Tapa EUA-America Latina

 

Home






CAPITULO XXIX

B. VISION MICROPOLITICA

© Luis DALLANEGRA PEDRAZA *

El Proceso de Desmovilización

1. Las Zonas de Desmovilización

Las Zonas de Seguridad establecidas y las regiones a las que corresponden, son las siguientes (1):

REGIÓN ESTELÍ

Zona de Seguridad I: El Amparo (435 Kms2). Fueron desmovilizados un total de 2,289 miembros de la R.N.

REGIÓN MATAGALPA

Zona de Seguridad II: Kubalí (585 Kms2). Fueron desmovilizados un total de 1,631 miembros de la R.N.

Zona de Seguridad III: San Andrés de Boboqué (440 Kms2). Fueron desmovilizados un total de 2,493 miembros de la R.N. (2).

REGIÓN JUIGALPA

Zona de Seguridad IV: La Piñuela(600 Kms2). Fueron desmovilizados un total de 3,239 miembros de la R.N.

Zona de Seguridad V: El Almendro(550 Kms2). Fueron desmovilizados un total de 6,240 miembros de la R.N.

REGIÓN ATLÁNTICA - PUERTO CABEZAS

Zona de Seguridad VI: Bilwaskarma. Fueron desmovilizados un total de 1,443 miembros de la R.N.

Zona de Seguridad VII: Alamikamba. Fueron desmovilizados un total de 171 miembros de la R.N.

Se acordó que las Zonas de Seguridad a los efectos de la desmovilización funcionarían hasta el diez (10) de Junio de 1990, fecha que debió extenderse hasta el 29 del mismo mes (3).

Hacia el 18 de Junio de 1990 fue creada una Zona de Seguridad cerca de El Almendro en la localidad de Yolaina, con el N° VIII, a fin de desmovilizar a los miembros de la R.N. provenientes de Costa Rica. Fueron desmovilizados un total de 1,559 miembros de la R.N..

El 25 de Junio de 1990 se instaló otra Zona de Seguridad en la localidad de Los Cedros, cerca de San José de Bocay, a los efectos de desarrollar el programa PDI: Programa de Desmovilización de Incontrolados. En este campamento se desmovilizaban aquellos miembros de la R.N. que habían perdido el contacto con sus comandantes y que se encontraban dispersos en las montañas. Fueron desmovilizados un total de 434 miembros de la R.N..

En total, de acuerdo con cifras de la CIAV-OEAse desmovilizaron en todas las zonas de seguridad 19,499 miembros de la R.N.. Si se tienen en cuenta los miembros de la R.N. que fueron desmovilizados fuera de las fechas previstas, alcanzan a unos 21,000 aproximadamente.

2. Características y Actividades en las Zonas de Desmovilización

Cada zona de seguridad estaba constituida por un área geográfica -de unos 400-600 Kms2 aproximadamente, salvo la zona de El Cedro que se circunscribió a una bodega- dentro de la cual se instalaba el campamento de desmovilización propiamente dicho, de una dimensión aproximada (en algunos casos desordenada en cuanto a la forma de instalación de los distintos organismos (4)) de una o dos manzanas. Dentro del mismo operaban ONUCA recibiendo y destruyendo el armamento, y entregando a cambio, un certificado de desmovilización; CIAV-OEA otorgando un carnet al desmovilizado luego de una encuesta, en la que consta su nombre real y el seudónimo de guerra (5), el número de desmovilizado -ya otorgado por ONUCA en el certificado- y datos sobre las actividades previas a su pertenencia a la R.N. y expectativa laboral, dirección personal y/o de sus familiares, edad, familia a su cargo, tipo y grado de educación, propiedad -generalmente de tierras, ya que se trata de un país eminentemente rural- y estado civil.

Realizado este trámite la CIAV le entregaba un carnet en el que consta la foto del desmovilizado, su nombre, fecha de desmovilización -importante a los efectos de la "segunda fase" en la que cada mes, por un período de seis meses, el desmovilizado y su familia recibiría comida para todo el mes- y número de desmovilizado. El desmovilizado entregaba su uniforme -que era quemado- y a cambio recibía un pantalón, una camisa, calzoncillos, calcetines, y un par de botas para agua (se entregaron sólo 7,250 pares, por falta de existencia), un cepillo de dientes, pasta dental, jabón, 19 libras de frijoles (6), 19 libras de arroz, 12 libras de harina, 1,5 litros de aceite, aproximadamente 1 kilo de azúcar y 1 kilo de café, 1 kilo de pinolillo (7), un paquete de sal de poco menos de 1/4 kilo; teóricamente suficientes como para un mes de subsistencia (8).

A continuación el desmovilizado era entrevistado por un representante del Cardenal Miguel Obando y Bravo, haciéndole una encuesta similar a la de la CIAV-OEA.

Asimismo operaba la OPS (Organización Panamericana de la Salud) que recibía al desmovilizado y le daba las siguientes vacunas: BCG (para prevención de la tuberculosis y el sarampión); DPT (para difteria, pertusia y tétanos) TT (toxoide tetánico) y la antipolio. Además se les practicaba exámenes VDRL para la sífilis; para la malaria; BAAR para la tuberculosis y BHI para el SIDA (9).

Completado el ciclo, éste era alimentado e instalado en una barraca para descansar y esperar -generalmente hasta la mañana siguiente- a ser trasladado hasta el punto del país que él había indicado en la planilla de desmovilización, que podía ser su propia comarca (10) o pueblo, o un polo de desarrollo -en principio El Almendro- en la zona sudeste del país -luego Río Blanco en la zona centro(11).

Algunas de las Características de los Miembros de la R.N.

En general, la imagen que uno tenía desde afuera, más allá de posiciones ideológicas o preferencias -informándose a través de los medios usuales- era la de una guerra civil, en la que el grupo de la "contra" estaba conformado mayoritariamente por ex guardias somocistas.

Sin embargo, salvo casos muy particularizados -entre los que se encuentran el ex Comandante Bermúdez, que lideró a la R.N. hasta 1989, en que fue reemplazado por el Comandante Franklin (un campesino)- habían muy pocos ex miembros de la guardia somocista. Los mismos miembros de la R.N. se encargaron de ir erradicando a los ex guardias somocistas, ya que eran antisandinistas pero también antisomocistas.

Un porcentaje importante de los miembros de la R.N., eran campesinos, y la mayoría (12) semianalfabetos, ya que saben leer y escribir en forma muy elemental.

El 78% de la "contra" es de origen agrícola y tiene expectativas de continuar trabajando en tareas iguales, mientras que un 22% es de otro origen (13).

Si analizamos el "nivel de escolaridad", nos encontramos con que aproximadamente el 95% acusa estudios primarios, pero como indicamos anteriormente, con niveles que oscilan entre 1er y 3er grado terminado; y el 5% restante estudios secundarios, no necesariamente terminados.

La "edad" de los desmovilizados oscila, en la mayoría de los casos, en el grupo de 16-20 años; le siguen los que están en el grupo de 21-25 y disminuye considerablemente el grupo que comprende a las edades entre 26-30. Por este motivo se deduce que resulta prácticamente imposible -por la edad- que los "contras" fueran exclusivamente ex guardias somocistas; estos deberían estar en el grupo de 36-40 o mayores.

Cuando uno les preguntaba sobre la causa de su ingreso a la R.N., algunos contestaban un "cliché"aprendido en las bases militares "contras" en Honduras, seguramente de boca de sus entrenadores norteamericanos (14), sobre la "lucha por la democracia", o "contra el comunismo". No obstante, muchos de ellos, en realidad habían ingresado a la R.N. porque habían perdido sus tierras de manos de sandinistasy pensaban -o les habían dicho- que podían recuperarlas de esa manera, o porque huían para no tener que cumplir con el "servicio militar patriótico" (15).

Conversando con ellos -especialmente cuando se los trasladaba en camiones hacia algún lugar de tránsito o hacia sus comarcas- se notaba que había un temor y a la vez un odio profundo hacia el sandinista (16), a tal punto que algunos expresaban que si en vez de Violeta Chamorro hubiera ganado Daniel Ortega en las elecciones, por más democráticas que hubieran sido, no se hubieran desmovilizado, sino que se mantendrían en la montaña o volverían a la montaña si en algún futuro el panorama político se revierte (17).

A mi entender, la guerra civil fue fundamentalmente una guerra en la que lucharon y murieron campesinos -de un lado y del otro- nicaragüenses, en muchos casos, por motivos que ellos mismos no comprendían racionalmente (18); que se extendió durante diez años y fue aprovechada y utilizada, tanto por el FSLN y algunos sectores internacionales como la URSS y Cuba, cuanto por EUA y otros sectores dentro de Nicaragua. Nicaragua como país, no sacó nada en limpio de esa guerra, salvo miseria y odios.

La Segunda Etapa

Finalizado el proceso de desmovilización, se continuó, aproximadamente hasta mediados de julio (1990), con el traslado de ex miembros de la R.N. (19), y se iniciaron inmediatamente los preparativos para la "segunda fase".

Esta "segunda etapa" tenía como centro: 1) el programa de repatriación -con duración aproximada hasta febrero de 1991-, que implicó la reinserción de unos 43 mil nicaragüenses que retornaban al país; 2) lo que se denomina la "segunda fase" de la desmovilización, que contemplaba el seguimiento del desmovilizado en su domicilio, a los efectos de darle la alimentación correspondiente a él y su familia por seis meses desde la fecha de su desmovilización, además de elementos para construir o mejorar su casa y las herramientas para hacerlo, así como herramientas para la labranza (20); 3) la puesta en marcha de los "polos de desarrollo", lo que implicaba la definición de la ubicación de las tierras y sus títulos de propiedad correspondientes; la construcción de viviendas, caminos, escuelas, hospitales y darle a los desmovilizados herramientas para que comiencen a trabajar.

La "segunda fase" implicaba también un programa de "Derechos Humanos".

Todas estas tareas se orientaban fundamentalmente a la "reinserción" del desmovilizado en la vida normal del país, sea en sus aspectos económicos, laborales (21), e incluso políticos (22).

Algunos Problemas de la Segunda Etapa

En cierta medida el retraso en la puesta en marcha de los polos de desarrollo ha provocado que se avanzara demasiado en el período de lluvias (23) por lo que se retrasó la posibilidad de sembrar en un año. La inactividad de los miembros de la R.N. que se encontraban a la expectativa en los polos de desarrollo ha hecho que se dediquen a la bebida y a un ocio no constructivo. Por otra parte, provocó que descrean de las promesas hechas por el gobierno y la CIAV-OEA y esto se transformó en una "bomba de tiempo" que pudo estallar en cualquier momento (24).

Más grave aún es "tocar" el estómago del desmovilizado, desde el momento en que no se le entregan las raciones mensuales -correspondientes a él y su familia- por falta de existencias suficientes.

Un ex Comandante de la R.N. (Comandante Jimmy Leo) dijo, en una de las reuniones celebradas entre la CIAV-OEA, ONUCA y los nicaragüenses (25), que el retraso en la entrega de tierras en los polos, retrasaba la posibilidad de siembra, ya que el período de lluvias estaba avanzado, por lo que la próxima siembra se veía demorada en un año. Entretanto, el desmovilizado estaba inactivo, no cosechaba su propia comida, seguía dependiendo de lo que le daba la CIAV-OEA, se mantenía ocioso, bebía "guaro" -bebidas alcohólicas- y se transformaba en un foco de tensión importante.

A mi criterio, en las palabras del ex Comandante Jimmy Leo se encuentra, en gran medida la clave de la paz en Nicaragua y de la solución de muchos de los problemas de derechos humanos planteados. Además, es en la solución de estos problemas donde está la verdadera posibilidad de reconciliación nacional muchas veces declamada, pero generalmente no realizada



© DALLANEGRA PEDRAZA, Luis, Relaciones Políticas entre EUA y América Latina: ¿Predomicio "monroista" o Unidad Americana? , (Buenos Aires, Edic. del Autor, 1994), ISBN: 950-43-5524-2.


Foto AutorEsta página fue hecha por: Luis DALLANEGRA PEDRAZA

* Doctor en Ciencia Política y Relaciones Internacionales (Universidad Nacional de Rosario, Argentina). Profesor y Evaluador en Cursos de Grado, Postgrado y Doctorado en el país y en el exterior.  Director del Centro de Estudios Internacionales Argentinos (CEINAR) y de la Revista Argentina de Relaciones Internacionales, 1977-1981. Miembro Observador Internacional del Comité Internacional de Apoyo y Verificación CIAV-OEA en la "desmovilización" de la guerrilla "contra" en Nicaragua, 1990. Director de Doctorado en Relaciones Internacionales, Universidad Nacional de Rosario, Rosario, Argentina, 2002-2005. Investigador Científico del "Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas" (CONICET).

Si querés opinar o consultarme, escribime a: luisdallanegra@gmail.com
Free counter and web stats

(1) Región Estelí - Zona de Seguridad I, Amparo. Dirección: del costado noreste de la Catedral, 2 cuadras al norte. TE (071) 2276. Fax (071) 2699. Coordinador Daniel Lozano (Argentina), luego reemplazado por Arturo Garzón (México - OEA). Oficiales de Seguridad: Víctor Jiménez, Paúl García, Orlando Tomas (OEA), John Ander (España), Osvaldo Rinaldi (Argentina), Gustavo Fernández (Argentina), Juan Bautista Castagnino (Argentina), Sergio Mariño (Colombia), Jorge E. Nieto (Colombia), Miguel Guaracan (Chile). Región Matagalpa - Zona de Seguridad II, Kubalí. Dirección: frente al Comité Regional de la Asociación de Trabajadores del Campo (ATC), (Matagalpa). TE (061) 2257. Coordinador Leonor Barreto (OEA). Oficiales de Seguridad: José Zapata, Heitor Ulyssea (Brasil - OEA), Martha Rodriguez (Colombia), Alberto Morales (Instituto Interamericano de Ciencias Agrícolas - IICA), Marcelo Ochoa (Argentina), Wladimir Pérez (Venezuela), Marcelo Dagorret (Argentina), Javier E. Gómez (Colombia), José L. Ramírez (Colombia), Fernando Alvarez (Colombia). Zona de Seguridad III, San Andrés de Boboqué. Dirección: de la Asociación de Cafetaleros de Matagalpa, 1/2 cuadra al norte. TE (061) 3170. Fax (061) 3995. Coordinador: Alfredo Recalde (Argentina - OEA), luego reemplazado por Fernando Arandia (Bolivia - OEA). Oficiales de Protección: Ivonne Archi (Colombia - OEA), Hugo Espinoza, Daniel Díaz, Denis Pommier (Francia - residente en Nicaragua - IICA), Jorge Darrigrán (Argentina) Salvador Luis Dallanegra Pedraza (Argentina), Miguel Rolphy Rodríguez (Colombia), Camilo Legizamo (Colombia), Edgar O. Forero (Colombia), Angel Marín P. (Venezuela), Guillermo Hidalgo (Chile). Región Juigalpa - Zona de Seguridad IV, La Piñuela. Dirección (Juigalpa): de TELCOR, una cuadra al norte, 1/2 al oeste, contiguo a las oficinas del CEPAD. TE (081) 281. Fax (081) 277. Coordinador: Mario Pachajoa. Oficiales de Protección: Gabriel Gualteros, Rafael Rodríguez, Freddy Palacios, José Romero, Eddy Molina, Asdrubal Valladarez, Denis Abarca, Gerardo Mairena, Roberto Petray, Carlos Albamonte (Argentina), Vicente Angelozzi (Argentina), Josué Rueda S. (Colombia). Zona de Seguridad V, El Almendro. Coordinación: Hilda Ruíz (Guatemala - OEA). Oficiales de Protección: Claudia Pérez (Argentina), María Luz Jorquera (Chile), Luis Fley, César Granados, Alejandro Moncada, Otto Vanegas, Jorge Ríos, Aura Lila Lacayo, César A. Mairena, Roberto Luciaw (Argentina), Miguel H. Rodríguez (Colombia), Jaime A. Salazar (Colombia), Michele Leporati (Chile - luego pasó a Jalapa para el proceso de repatriación), Osvaldo Fernández (Chile - luego pasó a Jalapa para el proceso de repatriación), Pablo Monsalve (Chile), Mauricio Rosales (Chile - luego pasó a Managua). Región Atlántica - Puerto Cabezas. Dirección: del edificio de la Alcaldía Municipal 250 mts. al norte. Zona de Seguridad VI, Bilwaskarma. Coordinador: Yamandú Ríos. Oficiales de Protección: Héctor Pedroza, Elvis Pimienta (Colombia), Ricardo Canevari (Argentina), Félix D. Gómez (Argentina), Carlos E. Ramírez (Colombia), Carlos E. Valderrama (Colombia), Luis Laiza (Venezuela), Augusto Sandino, José Andrés Villatoro, Ivan Villareina, Jorge Ríos, Omar Almendaris. Zona de Seguridad VII, Alamikamba. Coordinador: Vindra Deonarine. Oficiales de Protección: Pablo Miranda, Francisco Cobos (España), Harry Jova (IICA), Alfredo Fisher (Argentina), Alcides Villano (Argentina), Diego E. Miranda (Argentina), Luis E. Gómez (Colombia), Jaime Granados V. (Colombia), Jorge Spitalieri (Argentina), Donald Sanabria, Donald Castro E. Angel Marín Pérez, Fausto Vargas E.. En la Zona de Seguridad especial en Los Cedros para PDI, el Coordinador fue Jorge Darrigrán (Argentina), conjuntamente con Marcelo Dagorret (Argentina). Médica de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) Dra. Carolina Matamoros.

(2) El autor del presenta trabajo estuvo destinado en esta zona por la CIAV-OEA para actuar como observador internacional en el proceso de desmovilización.

(3) Debido a que continuaron apareciendo miembros de la R.N. -en muchos casos se presume que no eran tales, sino campesinos necesitados que pasaban por la base en Honduras, Yamales, y se les entregaba un uniforme y un arma cualquiera, que había estado bastante tiempo enterrada como para aparecer oxidada e inservible, y en otros casos aparecían sin uniforme y sin arma-, por orden y bajo la autorización de la CIAV-OEA Managua se siguió desmovilizando en la región Matagalpa, con la presencia del representante del Cardenal Ovando, el representante del Ministro de Gobierno en la VI Región y miembros del EPS (Ejército Popular Sandinista), que corrían con la tarea -verificada por el resto- de destruir las armas y detonar -en el caso de que existieran- las municiones, minas o cohetes de bazuca RPG7. CIAV-OEA Managua también desmovilizó miembros de la R.N. aunque ONUCA dejara de hacerlo desde fines de junio y no aceptara continuar a posteriori, por expresas instrucciones del Secretario General de la ONU.

(4) El campamento de San Andrés de Boboqué (Región Matagalpa, Zona de Seguridad III) fue, a mi criterio el más ordenado, en lo que hace a organización, ya que en una manzana se encontraban todos los organismos: en la zona frontal, la garita de guardia (ONUCA) en la que se recibía a los desmovilizados y sus armas, las que eran inmediatamente entregadas a un soldado de ONUCA en un "tinglado" en frente donde se destruían. En la zona lateral izquierda -mirando hacia el campamento de desmovilización- la zona de carpas de desmovilización: la primera perteneciente a ONUCA donde se tomaba nota de las armas recibidas y se entregaba un certificado de desmovilización. Continuaban las carpas de la CIAV-OEA y las del representante del Cardenal. Las carpas del frente -en el fondo- eran para vivienda, donde habían en la parte posterior letrinas para damas y caballeros. En la zona de la derecha al fondo, un comedor de ONUCA en el que comía todo el mundo junto -lo que contribuía a las buenas relaciones entre todos los miembros del campamento- y el resto de las carpas hasta el frente pertenecían a OPS para consultorios, laboratorios y hospital de campaña. En otros campamentos, El Almendro por ejemplo, esta disposición era absolutamente desordenada, lo que entorpecía más que contribuía a las relaciones entre los miembros del campamento y el miembro de la R.N. que iba a desmovilizarse debía caminar de ida y vuelta varias veces el mismo camino que constaba de unos 500 metros de barro arcilloso. Pasaba junto a un pequeño caserío en el que había bebidas alcohólicas ("guaro"), por lo que si quería continuar desmovilizándose lo hacía, sino se emborrachaba o se peleaba con otros miembros y luego continuaba. Estos comentarios sobre los diseños de campamento, si bien parecen elementales y sin interés, resultan vitales para un proceso, en el que el orden y las buenas relaciones, especialmente entre los miembros que intervienen en la desmovilización son de suma importancia.

(5) Resultaron de los más raros y llamativos, como: "Hitler"; "Stalin"; "Decidido"; "Mascota"; "Vale Verga"; "Leonel"; "Gorrión"; "Israel"; "Zona Franca"; etc..

(6) Se calcula cada libra en aproximadamente medio 1/2 kilo. Se utiliza esta medida, ya que es la corriente en Nicaragua. El objetivo era entregar alimento por un total de 2800 calorías diarias.

(7) Con este producto el nicaragüense hace lo que llama un "fresco" o bebida con la que acompaña las comidas.

(8) En la gran mayoría de los casos, por escasez o porque EUA no había enviado los fondos suficientes, las raciones le eran entregadas a los desmovilizados en forma incompleta, con la promesa de que serían completadas más adelante.

(9) Si se tienen en cuenta las estadísticas que obtuvimos del campamento El Cedro y las escasas cifras que obtuvimos de los desmovilizados -posteriores al proceso normal de desmovilización- en Matagalpa, llegamos a las siguientes cifras aproximadas, en lo que hace a problemas médicos presentados: aproximadamente el 50% de los desmovilizados presentaban problemas médicos. De éstos, alrededor del 15% tenía problemas de parásitosis; un 29% artritis; un 15% infecciones en las vías urinarias; un 15% infecciones respiratorias agudas; un 15% problemas de gastritis; un 10% problemas de micosis; un 1,5% problemas de dermatitis; un 0,5% lepra de montaña o leshimaniasis; y de todos éstos, un 1,5% eran hospitalizados por alguno de sus problemas. Los casos que se presentaron de lisiados, que numéricamente no fueron muchos, se los derivaba a un hospital en aquellos que fuera necesario algún tratamiento especial, al resto se lo enviaba a su casa. Actualmente, con el programa para lisiados por causa de la guerra, cuyas instalaciones operan principalmente en la zona de Juigalpa, creo que se harán tratamientos importantes y completos.

(10) La comarca es un pequeño caserío, que puede oscilar entre 4 o 5 casas a unas 20. Estas dependen de un pueblo con Alcaldía o Municipio, que es la cabecera de referencia, dentro de una Región, que es el equivalente a una provincia en Argentina o un Estado en Brasil. No hay gobernador, sino delegado del Ministro de Gobierno -Interior en el caso argentino- en cada región. En la gran mayoría de los casos, como el vehículo que transportaba al desmovilizado -un camión; debemos aclarar que el "camión" es el vehículo de transporte normal, el equivalente al "bus" u "ómnibus"- no podía entrar hasta el lugar donde vivía, se lo dejaba en la comarca más cercana y se tomaba nota de la cantidad de "horas" o "días" de viaje a pie y la dirección geográfica hacia la que se dirigía para tener conocimiento de dónde encontrarlo a los efectos del cumplimiento de las disposiciones de seguridad prometidas por la CIAV-OEA y el proceso de la "segunda fase".

(11) Todas las mañanas salían camiones acompañados de Oficiales de Protección con los desmovilizados del día o días anteriores y se los trasladaba hasta su comarca o hasta la zona de cabecera de la CIAV-OEA -por ejemplo Matagalpa para los casos de Zona II (Kubalí) o Zona III (San Andrés de Boboqué- desde la que era nuevamente re-distribuido a su comarca o a otra zona desde la que por fin alcanzaba su domicilio definitivo. Un Oficial de Protección era un Observador Internacional que cumplía con la función de desmovilizar y, posteriormente, acompañar y dar seguridad al desmovilizado hasta la comarca o pueblo en el que éste residía.

(12) Prácticamente el 95% de los miembros de la R.N. que nos tocó desmovilizar en la Zona de Seguridad III, San Andrés de Boboqué, era analfabeto, a diferencia de otras zonas de seguridad, en las que se llegó a desmovilizar "contras" que tenían estudios secundarios. Los pocos que tenían estudios primarios, en realidad sólo alcanzaban a un "primer grado", o sabían leer y escribir porque habían sido alfabetizados por su madre, en la campaña de alfabetización hecha por el sandinismo, o en algún campamento de la R.N. en Honduras.

(13) Que pueden ser estudiantes secundarios -muy pocos casos- y comerciantes, que son los casos más comunes. En lo que hace a las expectativas vinculadas al 22% en muchos casos están en continuar estudiando. Algunos, porque realizaron tareas de "paramédicos" y les interesa terminar sus estudios primarios y/o secundarios y luego seguir medicina -muy pocos casos-; otros, continuar o iniciar un comercio. Estos últimos no son los más.

(14)Hubo militares argentinos, tanto de marina como de ejército que entrenaron a la "contra" en todo tipo de procedimientos, incluyendo sabotaje.

(15) El "servicio militar patriótico" fue creado por el gobierno de Ortega, como una especie de "servicio militar obligatorio" encubierto bajo el término de patriótico, a fin de reclutar toda persona en condiciones de luchar para ingresar al EPS y defender a Nicaragua.

(16) Los contras usualmente llaman a los sandinistas "piricuacos" que en "nicarao" significa "perro entrenado". Cabe destacar que si uno hablaba con los sandinistas existía el mismo odio y desprecio hacia la "contra" a tal punto de considerarlos meros mercenarios de los norteamericanos y ex guardias somocistas.

(17) Cabe aclarar que la gran mayoría expresaba, más que odio, esperanza y confianza por el proceso de paz y el futuro desarrollo de Nicaragua. Eso, depende de los políticos nicaragüenses -de ambos lados- y del apoyo que el resto de los paises latinoamericanos les dé -aparte del resto de los paises del mundo (especialmente los europeos, que son los que más han contribuido)-.

(18) No quiero significar que el soldado sandinista o el soldado "contra" sean entes o idiotas, sino que su participación, de un lado o del otro tuvo que ver con causas mucho más simples y elementales: indoctrinamiento por uno u otro sector dirigente; temor al servicio militar patriótico; "secuestro" por uno u otro sector con esos fines; pérdida de las tierras a manos de sandinistas que, en muchos casos eran "amos" locales -más allá y, con el desconocimiento de la cúpula- que realizaban actividades que en nada se condecían con las líneas políticas desarrolladas por el gobierno o con la "revolución". Una suerte de "matonismo", más allá de lo ideológico o del hecho revolucionario. Sobre este particular y otros, el FSLN ha realizado reuniones post derrota electoral e hizo autocríticas muy profundas que, en alguna medida admiten situaciones como las descriptas.

(19) En algunos casos debido a que se desmovilizaban tardíamente -acorde como se explicó en el punto titulado "Proceso de Desmovilización"- o porque retornaban de un polo de desarrollo -en muchos casos debido a la decepción, ya que el polo, aún no estaba establecido acorde con las promesas hechas por el gobierno y la CIAV- hacia sus comarcas o a la inversa, porque iban de su comarca, luego de ver a sus familias, hacia un polo de desarrollo -El Almendro, o Río Blanco-.

(20) Debe recordarse que el desmovilizado es mayoritariamente campesino.

(21) Debe tenerse en cuenta que el desmovilizado de la R.N. recibió, por causa de los acuerdos internacionales firmados, al igual que el repatriado o el refugiado, merced a ACNUR (Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados), ciertos beneficios que los 40 mil "desmovilizados" del EPS (Ejército Popular Sandinista), no reciben, en lo que hace a alimentos por seis meses, ubicación en polos de desarrollo, etc.. Cierto es, que los ex miembros del EPS recibirán un tratamiento como jubilados, retirados u otras categorías.

(22) En lo que hace a los aspectos políticos de los desmovilizados de la R.N., estos estaban creando una agrupación política que se denominará "Organización Cívica Resistencia Nicaragüense" bajo la presidencia de Oscar Sobalvarro, ex Comandante "Rubén" con la Secretaría de Israel Galeano, ex Comandante Franklin. Esto implica que no necesariamente formarán parte, ni apoyarán en forma directa a la UNO o al gobierno de Violeta Chamorro.

(23) Hay seis meses de lluvias y seis de sequía. El período de lluvias se inicia aproximadamente en mayo y finaliza aproximadamente en setiembre.

(24) De por sí, a fines de 1990 hubo conflictos importantes en zonas como Bluefields, Sébaco, Boaco e incluso en Managua, por reclamos no satisfechos de la "contra".

(25) La información sobre el proceso de desmovilización y las reuniones entre los "actores" del proceso, es resultado de nuestra experiencia directa, dado que participamos del proceso de desmovilización durante el tiempo que duró.