de su influencia- con volcarse hacia el lado del que primero de? 407.

Desde el momento en que un gran número de Estados ha optado por el no compromiso (especialmente los afroasiáticos), se produce un efecto acumulativo. los Estados se orientan a elegir en cierta medida, no entre el aislamiento y una de las coaliciones, sino entre el mantenimiento de una solidaridad con los paises no comprometidos y la afiliación a uno u otro de los campos enfrentados. Esta actitud de elección no estaría basada en la alternativa de: o una dependencia remunerativa, o una solidaridad donde se comparte el común denominador del atraso; sino entre una adscripción considerada rápidamente humillante, aunque sea remunerativa y una solidaridad considerada favorable porque reposa sobre similitud de rasgos y de problemas, pero que permitiría estrategias en común.

¿Hasta qué punto es factible mantenerse en una posición de no compromiso? ¿Hasta qué punto es factible que los Estados que adopten y/o alcancen este no compromiso, logren el establecimiento de estrategias en común que le permitan resultados medianamente satisfactorios? ¿Qué factores, tanto exógenos como endógenos, impedirían la coordinación de sus posiciones? ¿Si los paises "Sur" logran en algún momento un sistema internacional que los favorece, hasta qué punto mantendrán la coordinación de sus posiciones y no adoptarán entre ellos políticas o estrategias de dominación?



© DALLANEGRA PEDRAZA, Luis, Evolución del Debate Teórico-Epistemológico sobre las Relaciones Internacionales, (Buenos Aires, Edic. del Autor, 1997).


Foto AutorEsta página fue hecha por: Luis DALLANEGRA PEDRAZA

* Doctor en Ciencia Política y Relaciones Internacionales (Universidad Nacional de Rosario, Argentina). Profesor y Evaluador en Cursos de Grado, Postgrado y Doctorado en el país y en el exterior.  Director del Centro de Estudios Internacionales Argentinos (CEINAR) y de la Revista Argentina de Relaciones Internacionales, 1977-1981. Miembro Observador Internacional del Comité Internacional de Apoyo y Verificación CIAV-OEA en la "desmovilización" de la guerrilla "contra" en Nicaragua, 1990. Director de Doctorado en Relaciones Internacionales, Universidad Nacional de Rosario, Rosario, Argentina, 2002-2005. Investigador Científico del "Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas" (CONICET).

e-Mail: luisdallanegra@gmail.com


393Morton Kaplan, System and Process in International Politics, (New York, John Whiley and Sons, 1957). Este tema lo hemos tratado también en nuestra La Problemática del Orden, op. cit., en los puntos 3 y 4.

394En términos de Liska, George, "pequeños focos de orden en un mar de desorden", ver su War and Order: Reflections on Vietnam and History, (Baltimore, The Johns Hopkins Press, 1968), pág. 26.

395América Latina, ingenuamente o con la conciencia de sus élites dominantes no se ha negado manifiestamente a participar de los procesos de seguridad colectiva con EUA (TIAR), aunque éste sirvió a los intereses de seguridad de la potencia hegemónica y sirvió para disciplinar a los paises de la región y no a defender a la región de posibles ataques extra hemisféricos (el caso Malvinas de 1982 es un ejemplo claro, como muchos otros).

396Ver por ej., los principios de la Conferencia de Bandung de 1955.

397Ver nuestros trabajos El Sistema Interamericano y las Relaciones entre Estados Unidos y América Latina, en "GEOSUR", Vol. IV, No 41, Enero 1983; igualmente La Política Externa de América..., op. cit.

398Nos remitimos a nuestro trabajo Principios de Teoría..., op. cit.

399Hablamos de la élites funcionales a las aspiraciones autonómicas o de las "contraélites" en los casos de paises cuyos gobiernos tuvieran una mentalidad y políticas consecuentemente dependentistas.

400Ver por ejemplo el Informe de la Comisión Bipartita sobre Centroamérica, también conocido como Informe Kissinger-Jackson, (Buenos Aires, Atlántida, 1984), Segunda Edición, especialmente págs. 15-18 y el Cap. 6 "Problemas de Seguridad en América Central"; en el que no se considera como intervencionista la presencia ni el accionar norteamericano en Centroamérica, sino la acción soviético-cubana en esa región. Asimismo, la acción de EUA en esa región es considerada de defensa de la "autodeterminación", contra la que ataca el "intervencionismo" soviético-cubano.

401Sobre el tema ver Bull, Hedley, Las Relaciones Internacionales como Ocupación Académica, en Orrego Vicuña, Francisco (Comp.), "Los Estudios Internacionales en América Latina": Realizaciones y Desafíos", (Sgo. de Chile, Edit. Universitaria, 1981).

402Sobre el particular ver nuestro trabajo El Sistema Interamericano y las Relaciones entre Estados Unidos y América Latina, en "GEOSUR", Vol. IV, No 41, Enero 1983.

403Este ha sido el comportamiento adoptado por Nehru, por ejemplo, cuando habló de "neutralismo dinámico y no pasivo".

404Erróneamente se considera, como en el caso de Costa Rica desde 1948, que es el organismo de seguridad (en este caso particular el TIAR) el que le otorga seguridad. Sin embargo, es la potencia hegemónica la que hace que el organismo de seguridad funcione acorde con sus objetivos de seguridad, o que no funcione, bajo las mismas condiciones. Los casos en que operó el Organo de Consulta bajo convocatoria del TIAR o de la OEA son suficientemente ejemplificativos y avalan lo dicho.

405El caso Pakistán es típico de ruptura de la neutralidad. Debido a los problemas con India por causa de delimitación de fronteras. La división de su territorio ha provocado a Pakistán graves dificultades de administración y de defensa. Si Pakistán se hubiera mantenido neutral, hubiera quedado debilitado frente a India, más poderosa. Por ello, creyó tener la necesidad de ser sostenido contra su vecino más importante. Hasta 1953, Pakistán siguió una política de paz y amistad con todas las naciones sin entrar en ninguna alianza. No tenía ligazón con ninguno de los dos bloques. La actitud de Pakistán en la ONU es un testimonio de ello: a veces votaba con el bloque soviético, otras con el anglo-americano. El principal objetivo de su política externa era entonces mantener relaciones igualmente amistosas con todas las naciones. Fue uno de los primeros Estados en reconocer a China comunista. Mantenía buenas relaciones con la URSS. En 1953 se produjo la crisis que opuso a Pakistán a la URSS. Cuando Pakistán recibió armas del mundo occidental a título de ayuda militar, la URSS se opuso. El propósito de Pakistán era hacer contrapeso con la India. La renuencia de la URSS a considerar válidos los motivos de Pakistán produjo un endurecimiento y la posterior hostilidad.

406Estas deducciones se hacen en el marco de un sistema cuyas características es bipolar y en disputa entre los dos actores polares, con la variable ideológica como factor catalizador del sistema de relaciones. Estos razonamientos deben ser hechos necesariamente atendiendo a las posibilidades de acción del actor, y a las características del sistema internacional que rigen las relaciones entre los actores.

407Caso Egipto, que obtuvo de la URSS la promesa de ayuda para la construcción de una represa que EUA la había negado. Pronto se benefició de la ayuda acumulada de ambas potencias, ya que ninguna de ellas se atrevió a exigir la exclusión de la otra. India recibió, durante mucho tiempo, ayuda de la URSS, Alemania Federal, Inglaterra y EUA. ¿Tal vez el juego pendular resulte más ventajoso que la "alianza unilateral"?