Tapa EUA-America Latina

 

Home






EVOLUCION DEL DEBATE TEORICO-EPISTEMOLOGICO
SOBRE LAS RELACIONES INTERNACIONALES

© Luis DALLANEGRA PEDRAZA *

Capítulo XII

LOGICA Y EVOLUCION DEL ORDEN MUNDIAL

CARACTERISTICAS QUE ADQUIERE EL ORDEN MUNDIAL

(Dependiendo del Eje con el que se Vincula el Eje Político)

INTRODUCCION

Para que haya orden mundial, deben darse ciertos requisitos previos, importantes de tener en cuenta, a fin de comprender los fenómenos que se dan en el sistema internacional.

En primer lugar, el orden, depende de la estructura (esquema o configuración de poder vigente) 224 del sistema mundial. A su vez, la estructura depende de ciertos procesos previos que se dan en el marco global, que nosotros denominamos como "proceso de polarización" del sistema mundial -el sistema mundial (su estructura) tiende hacia el "polo" de los subsistemas dominantes-.

Cuando hablamos de "orden", hacemos referencia al orden de un "sistema", condicionado por la "estructura".

Efectivamente, el establecimiento del orden, depende, en primer lugar de la conformación 225 del "sistema mundial", resultante de un proceso previo de polarización 226, en el que ya se perfila la estructura -forma o configuración de poder vigente- probable del sistema que imperará 227. Cuando este proceso finaliza y la estructura está "cristalizada", entonces se da lugar a la conformación del orden mundial 228, el que, a su vez, depende del tipo de "régimen" imperante.

Trataremos de analizar, en detalle, la forma en que se da cada uno de estos procesos; pero antes analizaremos el proceso de relacionamiento global.

RELACIONAMIENTO MUNDIAL

En el sistema mundial, las unidades componentes -no todas- "interactúan" 229 y se "intercondicionan" entre sí (ver Gráfico 6). Todo depende de que existan relaciones o intereses que hagan que se dé esta interacción.

El intercondicionamiento, es resultante de la búsqueda, por parte de las unidades componentes del sistema, para alcanzar sus intereses y objetivos por sobre los de las otras partes intervinientes.

El proceso interactivo e intercondicionante, puede traer como consecuencia -aunque no necesariamente- una relación de "interdependencia" entre las unidades componentes del sistema. Esto ocurre, cuando existe una mutua "dependencia", aunque ésta sea en temas diferentes para las partes.

La interdependencia, puede traer como consecuencia -aunque no necesariamente- una "integración" 230, en la medida en que se retroalimenta -simétrica o asimétricamente- a través de un vínculo de "necesidad" entre las partes 231, generando un circuito permanente.

Gráfico 6

Relaciones Mundiales Proceso Interactivo

"Interdependencia Organizacional"
versus "Integración Asociacional".

Las relaciones de interdependencia, en el sistema mundial, difícilmente podrán ser "simétricas". Por ello es que nos encontramos con procesos de "estratificación", resultantes de que algunos miembros del sistema manejan determinadas capacidades y otros son "dependientes" 232. A este proceso, lo denominamos integración "organizacional", ya que es "vertical, heterogénea e injusta en el reparto". Frente a esta situación, los que están disconformes con el status vigente -muchos están conformes 233-, procurarán modificar -en la medida de lo posible- el estado de cosas, o al menos su status quo, por lo que tratarán de maximizar su capacidad de desempeño. Para ello, tratarán de fortalecer las relaciones "horizontales" a través de procesos que nosotros denominamos integración "asociacional", ya que se da entre "iguales -porque tienen igual problema y/u objetivo- y por lo tanto entre actores homogéneos, en forma horizontal y el objetivo es encontrar justicia".

Esto depende de las "élites gobernantes". Hay casos en que la élite tiene mentalidad dependiente, o su percepción hace que no esté disconforme con el estado de cosas vigente.

No obstante ello, la interdependencia -desde el punto de vista organizacional-, tiene un poder muy grande, en el sentido de impedir la posibilidad de que las "fuerzas centrípetas" de la integración asociacional operen a favor de aquellos que procuran maximizar su capacidad de desempeño.

POLARIZACION

Uno de los aspectos relevantes del relacionamiento mundial -desde el punto de vista de la formación del "orden"-, es el proceso de polarización.

No todos los miembros del sistema mundial, participan del proceso de polarización. Este es un fenómeno que se da fundamentalmente entre aquellos que tienen capacidad de generar reglas del juego, o por lo menos, de modificarlas.

Gran Bretaña, Francia, Prusia, Rusia y el Imperio Austro-Húngaro en el sistema multipolar imperante en el siglo XIX; EUA y la URSS en el sistema bipolar vigente desde mediados de los '40 hasta los '80; en los post '80s, Japón y los Nic's asiáticos, la CEE y en su marco, especialmente la Alemania unida, EUA y en asociación con este país, Canadá, a los que habría que agregar, al menos en determinados "segmentos" de las relaciones mundiales, a la banca privada transnacionalizada, como nuevos polarizadores del sistema mundial que se está conformando.

Gráfico 7

Relaciones Mundiales Configuración Global

Previo a la conformación del orden mundial, incluso del sistema, las "relaciones" entre las unidades componentes del sistema, están dadas por una "interacción" basada, fundamentalmente en la "pugna" por establecer las "reglas" del juego en cada uno de los "segmentos" en los que existen relaciones, a fin de imponer el "régimen" 234 que deberá imperar.

La pugna no implica necesariamente guerra o conflicto, sino búsqueda de una mayor ventaja por sobre el resto de los actores "polares" (los que polarizan).

Las relaciones entre las unidades componentes del sistema son "integrales", aunque se den por turno 235. Los "segmentos" a los que hacemos referencia tienen que ver con las áreas con las que generalmente se dan las relaciones en el sistema mundial: segmento financiero; comercial; industrial; científico-técnico; de la producción, distribución de las armas; la realización de alianzas militares y/o político-ideológicas; etc.

A esta interacción, basada en la "pugna", la denominamos proceso de "polarización" 236 entre los actores (o variables 237). Los actores que predominen, serán los que "controlen" al sistema. En otros términos, serán los "subsistemas dominantes".

Este proceso se puede dar, tanto en el "eje económico", como en el "estratégico-militar" 238. Dependiendo del "eje" en el que se "centre" el proceso de polarización, conoceremos las características de "utilización y orientación" del poder. Por lo tanto, el "eje político", como "eje planificador" del sistema, se verá "atraído" por uno o por el otro, dependiendo de cuál de ellos sea el que monopoliza el proceso relacional, en la configuración de poder vigente.

Una vez que el proceso de polarización finaliza -ya que resulta imposible para los subsistemas dominantes alcanzar un nivel superior al que alcanzaron, a la vez que contrarrestar más de lo que lo han hecho al resto de los polarizadores-, queda conformada la "estructura".

En los hechos, los "actores" que controlan el poder (subsistemas dominantes) en el eje económico o en el eje estratégico-militar, serán los que manejen al eje político, y llevarán a cabo la "planificación" del orden, en concordancia con los otros (por ej. Congreso de Viena de 1815 que generó las pautas de orden del sistema multipolar vigente hasta 1914) o en pugna con los otros (por ej. el sistema bipolar vigente entre 1945 y los '80); y también, los que tengan un ascendente importante sobre el otro eje "no dominante".

EL SISTEMA MUNDIAL

Al "proceso de relaciones" dentro del sistema, se lo puede caracterizar como el conjunto de patrones de interacción entre los actores, quienes establecen relaciones de poder conflictivas o no, según la compatibilidad de intereses; para alcanzar sus objetivos 239.

Un sistema 240 es un conjunto de actores (estatales o no estatales) relacionados de tal modo frente a su medio, que las regularidades de comportamiento descriptibles, caracterizan las relaciones dentro del sistema, de los actores entre sí y sus relaciones individuales, con combinaciones de actores y factores externos al sistema 241.

Para Morton Kaplan, el sistema internacional es un "sistema político, sin fuerza legal". En otros términos, sin capacidad de exigir, a la totalidad de sus miembros, las normas vigentes, o de sancionarlos -a la totalidad de sus miembros- por incumplimiento.

Según Kenneth Waltz, un sistema es un conjunto de unidades interactuantes.

a) En un nivel, un sistema consiste en una estructura, y ésta es el componente de nivel sistémico que posibilita pensar en las unidades como un conjunto diferente de una mera reunión.

b) En otro nivel, el sistema consiste en unidades interactuantes 242.

Cuando uno habla de sistema, en realidad está haciendo referencia a "aquellos que lo controlan". Habla del sistema por su "estructura" (esquema o configuración de poder vigente).

El sistema mundial (su estructura: bipolar; multipolar; unipolar; etc.). tiende hacia el "polo" de los subsistemas dominantes.

Dependiendo de la cantidad de "subsistemas dominantes", la "estructura" internacional será unipolar (un subsistema), bipolar (dos subsistemas) o multipolar (varios subsistemas dominantes). Estos serán los que impongan las normas esenciales de funcionamiento del sistema.

Un sistema político es un "sistema dominante" o un "subsistema dominante" 243. El sistema político domina sobre sus subsistemas en la medida en que las "normas esenciales" 244 del sistema político operan como "datos paramétricos" para cualquier subsistema particular. Un subsistema domina, en la medida en que las normas esenciales del sistema no pueden ser consideradas como datos paramétricos para ese subsistema. Pero éste sí puede establecer las normas esenciales 245, ya que es un "polo" o un "polarizador".

Cualquier disturbio es aceptable en el sistema, siempre que ocurra dentro de "parámetros razonables" 246, de manera que el sistema lo pueda "asimilar". Todo "impacto" que recibe el sistema hace que reaccione, en defensa propia, a través de "contraimpactos". A este proceso "reequilibrador" se lo denomina proceso homeostático.

En el caso del orden, los disturbios deben ser "contenidos" cerca de su "fuente generadora" sino, se puede producir "anarquía" o "caos" 247.

Mientras que el orden debe ser manejado, el sistema "se maneja a sí mismo", a través de un complejo sistema de mecanismos equilibradores y reequilibradores, y evoluciona como resultado no intencional de las acciones individuales. Por el contrario, a través de su estructura, condiciona el accionar de los actores.

Los rasgos más importantes de un sistema tienen que ver con la identidad de los miembros, su categoría y la configuración resultante (estructura). A la inversa, el orden, es una función del tipo de comportamiento que tenderá a salvaguardar a los miembros del sistema y sus derechos establecidos contra cambios abruptos y forzosos en las estructuras de poder e interés.

Un sistema mundial depende de:

a) la formación y re-formación de los miembros -actores- con intereses bien comprendidos;

b) la clarificación de las relaciones de poder; y

c) la rutinización de las relaciones -diplomáticas- entre miembros -actores- viables. La evolución de un sistema mundial -o cualquier otro-, es la historia de los "conflictos" (polarización) que crean al sistema, y de los "conflictos" (diferentes de la polarización) que más tarde lo conducen a su destrucción 248.

Mientras que es posible identificar inmediatamente un comportamiento disturbador -causante de desorden-, resulta difícil o imposible anticipar las implicaciones de las tendencias estructurales 249, causantes de la reconfiguración del sistema. Estas se dan en el largo plazo.

El orden mundial, tiene que ver con la distribución de poder concreto -distribución precisamente encarada-, no con la distribución hipotética a largo plazo. Esto último tiene que ver con la "estructura" y el proceso de "polarización".

La ayuda exterior es un instrumento para "promover orden", mientras que los sistemas de seguridad colectivos son instrumentos para "mantener o restaurar el orden" 250. En este caso la "intervención" se torna en algo aceptable y necesario, en aras del mantenimiento del orden. Por supuesto, no con la conformidad de los "intervenidos". Todo esto opera en aras de la eficiencia técnica y política, no en aras de la justicia. La "ética" está dada por el mantenimiento del orden y no por la justicia.

LA "TRANSICION INTER-SISTEMICA"

Es la etapa que media entre la "decadencia" de un sistema y la "emergencia" de uno nuevo (ver Gráfico 14).

En algunos casos, dura décadas. El ejemplo histórico más cercano, es el de la transición del sistema multipolar, vigente entre 1815 (Paz de Viena) y 1914 (primera guerra mundial) al sistema bipolar vigente entre 1945/47 (post segunda guerra mundial e inicio de la guerra fría a partir de la Doctrina Truman de la "Contención" al comunismo) y los '80 (1985: Perestroika y Glasnost y la Reunión Cumbre de Reikjavick entre Reagan y Gorbachov, y 1989: caída del Muro de Berlín) 251. Han pasado alrededor de 30 años, a la vez que mediaron dos guerras mundiales y una crisis económica (1929/30) de por medio, que derrumbó definitivamente el viejo orden económico.

Esto nos lleva a preguntarnos: qué orden rige en esa etapa, en reemplazo del orden que regía -acordado o pugnado- en el sistema. Cuál es el régimen que impera, en reemplazo del régimen existente durante la vigencia del "viejo" sistema.

En esa etapa, conviven el "estigma" del viejo sistema y su orden correspondiente, debido al "eco" que queda de las viejas reglas y las características de funcionamiento sistémicas, y el "enigma" del nuevo sistema y su orden correspondiente, por el desconocimiento -y la falta de acuerdo (consenso) para establecerlas, o de capacidad para imponerlas- de las nuevas reglas.

No hay "orden automático". El orden (mundial) 252 no es la resultante del triunfo en una guerra, como el caso del conflicto del Golfo Pérsico. Esto sería cierto, si como resultado de esa guerra, emergiera un imperio -sistema jerárquico-, que controlara todos los "segmentos" 253 que hacen a las relaciones entre los actores del sistema. En realidad, EUA ha demostrado ser el que monopoliza el segmento vinculado a la "seguridad" global, pero es un competidor en "paridad" de condiciones (en el mejor de los casos) en el resto de los "segmentos" vinculados al "eje" económico; por lo que deberá "compartir" el régimen con el resto de los "polarizadores" 254.

La "transición inter-sistémica" implica "repolarización". Al no tener vigencia el viejo sistema, por su estado de decadencia, así como tampoco el nuevo sistema, por estar emergiendo, no hay una "estructura" -esquema o configuración de poder vigente- consolidada. La configuración de poder vigente es aún endeble. Ninguno de los "polarizadores" tiene, todavía, el poder suficiente como para "imponer" las reglas del juego en cada uno de los "ejes" sobre los que se "asienta" el orden mundial; de la misma manera que tampoco existe "consenso" acerca de cuáles deben ser las reglas, debido a que los cambios internacionales continúan produciéndose a un ritmo que sobrepasa los parámetros -marco o límite- aceptables para una estabilidad sistémica.

Estos cambios rápidos se deben a que:

1) emergen nuevos "actores", v. gr.: transnacionales, como la "banca privada transnacionalizada". Principal acreedora de la deuda del mundo subdesarrollado y también del desarrollado. Esta tiene mayor capacidad de establecer reglas (régimen) -aunque sean de corto plazo- sobre el "segmento monetario" (orientación de la inversión; tasas de interés; flujo monetario; masa monetaria; etc.) que el resto de los "actores" polares (y polarizadores).

Este actor "transnacional", se suma a otros, como las organizaciones internacionales no gubernamentales (ONG's) dedicadas a problemas de derechos humanos, o protección del medio ambiente, ecología y calidad de vida -que tienen mucha incidencia sobre las futuras reglas del juego, ya que los procesos en el "segmento industrial", por ejemplo deberán atender al cuidado y protección del medio ambiente, así como los regímenes políticos deberán tener en especial consideración el respeto a los derechos humanos- o a las empresas multinacionales, que tienen gran incidencia sobre los procesos industriales, la comercialización y el desarrollo científico-tecnológico (tres segmentos que, junto al monetario, conforman el "eje económico").

Además, como resultado de la desintegración del sistema bipolar y de la ruptura del modelo autoritario en el bloque oriental, nos encontramos con que los hombres ("las Naciones"), disconformes con la representación estatal y la forma en que el Estado conducía sus asuntos, tomaron la representación en sus manos -paralelamente a la del Estado-, generando un nuevo actor -fenómeno que rompe con lo transnacional, más allá de que este último continúe siéndolo en otro marco-, el "nacional". Las relaciones mundiales, en esos casos son "inter-Nacionales" a diferencia de las anteriores que eran "inter-Estatales". Esto se observa, particularmente, en el bloque oriental, en casos como Servia, Croacia, Eslovenia, Estonia, Lituania, etc..

2) Otro motivo -concurrente o no- es la "decadencia de viejos actores polares". Los poderes centrados en Europa durante el siglo XIX decayeron a partir (y tal vez como consecuencia) de la finalización de la primera guerra mundial, y surgieron nuevos poderes, no europeos, que dieron lugar a la emergencia del nuevo sistema: Estados Unidos y la URSS 255. En la actualidad, la decadencia del poder de la URSS, como potencia polar y la desintegración de su "imperio" (su Pax).

3) Deberíamos sumar un tercer motivo. Este constituye más la emergencia de un nuevo "factor", que de un "actor". Es el fenómeno de las comunicaciones, que otorgan un poder extraordinario a quien las controla. El ejemplo más contundente, hasta el momento, fue el del gobierno de Bush poniendo en "cadena" a todo el mundo a través del circuito televisivo de la CNN, para comunicarle que iba a invadir Irak. No sólo eso, sino también el hecho de verse episodios -los que el gobierno norteamericano quería- de la guerra en directo, en cualquier parte del mundo. La guerra vista como si fuera un evento deportivo.

Las comunicaciones han generado un proceso de "globalización" de la política y de la economía, generado por la inmediatez de la información. El golpe de Estado en la URSS inmediatamente repercutió negativamente en el mercado bursátil mundial.

Orden de la Transición Inter-Sistémica

Si hay "pugna por imponer el orden", difícilmente se puede hablar de la existencia de un orden. No obstante ello, nos negamos a aceptar la "inexistencia total de orden", de la misma manera que nos negamos a aceptar la "nada".

Por lo tanto, las reglas que rijan en esta etapa, aunque inestables, poco confiables, de corto plazo, constituyen para nosotros el "orden de la transición inter-sistémica".

La forma en que opera, a nuestro entender, es la siguiente 256:

Entretanto la "estructura" no esté "cristalizada" 257, los "polarizadores" pugnarán por establecer reglas (régimen) en cada uno de los segmentos correspondientes -en esta etapa en el eje económico-. Esto se viene dando, aunque en forma imperceptible, ya desde la década de los '70.

En el "segmento" financiero, el orden, es la "resultante" de las reglas establecidas -con vigencia en el corto plazo- por la pugna entre EUA (dólar), Japón (yen), Alemania (marco) y las pautas establecidas por la Banca Privada Transnacionalizada; particularmente en lo que hace a orientación de la inversión, flujo financiero, masa monetaria, tasas; etc..

En el "segmento" comercial, el orden, es la "resultante" de las reglas establecidas -en las mismas condiciones que en el caso anterior- por la pugna entre distintos actores polarizadores, dependiendo del "sector" sobre el que apuntan las relaciones comerciales. El sector servicios, es la resultante de la pugna entre Japón (con incidencia de los Nic's asiáticos), EUA y la CEE. En el sector primario, el problema (observado especialmente en la Ronda Uruguay del GATT) se da, particularmente, en la comercialización de los productos agrícolas. Los polarizadores principales, en este caso, son el Grupo CAIRNS 258 liderado por EUA y la CEE, que no quiere desproteger su sector agrícola.

En el "segmento" industrial, el orden, es la "resultante" de las reglas establecidas -en las mismas condiciones que en los casos anteriores- por la pugna entre Japón (con incidencia de los Nic's asiáticos), EUA y la CEE; especialmente en la industria automotriz y de bienes de capital.

En el "segmento" científico-tecnológico, el orden, es la "resultante" de las reglas establecidas -en las mismas condiciones que en los casos anteriores- por la pugna entre Japón (especialmente informática, telemática y robótica), EUA (Silicon Valley) y la CEE (Plan Eureka).

Las reuniones del "Grupo de los 7" (G7) 259, no han demostrado avances significativos en el "acuerdo" de reglas básicas de orden en el eje económico.

En lo que hace al orden en el eje estratégico-militar, por el momento, es la resultante de los acuerdos sobre el desarme entre EUA y la URSS, y las pautas de "seguridad" establecidas -en el corto plazo- por EUA (modelo "guerra del Golfo Pérsico").

EUA quiere transformarse en un Estado "policía mundial", haciendo uso de la instalación de la OTAN que controla, bajo el pretexto de la ineficacia de la ONU para la resolución de los conflictos. Sin embargo, esto puede funcionar, en la medida en que haya consenso por parte del resto, como estructura de "fuerza de paz" más eficaz que los "cascos azules" de la ONU, pero no como mecanismo de seguridad colectiva al estilo de la "guerra fría" para la que fue creada la OTAN ya que, en un sistema multipolar -como el que se perfila hacia el futuro- no operan las "alianzas permanentes" porque atentan contra el sistema del "balance" del poder.

Aún no hay un "orden global" -ni una "autoridad ordenante"- que impere sobre la totalidad de los segmentos, independientemente de sus regímenes particulares.

No existe un poder centralmente ordenante (que imponga orden) o centralmente convergente (que acuerde orden).

Mientras esto siga, continuaremos en la "transición intersistémica" y la actividad mundial más importante, será la "polarización".



© DALLANEGRA PEDRAZA, Luis, Evolución del Debate Teórico-Epistemológico sobre las Relaciones Internacionales, (Buenos Aires, Edic. del Autor, 1997).


Foto AutorEsta página fue hecha por: Luis DALLANEGRA PEDRAZA

* Doctor en Ciencia Política y Relaciones Internacionales (Universidad Nacional de Rosario, Argentina). Profesor y Evaluador en Cursos de Grado, Postgrado y Doctorado en el país y en el exterior.  Director del Centro de Estudios Internacionales Argentinos (CEINAR) y de la Revista Argentina de Relaciones Internacionales, 1977-1981. Miembro Observador Internacional del Comité Internacional de Apoyo y Verificación CIAV-OEA en la "desmovilización" de la guerrilla "contra" en Nicaragua, 1990. Director de Doctorado en Relaciones Internacionales, Universidad Nacional de Rosario, Rosario, Argentina, 2002-2005. Investigador Científico del "Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas" (CONICET).

e-Mail: luisdallanegra@gmail.com


224No sólo entre los actores polares -nivel horizontal- sino también entre estos y los miembros hegemonizados/hegemonizables, sea de "arriba hacia abajo" como de "abajo hacia arriba"; esto implica, en el primer caso, grado de "permisividad" a las conductas independientes, y en el segundo, grado de "capacidad" de adoptar conductas independientes.

225Queremos decir la forma característica que adopta el sistema, en un momento determinado y por un tiempo, para luego, por distintas causas, transformarse en uno nuevo y distinto del anterior.

226Que no se da de una vez y para siempre, sino que se produce toda vez que decae un sistema y emerge uno nuevo, distinto del anterior. La emergencia y consolidación del nuevo sistema es resultado de este proceso.

227Por el número de "polarizadores". En la actualidad, los miembros del Grupo de los 7 paises industrializados (G7), son los presuntos polarizadores; o al menos, los más relevantes de entre ellos.

228En forma consensual (v. gr.: Congreso de Viena de 1815) o como resultante de una pugna (v. gr.: Guerra Fría).

229Muchos paises latinoamericanos no interactúan entre sí, ni con otros de Africa, Asia o de Europa del Este. Las interacciones "globales" se dan en pocos casos.

230No estamos haciendo referencia a los "procesos" integrativos.

231La "división internacional del trabajo" es un ejemplo de lo que queremos significar. No es un "proceso institucional", como lo son los procesos integrativos -aunque no quiere decir que estos últimos no deban ser considerados, desde ya con sus características propias-. Además, es "heterogénea" porque admite actores con diverso poder específico; es "verticalista" porque se maneja con los criterios de los más "fuertes" o "poderosos"; es "injusta" porque no reparte a todos por igual. Se da una "asimetría" tanto en las relaciones, como en su saldo.

232La dependencia puede ser resultante de una "asimetría", o de una "adscripción". Esto último significa que, no sólo hay asimetría, sino que el actor menor busca el vínculo de subordinación con el actor mayor, en la creencia de que obtendrá un beneficio.

233Hacemos referencia a la élite dirigente, no a la Nación.

234Ver la parte correspondiente a régimen.

235Queremos decir que se relacionan como actores políticos, económicos, militares, etc., con el resto, y considerando al resto también como una "totalidad", aunque sus relaciones no sean en "todos" los temas.

236Con proceso de polarización queremos significar a la pugna entre los actores, con el objeto de predominar por sobre el resto.

237Los actores que forman parte de un sistema: estatales o no estatales.

238Ver más adelante lo dicho en la "Problemática del Orden".

239Ver más arriba "interacción, interdependencia e integración". Ver Ferrigni, Yoston, Gueron, Carlos y Gueron, Eva, Gobierno y Política, en "Estudio de Caracas", (Caracas, Univ. Central de Venezuela, 1973), Vol. VIII, Tomo II, pág. 213. También nuestro trabajo, La Problemática del Orden, en el libro coordinado por nosotros "Geopolítica y Relaciones Internacionales", (Buenos Aires, Pleamar, 1981). Para Liska, Sistema es el modelo de interacciones que son ampliamente predecibles en términos de intereses particulares y susceptibles de recuperar la estabilidad después de un período de sacudidas.

240Para nosotros, el sistema es "dinámico" no estático; por lo que lo definimos, de acuerdo con el criterio de Morton Kaplan, como "sistema de acción". Ver Kaplan, Morton, System and Process in International Politics, (New York, John Whiley and Sons, 1957), págs. XI-XVIII y 3-20.

241Aquellos que forman parte del ambiente -y que lo regulan- donde está inserto el sistema. V. gr.: Centroamérica -y su conflicto- tomado como sistema, inserto en el ambiente del bloque occidental, liderado por EUA, que establece las pautas de seguridad global, y en el que pretende intervenir en forma directa o a través de Cuba, la URSS, con pautas distintas. Otro sistema puede ser el Medio Oriente y sus conflictos, inserto en el marco de un ambiente mundial liderado -durante el período del sistema bipolar- "en pugna" por EUA y la URSS quienes pretenden establecer reglas del juego opuestas entre sí, acerca de lo que es la seguridad global y el desarrollo.

242Waltz Kenneth, Teoría de la..., op. cit., pág. 63.

243"Sistema dentro del sistema". V. gr.: América Latina es un substituta del sistema mundial. Lo mismo puede decirse del Medio Oriente, etc.

244Características básicas de funcionamiento del sistema, y sólo de ese sistema, que hace que se diferencie del resto de los sistemas, en lo que hace a su funcionamiento y forma de "reaccionar" frente a los cambios.

245Por ej.: las potencias polares europeas en el siglo XIX; o EUA o la URSS luego de la segunda guerra mundial; o en la actualidad, EUA, la Comunidad Europea y Japón y los Nic's asiáticos, cada uno como un "polarizador".

246Ver Los Cambios Sintéticos en nuestro "La Problemática del...", op. cit., pág. 21 y ss.

247Ver más adelante lo dicho sobre los factores "disturbadores" bajo el título de "Orden".

248Ver Liska, George, War and Order: Reflections on Vietnam and History, (Baltimore, The Johns Hopkins Press, 1968), págs. 58 y ss.

249Lo que la pasa a la "estructura" en términos de "configuración de poder vigente". V. gr.: el "impacto" a la estructura, en el eje económico, producido por la OPEP; o por la declaración de inconvertibilidad del dólar en oro por el presidente de EUA, Richard Nixon; o por la "crisis de la deuda" a partir de 1982.

250Desde ya, debe diferenciarse entre intervención colectiva e intervención unilateral. En el primer caso, es el resultado de una serie de mecanismos establecidos por acuerdo. Una potencia imperial no puede verse subordinada a un mecanismo multilateral, salvo que éste responda a su criterio (TIAR por ejemplo). En el segundo caso, la intervención unilateral es rechazada, salvo en el caso de una potencia imperial. Estas legitiman su intervencionismo en aras del mantenimiento o la restauración del orden. En última instancia, legitiman su intervencionismo avaladas por su poder. V. gr.: EUA en Vietnam. En muchos casos, el multilateralismo intervencionista es una mera pantalla del unilateralismo, v. gr.: la decisión del Consejo de Seguridad de la ONU de crear una fuerza de intervención en el Golfo Pérsico con motivo de la invasión de Irak a Kuwait, a la que en realidad EUA manejó, tanto en el Consejo de Seguridad, como en el Golfo. El multilateralismo fue la forma de legitimar (y disfrazar) el unilateralismo. Lo mismo la X Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores que terminó legitimando la intervención unilateral de EUA a República Dominicana en 1965. Otro ejemplo es la intervención unilateral de EUA a Grenada en 1983, escudándose en la supuesta decisión multilateral de una Organización como la OECO, incapaz de afrontar este tipo de acciones, pero pantalla suficiente para legitimar la acción.

251Podríamos poner como hito histórico, la Cumbre de Reikjavick (Islandia) -celebrada en 1985 entre Gorbachov (inmediatamente de anunciada su "perestroika" y "glasnost") y Reagan- donde EUA y la URSS acuerdan el desarme global y la flexibilización y búsqueda inmediata de solución pacífica, de los conflictos regionales en los que una y/u otra superpotencia tuviera incidencia, v. gr.: en el Sudeste Asiático, la situación en Camboya; en el Medio Oriente la guerra Irán-Irak; en Africa del Sur, el problema de Namibia; en América Central, dejar de lado el apoyo a la "contra" nicaragüense y buscar soluciones inmediatas al problema de El Salvador; en Europa, los euromisiles y las dos Alemanias.

252La "Paz" resultante de los "acuerdos" al finalizar una guerra, en realidad debe entenderse como "pacificación" (Pax), o en otras palabras, establecimiento de un orden determinado. Para que haya Paz con "z" y no Pax, el orden debe ir acompañado de "justicia". Ver nuestro La Problemática del Orden en "Geopolítica y Relaciones..., op. cit., pág. 39.

253Segmento financiero; comercial; industrial; científico-técnico; de la producción, distribución de las armas; la realización de alianzas militares y/o político-ideológicas; etc.

254A nuestro entender, sin discriminar los "segmentos" en los que se dan procesos de "polarización", los otros "competidores" son Japón, la CEE (particularmente Alemania unificada) y la Banca Privada Transnacionalizada (esta última especialmente en el segmento financiero).

255En realidad, Japón había aparecido como uno de los nuevos actores polares no europeos, pero fue derrotado en la segunda guerra mundial.

256Ver cuadro sobre "Características que Adquiere el Orden Mundial, Dependiendo del Eje con el que se Vincula el Eje Político".

257La "cristalización" de la estructura se da recién cuando los "polarizadores" no pueden avanzar más de lo que han avanzado en su intento por imponer reglas y por ganar poder por sobre el resto de los polarizadores.

258Creado en la localidad de Cairns, estado de Queensland, Australia, entre los días 26 y 27 de agosto de 1986 previo a la reunión de la Ronda Uruguay,y conformado por EUA, Canadá, Argentina, Australia, Nueva Zelandia , Brasil, Chile, Colombia, Fiji, Tailandia y Uruguay.

259El G7 constituye una especie de "Directorio Mundial", encargado de la "conducción" de los asuntos más importantes. Esto, desde ya, mientras se "acuerdan" o se "imponen" las reglas definitivas.