¿PAX O PAZ EN AMERICA LATINA?

CONFLICTO EN COLOMBIA

© Luis DALLANEGRA PEDRAZA *

POSICIONES DE LAS DIFERENTES PARTES EN EL CONFLICTO

Posición/Año

Gobierno de EUA

Sector Financiero de EUA

Gobierno de Colombia

Paramilitares

FARC

Otras fuerzas en Colombia (ELN)

Otros actores en Colombia

Fuerzas Armadas Colombia

Sec. Gral. ONU, otras organiz. y personalidades

Gobiernos Latinoamericanos

Unión Europea


2000

Plan Colombia propuesto por el Gobierno colombiano de Andrés Pastrana fue implementado por el gobierno de EUA de Bill Clinton en el 2000 con un programa de ayuda de 1600 millones de dólares. El plan tiene un componente militar para el mejoramiento de la capacidad de operación contrainsurgente de la policía y el ejército; incluye la entrega de 30 helicópteros de combate además de otro armamento 1.


El gobierno explicó que el Plan Colombia, para el cual EUA se apresta a aprobar un paquete por u$s 1.300 millones, no busca atacar a los campesinos y generar más violencia sino frenar la producción de pasta básica de cocaína de los carteles de la droga y, al tiempo, poner en marcha programas sociales a favor de los campesinos23.

Las AUC reivindicaron el 19-3-2000 su derecho a ser incluidas en el proceso de paz, anunciaron intención de cesar sus ataques contra las guerrillas rivales y se mostraron dispuestas a evacuar la zona donde el gobierno de Pastrana y el ELN planean iniciar negociaciones de paz. La zona de donde los paramilitares ofrecieron retirarse comprende el municipio de Tiquisio, situado unos 300 kilómetros al norte de Bogotá. Además del repliegue, las AUC anunciaron una “importante disminución en la intensidad” de sus acciones ofensivas contra las guerrillas en todo el país. También solicitaron a Pastrana ser reconocidos como interlocutores en el proceso de negociaciones políticas para alcanzar la paz de Colombia4.

Las FARC consideran que las AUC son un apéndice del Estado y por lo tanto no deben ser tenidas en cuenta en las negociaciones de paz56.

Las FARC se oponen al Plan Colombia y están completamente en desacuerdo con sus objetivos. El 85 % del dinero de esa ayuda va a invertirse en escalar la guerra, mientras se necesita ayuda para desarrollar el país para lograr que los colombianos vivan en paz. En ese sentido hacen un llamado a los europeos y a los amigos verdaderos de Colombia para que no contribuyan a fortalecer este plan tal como está hoy formulado. No se puede seguir siempre en la confrontación.7.

Las FARC propusieron a EUA legalizar el consumo de drogas para acabar con el narcotráfico y lo invitaron a ayudar en las tareas de sustitución de cultivos ilícitos. La propuesta se produjo horas después de que la Cámara de Representantes de EUA aprobó un paquete de ayuda de u$s 1700 millones para combatir el narcotráfico en Colombia. Según las FARC, con la legalización de la droga, “se suprimirían de raíz las altas rentas producidas por la ilegalidad de este comercio, se controlaría el consumo y se atendería clínicamente a los fármaco-dependientes”. Las FARC aseguraron que las millonarias ganancias del narcotráfico se quedan en los intermediarios, principalmente en EUA, y no en los campesinos cultivadores 8.

Sistema Judicial Propio Tras haber anunciado el lanzamiento de su propio partido político y la creación de impuestos para sostener su actividad, las FARC impulsarán un sistema judicial propio para aplicar en las 130 localidades del país que están bajo su control: “Hemos instituido tribunales para los asuntos militares de las FARC, pero también queremos crear tribunales civiles, es decir, nuestro propio aparato judicial sin nada que ver con el gobierno de Bogotá”, dijo Manuel Marulanda, alias “Tirofijo”. Las FARC desafían y presionan a Pastrana al establecer un Estado paralelo. Luego de anunciar un impuesto para los millonarios y la instauración de su propio sistema jurídico, las FARC dieron el 3/5/2000 otro golpe político con una nueva “ley 001” de reforma agraria, que contempla la expropiación de tierras en poder de empresas multinacionales. Andrés Pastrana advirtió que no concibe ni acepta “la paz a cualquier precio”. “Las FARC no deben confundir la voluntad de paz con la debilidad en el cumplimiento de mis obligaciones constitucionales”, señaló tras rechazar la decisión de las FARC de emitir “decretos paralelos” desde la zona de distensión en la que las partes mantienen un proceso de diálogo 910.

Plan de Lucha Anti-Drogas Las FARC entregaron el 29/6/2000 un plan para eliminar los cultivos de coca y amapola que alimentan el narcotráfico mundial. La propuesta fue realizada durante la primera jornada del encuentro de Los Pozos entre las FARC con funcionarios gubernamentales y delegados de 21 países. Las FARC defienden a los campesinos argumentando que no son narcotraficantes, sino que se dedican a cultivar esos arbustos por necesidad y requieren asistencia integral, en vez de represión, para sustituirlos por otros legales e igualmente rentables. No existe otro cultivo tan rentable como la amapola y la hoja de coca destinada al narcotráfico. Acusa a EUA, que no asistió al encuentro de Los Pozos, de intromisión interna en Colombia y de alimentar la guerra en el país, al anunciar una ayuda económica y militar de u$s 1000 millones para financiar un plan de lucha antidrogas. La propuesta presentada por las FARC, comprende 5 años de reemplazo de cultivos ilegales, con asistencia financiera internacional. Quieren que el centro piloto del programa se instale en Cartagena del Chairá, de 36.000 habitantes, ubicado en el sur del país, donde tienen amplia presencia. Exigen que el gobierno retire de allí las tropas, a lo que las autoridades se oponen, pues ello implicaría sumar 8700 hectáreas a los 42.000 kilómetros cuadrados desmilitarizados. El proyecto, según el plan de las FARC, sería financiado con dinero externo e interno, comandado por las FARC con la participación de comunidades de base, y supervisado por potencias extranjeras. Las FARC propusieron que si ese proyecto resulta exitoso el gobierno debe comprometerse a extenderlo a todo el país y a suspender las operaciones de represión contra los cultivadores ilegales. Para las FARC el Plan Colombia está destinado a desatar una guerra antinarcóticos en el sur del país que puede poner en riesgo el proceso de paz 1112.

El comandante Iván Ríos, miembro del Estado Mayor Central de las FARC, dijo en una entrevista que la visita del Presidente de EUA, Bill Clinton, y el lanzamiento del Plan Colombia no harán más “que atizar la confrontación en Colombia”. Para Ríos, el interés de EUA es aniquilar a la insurgencia y el plan para erradicar el narcotráfico “un gran negocio de los fabricantes de armas, de productos químicos, de fumigantes y de las petroleras”. El Plan Colombia, en primer lugar no está hecho como producto de una discusión entre los colombianos, sino que fue hecho a espaldas de la gran mayoría del país, incluso es un plan que no fue discutido en el seno del gobierno; los voceros en la mesa de diálogo no conocían ningún detalle de la elaboración del plan. En segundo lugar, se busca ante todo responder a los intereses geopolíticos de EUA y a su interés de tratar de aniquilar a la insurgencia colombiana con más de lo mismo: la fórmula que siempre ha producido crecimiento en la confrontación, pero sin lograr acabar con la insurgencia. Además, la estrategia de las fumigaciones provocará un daño enorme al ecosistema, y la utilización de elementos microbiológicos que está integrado al plan va a producir un verdadero desastre a la Amazonia 13.

El segundo jefe de las FARC, Raúl Reyes, declaró en Quito que las conversaciones de paz entre el gobierno colombiano y las FARC están a punto de romperse “por la aplicación del Plan Colombia y la escalada de los combates con el ejército y la policía de su país” 14.

Las FARC suspendieron el 14-11-2000 unilateralmente el proceso de paz que desde 1998 desarrollan con el gobierno de Andrés Pastrana, en repudio por una reunión que el Ministro del Interior, Humberto de la Calle, mantuvo con el máximo jefe de las AUC Carlos Castaño para gestionar la liberación de siete congresistas que habían sido secuestrados por comandos paramilitares. Aunque De la Calle aseguró que su gestión fue netamente “humanitaria”, las FARC calificaron de “grotesco autosecuestro” el caso y consideraron que esa reunión significó otorgarle status político a los clandestinos paramilitares15.

El ELN considera que las AUC son un apéndice del Estado y por lo tanto no deben ser tenidas en cuenta en las negociaciones de paz 16.

El gobierno colombiano abrió el 17/02/2000 la posibilidad de crear una segunda zona desmilitarizada en el norte del país para iniciar negociaciones de paz con el ELN, luego de un acuerdo con miles de campesinos que se oponían a esa posibilidad. El acuerdo suscripto entre el Ministro del Interior, Néstor Humberto Martínez, y representantes de los campesinos, contempla la creación de una “zona de convivencia” para que el ejecutivo y el ELN, de 5.000 combatientes, inicien conversaciones de paz. El documento no especificó las condiciones que tendrá la zona desmilitarizada, el sitio exacto, ni a partir de cuando comenzará a funcionar, aunque indicó que sería sometido a una supervisión nacional e internacional. El gobierno colombiano y el ELN anunciaron el 24/04/2000 un acuerdo para desmilitarizar una región del norte del país como paso previo para el inicio de conversaciones de paz. Según se estableció, el ejército y la policía saldrán de una región de 4749 km2 de extensión, que comprende territorios de las poblaciones de Yondó, Cantagallo y San Pablo, en los departamentos de Antioquia y Bolívar. El Presidente Pastrana, confirmando un anuncio formulado previamente por el ELN, precisó que los derechos de los pobladores de la zona serán garantizados por una comisión de verificación internacional.17.

Declaración del ELN sobre el Plan Colombia: Reitera la adhesión y compromiso con la solución política y negociada del conflicto armado; reconoce la importancia del escenario de interlocución que se creó en este entre el gobierno nacional, los sectores de la sociedad civil, el ELN y la comunidad internacional. Declara la urgencia de que en el más breve plazo las partes en conflicto convengan acuerdos humanitarios de aplicación inmediata y verificables. Asimismo manifiesta: 1. El ELN agradece a Paz Colombia, al gobierno de Colombia, al gobierno y al pueblo de Costa Rica, a la Organización de las Naciones Unidas, al Instituto Interamericano de los Derechos Humanos, a la Universidad de la Paz y a la comunidad internacional, el haber facilitado el importante escenario de conversaciones para avanzar en la búsqueda conjunta de iniciativas que permitan avanzar en la construcción de la paz. 2. El ELN rechaza el Plan Colombia. 3. Frente a los cultivos ilícitos considera que su erradicación debe ser producto de la sustitución concertada con las comunidades campesinas e indígenas y acompañada de alternativas de sustitución sostenible en el tiempo. Rechaza las fumigaciones y toda forma de guerra química y bacteriológica contra los pobladores y el medio ambiente. 4. Invita a la comunidad internacional a cooperar al desarrollo de programas que fortalezcan iniciativas de paz y desarrollo, que no sean funcionales a la estrategia de guerra del Plan Colombia. 5. Comparte las preocupaciones en torno a la degradación humanitaria del conflicto armado y asume la responsabilidad que le compete, pero no duda en señalar que el Estado es el principal promotor de la profundización de esta crisis, al escalar la guerra e impulsar el paramilitarismo. 6. Desde el momento mismo en que se nos impuso la guerra como única alternativa para luchar por la transformación del país, hemos estado comprometidos como revolucionarios, en unas normas de conducta que implican tanto el respeto de la población a la que consagramos nuestra causa, como del enemigo herido o vencido en combate. El ELN ha sido pionero en Colombia al proponer un acuerdo humanitario para regularizar la guerra. 7. El ELN se compromete con los pueblos indígenas a respetar su autonomía, con las Comunidades de Paz a respetar sus espacios y con las comunidades desplazadas a garantizar su retorno. 8. El ELN reconoce que en la base del Conflicto armado hay un conjunto de causas sociales económicas y políticas y considera que la solución negociada de este conflicto pasa por acuerdos que los resuelvan de manera estructural 18.

El ELN en declaración rechaza la iniciativa gubernamental de erradicación de cultivos de coca, que, para el Gobierno, ayudará a resolver el problema del narcotráfico, y sostiene que la “erradicación de cultivos debe ser producto de la sustitución concertada con las comunidades campesinas e indígenas”19.

El ELN frente a la exigencia de unos mínimos humanitarios que detengan la degradación del conflicto, dice que “asume la responsabilidad que le compete”, pero no duda en señalar que el Estado es el “principal promotor de la profundización de esta crisis al escalonar la guerra e impulsar el paramilitarismo20.

El Presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), Fernando Devis, rechazó enérgicamente el anuncio de las FARC de reforma agraria. “Los guerrilleros no tienen ni idea de lo que es una reforma agraria; ni siquiera saben para dónde va la agricultura del país ni qué tipo de agricultura necesita”. El Presidente de la Federación de Ganaderos y del gremio que reúne a los empresarios colombianos, Jorge Visbal, que también asistió a la reunión con la jefatura militar, señaló por su parte que el anuncio de las FARC es “totalmente inaceptable” 21.

Declaración indígena sobre paz en Colombia:

Ahora somos siervos de la nueva encomienda en que han convertido nuestros territorios los ejércitos que los ocupan. Tenemos que comprarles sus abastecimientos, aún a riesgo de nuestra vida; tenemos que cargarles sus heridos y víveres; nos quieren “carnetizar", censar y ya nos han marcado con el rótulo de sus enemigos, así legitimarán nuestra próxima muerte. Y en esta cárcel, en este campo de concentración, en esta encomienda en que han transformado nuestros territorios, nos morimos de hambre, de desnutrición, de falta de vacunas y atención médica, de miedo, de incertidumbre y de soledad. En la guerra no solo las balas nos matan. Esta guerra también se esta haciendo contra los pueblos indígenas, sus territorios y recursos naturales. En esta guerra los Embera son los más amenazados y contra ellos se esta cometiendo un genocidio. Frente a la guerra el Sexto Congreso Indígena de Antioquia Resuelve:

Primero.La palabra frente al fusil. Dialogar con todos los grupos armados que ocupan nuestros territorios, hacerlo de cara al país y en ejercicio de nuestra autonomía y voluntad de no participar en la guerra, legitimados por los irrenunciables derechos que hemos conquistado con nuestras luchas y en el sufrimiento que durante siglos hemos soportado. Segundo.Que el Estado cumpla. Exigimos al Estado Colombiano luchar decididamente contra la impunidad y el respeto por los derechos humanos y colectivos de los pueblos indígenas. Reclamamos que sus iniciativas estén acordes con la obligación constitucional de reconocer y proteger la diversidad étnica y cultural de nuestra Nación. Tercero. Adecuarnos para resistir. Apoyar la solución política negociada del conflicto armado y encomendar al nuevo Comité Ejecutivo y a un delegado por cada una de las zonas y pueblos, la tarea de conformar una Comisión Permanente de Dialogo y Negociación, con la finalidad de buscar la firma de acuerdos humanitarios con los grupos armados, aminorar la violencia contra las comunidades indígenas y reclamar castigo y reparación por los asesinatos de nuestros hermanos. Esta Comisión coordinará con las comisiones zonales y por pueblo indígena que se conformen. A partir de este Congreso, la “Campaña Para que Embera Viva” se institucionaliza como un programa permanente de la OIA, y se faculta al Comité Ejecutivo para nombrar un Coordinador. La Campaña tendrá como objeto canalizar la solidaridad e implementar todas las acciones orientadas a garantizar la sobrevivencia del pueblo Embera frente al conflicto armado. Llamar a la Organización Nacional Indígena de Colombia para que asuma como tarea prioritaria la definición de la estrategia, los instrumentos y acciones para adelantar la resistencia indígena nacional frente a la guerra y la violación de nuestros derechos individuales y colectivos. Cuarto. Apoyo humanitario para morirnos de viejos. Llamamos a las organizaciones hermanas, las ONG, las agencias internacionales, a los organismos humanitarios, a la Iglesia Católica, a los Gobiernos, a los partidos y movimientos políticos democráticos y a las personas de buena voluntad, para que no nos dejen solos y se sumen a la Comisión Humanitaria Permanente aprobada en este Congreso. Rogamos el acompañamiento para que las tareas organizativas puedan continuar, para implementar un sistema de alertas tempranas, para que nos ayuden a levantar las Casas Humanitarias de Acompañamiento en las zonas más afectadas por el conflicto y para que los Planes de Vida de nuestras comunidades, puedan materializar nuestra propuesta de desarrollo para mejorar las condiciones de vida y asegurar la reproducción física, cultural, organizativa y política. Quinto. La guerra no nos detendrá. Continuar trabajando para fortalecer nuestra identidad cultural, la organización comunitaria, el gobierno propio y la autonomía, atendiendo especialmente a mujeres y jóvenes. Hacer realidad el Instituto de Educación Indígena de Antioquia -INDEI-, ampliar y adecuar la cobertura en salud; fortalecer a las autoridades indígenas y a la organización regional; implementar la jurisdicción indígena, la elaboración de reglamentos y la aplicación de mecanismos propios de resolución de conflictos. Fortalecer e implementar los planes de vida por Comunidad como nuestro propio modelo de desarrollo. No aceptamos decisiones políticas y económicas sobre nuestros territorios, sin nuestro consentimiento. La integridad de nuestra madre Tierra no es negociable. Seguir luchando por un país, en paz, con justicia social y respetuoso de la diferencia. Medellín, 22-6-2000.

Grupos de ONG’s y OSC en una declaración, representantes de una Mesa Alternativa, reunidos en Madrid, manifestaron la decisión de apoyar los propósitos de ayuda internacional para contribuir a resolver el conflicto armado mediante la negociación política, la democratización de la sociedad y la economía colombiana, para construir soluciones integrales al narcotráfico, para diseñar un nuevo y concertado modelo de desarrollo y para fortalecer una nueva institucionalidad y la refundación de la nación. Rechazan el Plan Colombia porque parte de una concepción autoritaria de la seguridad nacional basada exclusivamente en una estrategia de lucha antinarcóticos, lleva al escalamiento del conflicto social y armado, no resuelve realmente el problema del narcotráfico, pone en grave peligro el proceso de paz, atenta contra los pueblos originarios destruyendo su cultura y sus formas de vida, afecta gravemente el ecosistema amazónico, profundiza la crisis humanitaria y de derechos humanos, incrementa el problema del desplazamiento forzado y agudiza la crisis social y política. Exigen al Gobierno Colombiano y solicitan a la comunidad internacional replantear el concepto de seguridad nacional desarrollado en el Plan Colombia por el de seguridad ciudadana que privilegie la satisfacción de los Derechos Humanos, civiles, políticos, económicos, sociales y culturales y el sentido de pertenencia de los ciudadanos y las ciudadanas, base de la soberanía nacional 22.

Declaración Final del Encuentro Regional: El Nororiente Responde al Plan Colombia: Un Acuerdo Regional por la Paz

Bucaramanga, Septiembre 26 y 27 del 2000

Los 169 delegados de 86 organizaciones sociales y entidades no gubernamentales de desarrollo, defensoras de Derechos Humanos y del medio ambiente del Nororiente del país, reunidos en Bucaramanga durante los días 26 y 27 de septiembre en el Encuentro Regional: El Nororiente Responde al Plan Colombia: “Un Acuerdo Regional por la Paz”,

Convocados por el derecho a la vida y nuestro compromiso en la defensa de los derechos de nuestra región a la Dignidad y al desarrollo humano y

- Ante la grave crisis de en materia de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario que afecta a todo los pobladores del Nororiente colombiano,

- La profundización del conflicto interno que viene cobrando numerosas víctimas y miles de familias desplazadas por la guerra,

- Por el incumplimiento permanente del gobierno de los acuerdos pactados durante las movilizaciones realizadas en la región por los movimientos cívicos y campesinos en exigencia de atención de las necesidades prioritarias de la población,

- Por el deterioro de las condiciones de vida y el desempleo, las regresivas medidas económicas y tributarias del Gobierno que ahondan la pobreza, agravan la recesión y recortan los presupuestos sociales

-Y ante la inminente escalada militar del conflicto interno por la implementación del Plan Colombia, el cual fue debatido ampliamente y conocidas las graves implicaciones de la ejecución,

Expresamos ante el país y la comunidad internacional nuestras siguientes preocupaciones y demandas, alertando sobre los efectos del llamado Plan Colombia en contra de todo el pueblo colombiano con la profundización de la violencia y el conflicto interno y el peligro de fracaso del proceso de Paz,

Declaramos:

1. Que rechazamos integralmente la implementación del Plan Colombia en nuestro país, por ser un Plan Militar que generará el escalamiento de la guerra en Colombia y mayores violaciones a los Derechos Humanos y al Derecho Internacional Humanitario.

2. Que rechazamos el plan Colombia porque con las fumigaciones propuestas no se resuelve el problema del narcotráfico y si pone en peligro la vida de comunidades campesinas y nuestras reservas ambientales afectando las posibilidades de futuro de nuestra Región y del País.

3. Que rechazamos el denominado componente social del Plan Colombia, por considerarlo un componente de mitigación de los nefastos impactos del componente militar del Plan Colombia.

4. Que rechazamos el plan Colombia porque no consulta los intereses de las comunidades y es contrario a las necesidades y demandas de la población, porque es un plan de guerra y no es el plan de desarrollo que estamos proponiendo.

5. Que aceptamos la Cooperación Internacional en el marco de una agenda de paz alternativa al Plan Colombia; los dineros del Plan Colombia y la Cooperación internacional deben ser reorientados hacia la inversión social que solucione la problemática social del país y deben estar condicionados a que Colombia cumpla con sus compromisos internacionales y con las recomendaciones de la ONU y de la OEA en materia de Derechos Humanos.

En consecuencia de lo planteado anteriormente,

Proponemos:

1.La construcción de un espacio de concertación entre el Gobierno nacional, la insurgencia y las organizaciones civiles, con respaldo de la Comunidad Internacional, para acordar la cooperación para la Paz que requiere el País, que permita un proceso sólido de convivencia y de superación de las causas del conflicto

2. Llamar a la comunidad Internacional y a las organizaciones que promueven la Paz y los Derechos humanos en el mundo para demandar del Estado colombiano una política eficaz de respeto a los Derechos Humanos en Colombia y en particular en el Nororiente colombiano, el cumplimiento de las recomendaciones dadas por diversas entidades de Naciones Unidas al gobierno colombiano.

3. Apoyar el proceso de Paz y solución política negociada al conflicto interno entre el Estado colombiano y las organizaciones insurgentes, las FARC y el ELN;

Un cese al fuego pactado entre los actores armados, con suspensión de hostilidades, suspensión de la compra de armas y suspensión de la Cooperación Militar de EUA revertiendo los recursos militares del Plan Colombia; el desarrollo de una agenda social de Paz que reconozca a las regiones, a sus pobladores , culturas, sus necesidades y derechos.

4. Exigir a los medios de comunicación una actitud responsable, ética y de compromiso con el proceso de paz, asumiendo ante la opinión pública el cubrimiento de la verdad; evitar mensajes guerreristas de solución violenta al conflicto interno.

5. Exigir a las partes del conflicto social y armado la realización y el cumplimiento de acuerdos humanitarios en el marco del Derecho Internacional Humanitario que rige para los conflictos internos; y procurar la protección especial a la población civil y la distinción entre combatientes y no combatientes, así como de bienes sociales y culturales de las comunidades que deben ser protegidos.

6.Erradicar manualmente los cultivos de coca, dentro de un proceso progresivo, concertado con las comunidades excluyendo la fumigación; promoviendo la sustitución con proyectos productivos, rentables y sostenibles de los campesinos, que garanticen generar empleo y suspender la importación de alimentos.

7. Exigir al Estado colombiano, en desarrollo de los diálogos de Paz, una agenda social de paz regida por los principios de independencia, soberanía y la autodeterminación de los pueblos que contribuya a la solución del conflicto social y armado que vivencia el país y al cumplimiento del Pacto Internacional de Derechos Económicos Sociales y Culturales suscrito por el Estado colombiano ante la comunidad internacional.

8. Reconocer como bases prioritarias de atención de la inversión social para la Paz, dentro de la agenda social de paz, el cumplimiento de los acuerdos regionales firmados durante las dos últimas décadas por los Gobiernos y las comunidades y organizaciones sociales de la Región.

9. Priorizar dentro de la Agenda Social de Paz la vigencia y el respeto pleno e integral de los Derechos Humanos, como un principio para la construcción de la Paz verdadera.

10. Denunciar la intencionalidad de los grupos económicos y del establecimiento Colombiano de financiar con dineros de la Cooperación internacional la ejecución de Mega proyectos abiertamente lesivos a los intereses colectivos de la Sociedad Colombiana.

11. Presentar en la Conferencia de Paz de Costa Rica propuestas y proyectos de Paz locales, subregionales y regionales como iniciativas de las comunidades y de la sociedad civil, que permita abrir nuevas oportunidades de inversión a la Cooperación Internacional y concertaciones directas con las regiones y sus organizaciones sociales, establecer prioridades, temas y contenidos de la agenda social de paz alternativa al Plan Colombia integrada fundamentalmente por los Planes de Desarrollo, las agendas, los acuerdos y las propuestas regionales asociadas con reivindicaciones sociales.

12. Garantizar la presencia de las Organizaciones Sociales de Paz en la Conferencia Internacional de Costa Rica, especialmente las afectadas por la violencia y por la implementación del Plan Colombia.

Firman:

Organización No Gubernamental Rescate de Arauca, Estudiantes de Economía - UIS, Colombia va, Paz Colombia, Actores Sociales, ASFADDES, ACEU, Secretaria de Salud de Piedecuesta, Corporación Compromiso, CONCOOSER, Asamblea por la Paz de la Uso, ABJ, CIDEMOS, Estudiantes Trabajo Social - UIS, SINTRAINAL, Estudiantes Filosofía - UIS, Corporación Bioambiental, Organización Femenina Popular, Mujeres de Negro Contra la Guerra - España, Estudiantes Arquitectura - USTA, Personería de Floridablanca, Estudiantes Geología - UIS, REDEPAZ, ILSA, Personería de Curití, Sindicato de Agricultores de Curiti, Corporación Ciencia Picada, Estudiantes Derecho - UIS, Oficina de Asuntos de Paz y Derechos Humanos - Gobernación de Santander, Asociación de Mujeres de Girón, Coordinación Metropolitana de Desplazados, ASDEMP, Diócesis de Barrancabermeja, Circulo Municipal de Paz de Aguachica, Asociación Campesina del Valle del Río Cimitarra, Universidad de la Paz de Barrancabermeja, Asociación Campesina Araucana, Corporación Mujer, Familia y Comunidad, Movimiento Estudiantil de Barrancabermeja, CREDHOS, SINTRADIN del Incora, ANUC-UR, FENSOAGRO, Consejo Nacional Campesino, Asociación de Desplazados de Piedecuesta, Asociación de Desplazados de Floridablanca, Corporación Ecológica Nuevo Mundo, ANDAS, Estudiantes de Derecho - USTA, SINTRAFECOL, Servicio Jesuita a Refugiados, Asociación de Desplazados de Cúcuta, Plan de Desarrollo del Catatumbo, Mesa Regional de Trabajo Permanente Por la Paz del Magdalena Medio, Plan de Desarrollo y de Protección Integral de los Derechos Humanos del Magdalena Medio, CEDAVIDA, FUNDESVIC, Conciliadores en Equidad, Embajada del Canadá, Colectivo de Abogados José Albear Restrepo, SINTRACLÍNICAS, Periódico El Museo, Central Unitaria de Trabajadores - CUT, Asociación de Desplazados de Bucaramanga, Estudiantes de Matemáticas - UIS, Estudiantes Historia - UIS, Mujeres por la Paz de Floridablanca, Prensa Libre - USTA, Estudiantes de Química - UIS, SINDESENA, ASOFADESCOL, Corporación Vigotsky, REDES, Juventud Comunista Colombiana - JUCO, Cabildo Siglo XXI, Clínica Santa Teresa, Estudiante Universidad Francisco de Paula Santander, Centro de Desarrollo Comunitario De Piedecuesta - CEDE, SINTRADITB, Estudiantes Ingeniería Industrial - UIS, SINTRAINCORA, ASOCASAN, Unión Sindical Obrera - USO 23.

Costa Rica: Nuevo Escenario para la Paz

Comunicado Número 5, 28-9-2000

En un país en donde se intensifican las acciones armadas y las voces de la guerra, se insiste en la “ayuda militar”, se incrementa el mercado ilegal de armas y el reclutamiento; donde se mantienen las violaciones de los derechos humanos y las infracciones al derecho humanitario, hay colombianos y colombianas que nos resistimos a la impotencia y a la indiferencia.

PAZ COLOMBIA, convergencia de organizaciones sociales, no gubernamentales, y movimientos por la paz, convoca oficialmente a la Conferencia Internacional sobre Paz y Derechos Humanos en Colombia, que tendrá lugar en San José de Costa Rica los días 16, 17 y 18 de octubre del 2000.

Nos une la decisión de participar activamente en las definiciones sobre el futuro del país. Lo hacemos desde una profunda inquietud por la implementación del Plan Colombia que va a incrementar la guerra interna y a multiplicar e internacionalizar la crisis humanitaria y que hace parte de las “recomendaciones” del Fondo Monetario Internacional que agravarán la crisis social.

La preocupación fundamental de PAZ COLOMBIA es la creciente inversión extranjera en la guerra y no en la paz, así como la persistencia de violaciones a los derechos humanos y la graves crisis económica y social, lo cual se une al escalamiento y degradación del conflicto armado y a la constante violación al derecho internacional humanitario, de lo cual la población civil resulta ser la más afectada. Valoramos la cooperación internacional pero dirigida con justicia social y no a la guerra.

Proponemos alternativas para la erradicación de cultivos de uso ilícito en el marco de una estrategia de reforma agraria democrática como sustento de una paz duradera.

Demandamos el respeto de los derechos humanos y exigimos de todos los actores armados el respeto por el derecho humanitario, desde nuestra condición de población civil. Estamos abiertos al debate y a la construcción de consensos.

Convocamos al gobierno de Colombia, a los grupos guerrilleros en procesos de diálogo y negociación y a la comunidad internacional a participar, junto a esta amplia expresión de la sociedad colombiana, en este esfuerzo por la construcción democrática de la paz y la plena vigencia de los derechos humanos.

PAZ COLOMBIA buscar propiciar un espacio para:

1. Construir consensos en torno a la importancia y necesidad de la cooperación internacional para la paz en Colombia y no para la guerra.

2. Construir consensos alrededor de la imperiosa necesidad de avanzar en el pleno acatamiento de los derechos humanos y el derecho internacional humanitario.

3.Reafirmar la vía de la solución política del conflicto armado interno en Colombia, propiciar una discusión abierta y franca sobre el proceso de paz y ratificar el compromiso y voluntad de fortalecer los procesos de negociación en curso con el fin de avanzar hacia la construcción de una paz durable.

La poderosa Asociación Nacional de Industriales (ANDI) anunció un plan de ayuda financiera sin precedentes para mantener a cada uno de los miembros de los grupos rebeldes si éstos asumen el compromiso de suspender sus secuestros, extorsiones, ataques y asaltos. La propuesta cuenta con el respaldo de EUA, a través del jefe de la Oficina de Asuntos Andinos del Departamento de Estado, Phillip Chicola, que señaló que la ayuda económica podría ser posible si se comprueba un cese del fuego. El gremio de los comerciantes colombianos también se declaró en favor de una eventual financiación de los grupos guerrilleros. El director de la Federación Nacional de Comerciantes, Sabas Pretelt, dijo que el destino de recursos a la manutención de los rebeldes estaría supeditada a una declaratoria del alto el fuego, así como a una suspensión de los secuestros y extorsiones, con verificación internacional 24.



William Brownfield, asistente del Departamento de Estado para el Hemisferio Occidental de EUA admitió por primera vez que el Plan Colombia de apoyo militar y económico para combatir el narcotráfico afectará a países vecinos como Panamá, Venezuela, Brasil, Perú y Ecuador. Los Estados fronterizos estiman que podrían verse involucrados en el conflicto. Consideran que puede haber un desplazamiento del narcotráfico y de pobladores. Los países vecinos ya toman medidas para impedir incursiones guerrilleras. Venezuela, Perú, Panamá, Ecuador y Brasil buscan reforzar las zonas fronterizas. Las naciones vecinas a Colombia están en guardia. Algunas de ellas ya desplazaron soldados. Venezuela teme por el impacto ecológico y Ecuador por la cesión de una base a EUA 25.

Europa va a suministrar más de u$s 2.500 millones de ayuda socioeconómica para el Plan Colombia 2627.


© Luis DALLANEGRA PEDRAZA


Al Indice


Foto AutorEsta página fue hecha por  Luis DALLANEGRA PEDRAZA

* Doctor en Ciencia Política y Relaciones Internacionales (Universidad Nacional de Rosario, Argentina). Profesor y Evaluador en Cursos de Grado, Postgrado y Doctorado en el país y en el exterior.  Director del Centro de Estudios Internacionales Argentinos (CEINAR) y de la Revista Argentina de Relaciones Internacionales, 1977-1981. Miembro Observador Internacional del Comité Internacional de Apoyo y Verificación CIAV-OEA en la "desmovilización" de la guerrilla "contra" en Nicaragua, 1990. Director de Doctorado en Relaciones Internacionales, Universidad Nacional de Rosario, Rosario, Argentina, 2002-2005. Investigador Científico del "Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas" (CONICET).


e-Mail: luisdallanegra@gmail.com

© DALLANEGRA PEDRAZA, Luis, "¿Pax o Paz en América Latina?: Conflicto en Colombia",  Julio del 2008.
La reproducción total o parcial de este trabajo, en cualquier forma que sea, idéntica o modificada, escrita a máquina, por sistema “multigraph”, mimeógrafo, impreso, por fotocopia, fotoduplicación, en internet, etc., no autorizada por el autor o editor, viola derechos reservados. Cualquier utilización debe ser previamente solicitada, Ley 11.723.
Arriba  Up  Al Indice General  Left
Home   Conflicto en Colombia  Left  A Colombia Left



1Colombia: el Gobierno da Explicaciones a la Guerrilla, en Diario La Nación, Buenos Aires, 10-03-2000. También, Diario El Mundo, Madrid, España, 26-7-2000. Igualmente, Diario Clarín, Buenos Aires, Miércoles 04-8-1999, Pablo Biffi.

2La lucha contra el narcotráfico en Colombia, en La Nación de Buenos Aires, 30 de junio del 2000. También en Diario Clarín de Buenos Aires, 30-6-2000.

3La lucha contra el narcotráfico en Colombia, en La Nación de Buenos Aires, 30-6-2000. También en Diario Clarín de Buenos Aires, 30 de junio del 2000.

4Paramilitares colombianos lanzan oferta para avanzar en proceso de paz, CNN en español, 19-3-2000.

5Paramilitares colombianos lanzan oferta para avanzar en proceso de paz, CNN en español, 19-3-2000.

6Paramilitares colombianos lanzan oferta para avanzar en proceso de paz, CNN en español, 19-3-2000.

7Alfredo Molano, Según Raúl Reyes, Comandante De Las FARC, “Llego La Hora De Resolver El Conflicto”, Editor Equipo Nizkor, http://www.derechos.org/nizkor/, Derechos Human Rights Serpaj Europa, 28-2-2000.

8Las FARC proponen a EUA legalizar el consumo de drogas, CNN en español, 1/4/2000.

9Amenazaron las FARC con expropiaciones, Diario La Nación de Buenos Aires, 4-5-2000.

10Amenazaron las FARC con expropiaciones, Diario La Nación de Buenos Aires, 4-5-2000.

11La lucha contra el narcotráfico en Colombia, en La Nación de Buenos Aires, 30-6-2000. También en Diario Clarín de Buenos Aires, 30-6-2000.

12La lucha contra el narcotráfico en Colombia, en La Nación de Buenos Aires, 30 de junio del 2000. También en Diario Clarín de Buenos Aires, 30-6-2000.

13La Situación en Colombia: Entrevista a Ivan Rios, Comandante de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Diario Clarín de Buenos Aires, Miércoles 30-8-2000.

14Las FARC romperían el diálogo con el gobierno, Diario La Nación de Buenos Aires, 30-9-2000.

15Las FARC romperían el diálogo con el gobierno, Diario La Nación de Buenos Aires, 30-9-2000.

16Paramilitares colombianos lanzan oferta para avanzar en proceso de paz, CNN en español, 19-3-2000.

17Paso Previo para Iniciar el Dialogo con la Guerrilla Guevarista, Diario Clarín de Buenos Aires, 25-4-2000.

18Por el Comando Central Ramiro Vargas, Vocero Público Francisco Galán, Vocero Público ELN Felipe Torres.

19Encuentro Internacional sobre la Paz y Derechos Humanos de Costa Rica, editado por Equipo Nizkor, http://www.derechos.org/nizkor/, Serpaj Europa, 20-10-2000.

20Encuentro Internacional sobre la Paz y Derechos Humanos de Costa Rica, editado por Equipo Nizkor, http://www.derechos.org/nizkor/, Serpaj Europa, 20-10-2000.

21Amenazaron las FARC con expropiaciones, Diario La Nación de Buenos Aires, 4-5-2000.

22Organizaciones no gubernamentales buscan alternativa al “Plan Colombia”, en CNN en español, 5/7/2000. También, Las organizaciones sociales colombianas rechazan el Plan Colombia, Editor Equipo Nizkor, Serpaj Europa, http://www.derechos.org/nizkor/, 11-6-2000.

23Declaración final del Nororiente, “Un acuerdo regional por la Paz” y Costa Rica: Escenario para la Paz, 1 de Octubre del 2000. Editor Equipo, Nizkor Derechos Humanos, Serpaj Europa.

24Insólita iniciativa para lograr un acuerdo de paz: Los industriales colombianos aceptan pagar a la guerrilla, en Diario La Nación de Buenos Aires, 20-10-2000.

25Diario La Nación, Buenos Aires, Sábado 26-8-2000.

26Colombia: el Gobierno da Explicaciones a la Guerrilla, en Diario La Nación, Buenos Aires, 10-03-2000.

27La Ayuda Norteamericana Podría ser Utilizada Militarmente por “Razones Humanitarias”, en Diario El Mundo, Madrid, España, 26-7-2000.