SITUACION SOCIAL EN COLOMBIA

Y DERECHOS HUMANOS (1)

©  Luis DALLANEGRA PEDRAZA *

DERECHOS HUMANOS

En Colombia la violación de los derechos humanos es moneda corriente, no sólo en el pasado, hoy en día también, puesto que la población se encuentra en una situación social cada vez más agobiante.
Debido a la situación apremiante, Naciones Unidas instalará una Oficina Permanente del Comisionado para los Derechos Humanos.
La oficina será un mecanismo de cooperación y de control que trabajará estrechamente, no sólo con las entidades del gobierno, sino con las ONG's, la Defensoría del Pueblo; la Procuraduría, las fuerzas armadas y todas las instituciones oficiales y no oficiales involucradas en el tema.
El 30 de enero de 1997, un severo informe sobre las violaciones a los derechos humanos en Colombia fue presentado por la Secretaria de Estado de EUA, Madeleine Albright. Se destacan como puntos salientes del documento:
- La continuación de la violencia indiscriminada, producida por unos 10 a 15 mil guerrilleros organizados en cerca de 100 grupos terroristas que no manifiestan intereses serios por sostener conversaciones de paz.
- La colaboración entre guerrilleros y narcotraficantes, especialmente en las regiones rurales del oriente del país, con el consecuente aumento de asesinatos entre 1995 y 1996.
- El incremento por parte del gobierno de la presión sobre los medios de comunicación para influir en la información difundida y la eventual censura política que podría aplicarse a los noticieros de televisión luego del Decreto firmado por el presidente Samper en diciembre de 1996.
- La posterior suspensión de 12 licencias a noticieros de TV realizadas por una legislación votada por congresistas aliados de la administración Samper.
- La persistencia de asesinatos y torturas cometidas por fuerzas de seguridad y grupos paramilitares.
- El abandono de programas de derechos humanos iniciados durante el primer año de la administración Samper.


Por otro lado, el Directorio Nacional Conservador, publicó un extenso documento atacando al gobierno por no acatar las recomendaciones de los redactores especiales de la ONU, encargados de temas de tortura y ejecuciones extrajudiciales y de utilizar el estado de conmoción interior para expedir decretos encaminados entre otras cosas a restringir la libertad personal, a permitir el encarcelamiento de menores de edad y autorizar la práctica de detenciones, allanamientos sin orden judicial y la captura de personas no individualizadas.

Según el informe de Amnesty International de noviembre de 1996, el ejército de EUA sospechaba que parte de la ayuda militar norteamericana destinada para la lucha antidroga, había sido utilizada por el ejercito colombiano en la violación de los derechos humanos.

Por ello, aunque el tema de las violaciones a los derechos humanos no guarde relación directa con el desempeño de la lucha contra el narcotráfico, los analistas consideran que ambas cuestiones serían evaluadas por el gobierno de EUA en marzo de 1997.

En el noroeste de Colombia está ocurriendo un desastre humanitario. En 1997, se produjeron grandes problemas derivados de los desplazamientos poblacionales y conflictos internos del país. En 1996, 180 mil personas se vieron obligadas a abandonar sus hogares, elevando el número de desplazados a 900 mil.

Estos movimientos poblacionales se deben a la ausencia de un gobierno fuerte y legítimo, una arraigada cultura de violencia política e impunidad, un desigual reparto de la riqueza y del poder, y la consiguiente marginación de grandes segmentos de la sociedad.

Los desplazamientos internos son muy graves en aquellas partes de Colombia donde más altos son los índices de actividad guerrillera y paramilitar.

Las víctimas del desplazamiento son predominantemente campesinos, indígenas y negros, quienes generalmente son indocumentados, por lo cual no pueden ejercer derechos cívicos y políticos, los que frecuentemente se encuentran en medio del fuego cruzado de la guerrilla y los grupos de la contrainsurgencia, siendo víctima de ambos bandos.

Estos individuos pierden sus raíces y sus pertenencias, y comienzan a radicarse en villas miserias o chabolas cercanas a centros urbanos donde las condiciones son miserables y peligrosos, o han intentado huir hacia Panamá (desde donde han sido devueltos), Ecuador y Venezuela.

El problema del desplazamiento en Colombia continúa sin abordarse tanto en el plano nacional como internacional.

PROBLEMATICA SOCIAL

La desigualdad social es preocupante, el 40 % de los habitantes del país se encuentra bajo la línea de pobreza, situación que denigra la condición humana de todo individuo.

A partir de 1955, cuando el Coeficiente de Gini alcanzó su punto más álgido de 0,55, el gobierno debió destinar inversiones en las áreas de salud y educación para favorecer a grupos sociales medios y bajos, obteniendo una leve mejoría en la situación social, sobre todo urbana.

Existen algunas teorías que aseveran que los principales factores de cambio en el Coeficiente de Gini se debieron a la transformación de las condiciones productivas de la agricultura (con el mejoramiento de tierras) y la dinámica de formación del capital humano (con el mejoramiento de la escolaridad, disminución de las disparidades salariales y segmentación del mercado de trabajo).
   

AÑOS
COEFICIENTE DE GINI (2)
1938
0.45
1951
0.52
1954
0.55
1971
0.53
1978
0.48
1988
0.48
1992
0.43
1998
0,53
2006
0,52

El porcentaje de población que vive por debajo de la línea de pobreza es variable en el país. Por ejemplo: en Barranquilla y Medellín más del 50 % de la población vive bajo la línea de pobreza, mientras que en Bogotá es del 40 %. En forma global, los hogares bajo la línea de indigencia se redujeron en el área rural del 38,8 % en 1978 al 31,2 en 1992, pero aumentaron en el área urbana del 3,05 % al 10,32 %. En 1996 era del 14 %.

Con esta breve descripción podemos ver una forma más de violación a los derechos humanos, donde casi el 50 % de la población se encuentra, claramente, en una situación de inferioridad con respecto al resto y privada de cubrir sus necesidades básicas para la supervivencia.

Todo esto, producto de una histórica concentración económica y de poder en manos de unos pocos, agravada en las ultimas décadas por la implementación del modelo económico neoliberal que claramente impide el desarrollo político, humano, y social de la población que habita el país.

Entre 1970 y 1986 los niveles de pobreza disminuyeron considerablemente, pero en los últimos años no ha habido mejoras sensibles en este aspecto. Según un estimativo conservador basado en el criterio de necesidades básicas insatisfechas (vivienda, educación, servicios públicos, etc.), el porcentaje de pobres es del 39% de la población (14.430.000 personas). Sin embargo esta cifra sube al 54% (19.800.000 personas) si tenemos en cuenta como criterio la llamada línea de pobreza.

Actualmente, la seguridad social sólo cubre al 20% de la población cuando, según un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el promedio de cobertura de América Latina para el período 1985-1988 era del 43%.

La expectativa de vida para los hombres es de 68 años, mientras que para las mujeres es de 74 años. El índice de mortalidad infantil es del 25 por mil (en Estados Unidos es del 8 por mil y en Suiza del 4 por mil).

DESEMPLEO

Colombia tiene una fuerza laboral de 16.000.000 de personas, de las cuales 2.400.000 (15%) son desocupados.

Las contradicciones intrínsecas del modelo de desarrollo económico y las profundas desigualdades económico-sociales que éste ha generado, se han convertido en una de las principales fuentes de los conflictos que ha padecido Colombia en las últimas décadas.

Los actores principales de esta situación de permanente conflicto son los grupos de guerrilla, los grupo paramilitares, las Fuerzas Armadas, el propio Estado colombiano, y en los últimos años el mismísimo gobierno norteamericano, preocupado por "afianzar la paz en la zona" (más del 50% de los recursos militares destinados por Estados Unidos al continente son para Colombia).

CONCENTRACION DE LA RIQUEZA

La concentración del ingreso es muy alta: mientras el 50% más pobre sólo recibe el 17,6% del ingreso, el 20% más rico recibe el 55%.

En el sector agrario, mientras el 2% de los propietarios posee el 40% de las tierras, el 63% de los campesinos es propietario solamente del 5% de la superficie cultivable.

El gasto social público ha disminuido considerablemente. Mientras en 1984 representaba el 9,4% del PBI, en 1989 descendió al 7,6%, en tanto que el pago cumplido por el servicio de la deuda pasaba de representar el 3,1% del PBI al 7,5% en esos mismos años. Igualmente, la participación en el PBI de la remuneración al trabajo ha bajado del 44% en 1983 al 39% en 1990.
 


Foto AutorEsta página fue hecha por Luis DALLANEGRA PEDRAZA

* Doctor en Ciencia Política y Relaciones Internacionales (Universidad Nacional de Rosario, Argentina). Profesor y Evaluador en Cursos de Grado, Postgrado y Doctorado en el país y en el exterior.  Director del Centro de Estudios Internacionales Argentinos (CEINAR) y de la Revista Argentina de Relaciones Internacionales, 1977-1981. Miembro Observador Internacional del Comité Internacional de Apoyo y Verificación CIAV-OEA en la "desmovilización" de la guerrilla "contra" en Nicaragua, 1990. Director de Doctorado en Relaciones Internacionales, Universidad Nacional de Rosario, Rosario, Argentina, 2002-2005. Investigador Científico del "Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas" (CONICET).


e-Mail: luisdallanegra@gmail.com 
Home    Arriba Up A Colombia 
© DALLANEGRA PEDRAZA, Luis, Colombia: Actores y Problematica: Marco y Antecedentes Historicos, http://luisdallanegra.bravehost.com/Amlat/colosoci.htm

(1)En el marco histórico-político, social y económico de este trabajo, han colaborado los alumnos: Asselbon, Fernando González, Serafinof y Sheila Kyte (alumna de intercambio, de Estados Unidos de América), de quinto año de la Carrera de Ciencia Política de la Universidad del Salvador (1999), Cátedra Sistemas Políticos Latinoamericanos Comparados, bajo mi dirección.
 
(2)FUENTE: Londoño, Juan Luis. "Desigualdad, Pobreza, Democracia y Política Social", Departamento Técnico del Banco Mundial para América Latina.